Ir al contenido principal

Planterase si una está haciendo las cosas bien creo que es síntoma de que las está haciendo bien ( o que está en ello)



Mi última búsqueda en Google ha sido "En Viena nieva?" No me ha quedado claro de si sí o si no, pero he pensado que como cambiando el orden de las letras de Viena sale nieva, lo más seguro es que sí, que en Viena nieva.

En mi búsqueda he encontrado un cuadro de un pintor flamenco, Pieter Brueghel el Viejo, llamado "Los cazadores de nieve". No salen unos hombres con grandes jaulas llenas de nieve pero el título es inspirador.

Sí, tal vez yo sea ahora una cazadora de nieve.

Dibujar nieve es aburrido y colorearla aún más, por eso, Carol y yo decidimos adornar nuestro belén con otro tipo de escenario más colorido. Nos fuimos a los chinos y tuve una idea ... "¿por qué no compramos un cuaderno de esos de colorear y coloreamos lo que nos parezca más indie? Luego lo recortamos y lo ponemos de fondo en el belén." Descubrimos que los chinos tienen dedicado todo un pasillo a los cuadernos para colorear, así que nos llevo un rato decidirnos.

Luego, ya en casa, Carol hizo un test indie a los dibujos. El test indie se basa en mirar todos los dibujos uno por uno y decir si son indies o no. Por ejemplo, una lámpara de noche no es indie, pero una oveja sí. Un delfín no es indie, pero un pulpo... un pulpo yes. Un helado es indie, pero una naranja no. Un tren es indie pero un camión no. Y bueno, el flequillo del troglodita es indie pero la maza no. La verdad es que el criterio en el que nos basamos es algo abstracto, por decir algo. Finalmente la selección fue: Una avioneta, un paraguas, un señor con bigote y gorra que Carol dice que es un farolero (?), un cohete, un perrillo, un muñeco de nieve y una guitarra. Una vez escogidos, los pintamos con rotuladores carioca y montamos el belén.

Cada día me planteo si estoy haciendo bien las cosas. Bueno, cada día no, cada tres. Tengo uno de planteamiento, uno de afirmación y otro de duda. Así que, bueno, es como empezar de nuevo cada 3 mañanas. Supongo que es lo que tiene trabajar con personas. Personas, personas, personas. En ocasiones me asusta pensar que son personas, por la responsabilidad que conlleva. Durante la borrachera de mi cumpleaños esa fue mi gran revelación, que somos personas. Gente que respira, sale a la calle como Emilio y se mueve por ahí y por aquí, por el mundo.

Comentarios