Ir al contenido principal

Capítulo 4. Los pensamientos de Danny.


Me duelen las botas, eso quiere decir que empieza a hacer calor. Eso también significa "Justine". El buen tiempo me recuerda a ella, sobre todo al principio, cuando aún sorprenden las tardes largas. Revivo todos los paseos por el jardín, aquellos días en los que el sol aterrizaba en su cuello blanco. Podría haber cerrado el puño, retener una pizca de aquel buen tiempo con ella. Ahora abriría la mano y...
Qué pena, esta es una historia del siglo XIX, con trajes de marinero y de soldado ruso, con barcos, puertos y caballos, en la que la Coca-Cola no es del todo imposible, pero es complicada. Seguramente, por eso no recuerdo ninguna Coca-Cola con ella.

Comentarios