Ir al contenido principal

Sorpresas dentro de la ropa




Cuando te pones una prenda de ropa del revés y sin darte cuenta, tarde o temprano tienes una sorpresa.

Las sorpresas aguardan en la parte interior de las prendas de vestir, o sea, en la parte que toca o que queda más cerca del cuerpo. No sé quién las pone ahí ni cómo se aguantan, tal vez vayan cosidas o pegadas con algún tipo de cola para tejidos, como esa tiras que se enganchan al plancharlas y que las mamás usan para poner el nombre de su hijito en la bata del colegio. En vez del nombre, una sorpresa. Yo qué sé. En cualquier caso, sólo salen a la luz cuando te pones la ropa del revés sin darte cuenta. No se puede engañar a la sorpresa de dentro del jersey poniéndotelo del revés a propósito, así no funciona.

A veces, aunque se cumplan las dos condiciones, del revés y sin darte cuenta, las sorpresas no caen con facilidad. Más de una vez me he descubierto el pijama del revés a las 3 de la mañana y no ha habido ninguna sorpresa.

Comentarios

  1. Yo ese tema lo llevo un poco mal... Soy demasiado ordenada con la ropa y nunca me pongo nada del revés, estoy predestinada a no tener sorpresas, qué rollo.

    Me pregunto por qué las sorpresas se quedan justo en ese lugar. Lo cierto es que yo desconocía la historia de las sorpresas.

    (Me encanta esa foto del rey)

    ResponderEliminar
  2. y las sorpresas que no vienen con la ropa del revés, de donde vienen?

    ;)

    un beso, linda

    ResponderEliminar
  3. No dices si la sorpresa es buena o mala. Supongo que depende de cuando la descubras. Por ejemplo, si es en el baño mientras te acabas de arreglar, es generalmente buena. Si es en clase, delante de un montón de mocosos que se ríen nerviosamente, es mala. (homenaje a barrio sésamo)
    Lara

    ResponderEliminar
  4. este tipo de sorpresas son de tipo peter pan, no cambian con la edad. Véase también tropezones por la calle, calcetines agujereados en la zapatería...ahora no se me ocurren más

    ResponderEliminar
  5. Carol, ya sé que las sorpresas dentro de la ropa no te gustan y que tampoco crees en ellas... Una verdadera pena, tú te lo pierdes, reguapa. Elvis está muy muy adolescente en esta imagen, podría ser una chica. (Bueno, ahí me he pasado)

    ralladura, jajaja... A mí también me ha pasado eso en clase, lo de ponerse el jersey al revés. Se tronchan. Angelicos...

    txeri, jajaja... calcetines agujereados en la zapatería, qué fatalidad! pisar una mierda? no sé si entraría en esa categoría. Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Tampoco nos sorprendemos los que no usamos pijama... claro que de vez en cuando acabamos con la piel del reves a las tres de la mañana y también tiene su qué :)

    ResponderEliminar
  7. i_yomisma1:21 a. m.

    Felicidades por el sexto aniversario del blog! Yo hace tiempo que no me pongo nada del revés y es una pena que no se pueda hacer aposta porque me daban ganas de sorpresas.
    Bs

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje