Ir al contenido principal

La máquina del tiempo



Ayer releí un cuento de Salinger que tuve en mis manos por primera vez el 5/6/05. Tras leerlo, tuve algunos pensamientos parecidos a los de aquel día. Subrayé algunas frases que me gustaron:

" Los rayos o están destinados a uno, o no lo están."

"(...) hizo sonar una nota en el diapasón y los chicos, como si fuesen levantadores de pesas, alzaron sus libros de himnos."

Sé que lo leí el 5 de junio de 2005 porque lo anoté en el blog. Era tarde y quería pasarme la noche despierta, no recuerdo el motivo, amor no correspondido, supongo. Estaba en casa de mis padres, en mi estudio. Hacía algo de calor. Salí a fumarme un cigarrillo a la terraza, contemplé el perfil de las copas de los árboles y, seguramente, fantaseé con una vida como la de ahora.

Comentarios

  1. ...Es bonito mirarse de nuevo hace cinco años en una terraza fumando un cigarrillo y fantaseando con lo que uno sería dentro de cinco años y que esa fantasía se parezca a lo que hay ahora...
    ...A mí a veces me pasa, no siempre, depende de cómo me mire o de qué recuerde que fantseara...
    ...Un abrazo del trompetista invisible...

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito post... Qué bien fantasear con una vida como la de ahora... No se me habría ocurrido ponerlo con esas palabras... Creo que a mí me pasa algo parecido cuando echo la visto cinco años atrás...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. tal vez aquella misma noche en 2005, yo también fantaseara con una vida como la de ahora .)

    me encanta. 'los rayos o están destinados a uno...'.

    por cierto, vaggio, qué genial la foto de cabecera. sigues siendo la reina de los blogs! .)

    un abrazo in-ter-na-cio-nal jaja

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:57 p. m.

    No sé cómo llegué hasta aquí.
    Son esas cosas que pasan...
    Me han gustado mucho tus letras, tus canciones y tus imágenes, así que te seguiré de vez en cuando.
    Saludos desde la otra punta del mapa,
    Ll.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:58 p. m.

    me gusta el efecto maquina del timpo de los blogs y de los cuadernos que se guardan en cajas de zapatos

    un beso paola

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:36 p. m.

    Hola desde el fin den del mundo...me ha gustado mucho lo que has escrito, creo que a mi tb me paso lo mismo, aunque nunca me imagine tan feliz como ahora...
    Saludos desde acá...
    La Jaytay

    ResponderEliminar
  7. Miguel Ángel, trompetista invisible, si el blog sirve para algo es para saber que estabas haciendo hace unos años, recordar lo que te importaba... y comparar. Una abrazo!

    La Penca: claro que te pasa parecido, que lo sé yo y de buena tinta! :D un beso, disfruta.

    Carmen: jjaajaja, te contesto lo mismo, claro que soñabas con una vida como la de ahora, que esto también lo sé de buena tinta. Me gusta mucho lo de reina de los blogs, me lo quedo. Un abrazo, guapa in-ter-na-cio-nal.

    LL: muchas gracias por leer el blog y curiosear por aquí... que para eso está. Saludos de punta a punta.

    Anónimo: el efecto de las cartas guardadas, también. Beso.

    Jaytay: qué bien! pues intenta aprovechar todo lo que puedas y más. Espero que mi saludo te llegue al otro lado!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje