Ir al contenido principal

Y yo estaré vuelta del revés




Hoy he ido a dar una vuelta a la biblioteca para entretenerme, el tiempo de descanso del mediodía sigue siendo una tortura, aunque a veces esté con alguna compañera, que se agradece. Una tortura como cuando era pequeña y tenía que comer en el colegio. Yo quería ser transeúnte y no fija, quería quedarme "algunos días" a comer, pero no todos. Levantar la mano sólo a veces. Estar de paso por el comedor, pagar con una moneda de 500 pesetas y que me dieran el cambio.

Bajaba este mediodía las escaleras de la biblioteca arrastrándome, cuando un grupo de personas mayores de setenta años que asistía a un curso sobre Internet, descubría la pestaña "Imágenes" de Google. Ha sido deslumbrante. He tenido la suerte de presenciar ese magnífico momento de ovaciones y madre mías. En serio, es impactante ver a tanta gente emocionada por algo tan sencillo. Me hago fan y quiero para mí una pestaña de imágenes de Google jamás vista, una pestaña por primera vez, una pestaña sin estrenar, que me saque de la rutina de mis mediodías repetidos.

(Tengo que esperar un año más para poder cantar la canción del vídeo en condiciones. Se me está haciendo más largo... "Yo tengo 33 y tú eres casi una menor/ cómo es posible que entre tú y yo/ exista algo que dure un tiempo.")

Comentarios

  1. Mi madre tiene apuntadas en una libretita mis indicaciones para llegar a google y buscar la página de la telenovela que algunas tardes se pierde. Como no sabe utilizar bien el ratón y lo del doble clic no le sale, tiene que abrir el explorer pinchando y dándole a intro. Bien, pues en su libretita no existe ese tal "intro", ella lo llama "botón gordo" y la verdad es que se apaña divinamente. Es apasionante que algo tan sencillo para muchos sea un mundo para unos pocos. Un saludo :)

    MG

    ResponderEliminar
  2. Esos versos me recuerdan a

    Beautiful Girls

    http://www.youtube.com/watch?v=YioOgY1PdTU&feature=related

    ResponderEliminar
  3. Dos vidas, sí! yo a mi madre también le he hecho algún "esquema" similar, jaja. Son bonitas estas experiencias, gracias por contar la tuya. "Es apasionante que algo tan sencillo para muchos sea un mundo para unos pocos". Muy bueno! Un beso.

    Francis, ahora veo el vídeo, natalie me encanta en la de wong kar way. No he visto esa peli, tiene buena pinta. Por cierto, que salimos en el disco amarillo, no en el rosa, que me equivoqué! jaja

    ResponderEliminar
  4. Cuando me "puse" la Internet, lo guardaba todo: imágenes, midis, gifs animados, fondos de pantalla... Llené toneladas de diskettes con estas cosas. Trabajo de balde, porque ya todo caducó y lo mandé al reciclaje.
    Ahora es mi padre el que, octogenario e internetero de nueva hornada, alucina con los bancales de imágenes que le devuelve el buscador de Google... ¡y se las guarda! El ciclo se repite.
    El otro día, me preguntó que cómo hacía para guardar los vídeos de Youtube. "En los favoritos, papa, pero tienes que registrarte". "¿Y cómo se hace eso?"
    Tutorial en vivo.
    Es raro el día que voy a su casa y no le explico alguna cosa de Internet. Ya está bien que se distraiga.

    Saludos, no recuerdo ahora mismo si había comentado alguna vez, pero leo este blog desde hace tiempo.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho como te remontas en el tiempo, como eres capaz de sobreponer pesetas y pestañas .. y llevarnos a las escenas de comedor de colegio. Siempre te imagino pequeña,lista .. y cada vez más sabia. te quiero

    ResponderEliminar
  6. me encata conocer algunas historias tuyas, como la de la colchoneta o la de querer ser transeúnte ,)

    qué momento, el de la pestaña.

    un besazo, bonita.

    pd. soy lo peor, no te felicité el día de tu cumpleaños... y el momento en el manuela, no cuenta, no? ;)

    ResponderEliminar
  7. La historia de los transeúntes es una de mis preferidas. Y me recuerda al lince bebé...

    Para mí Internet también fue un descubrimiento que me cambió la vida, ya lo creo. Eso y el invento de la cama creo que son para quitarse el sombrero.

    Cuando cumplí los 33 no me impactó demasiado la canción, creo que te impacta a cualquier edad menos a los 33, qué curioso...

    Besos para esperar ;)

    ResponderEliminar
  8. en la cancion SIN TITULO , os descojonais

    ResponderEliminar
  9. Fàtima T., qué bueno lo de guardar imágenes y gifs animados. Yo tuve internet en casa muy pronto, nadie tenía, era un poco rollo no poder compartirlo. Creo que alguna vez sí me habías comentado, me suena. Gracias por hacerlo! Me encanta lo que me has contado de tu padre. Saludos.

    Diley, eres grande, gran persona de corazón enorme. Qué pena me da siempre que nos despedimos. Nos vemos pronto, espero.

    Carmen, claro que vale la felicitación de la tarde en el café Manuela, y también el rato en el bar raro, al que tengo totalmente asociado al Hotel Melancoisla, jaja, ya has usado mi receta?? Qué gracia.

    Carol, a mí también me recuerda a la del lince, es que después de siete años de blog los temas se repiten. Qué bueno que destaques internet junto al invento de la cama, sólo tú haces algo así... Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Francis! sí, es esa! jaja... totalmente. No podíamos aguantar la risa.

    ResponderEliminar
  11. Sí!! Océano mar! me ha encantado, dra vaggio!! me lo bebí en tres tardes ,)

    (gracias!!)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje