Ir al contenido principal

Salvadas



Me he salvado de un precipicio y aún tengo el susto en el cuerpo, pero ahora sí estoy en el lugar que deseaba. Mi ilusión es un folio Din-A4 intacto. Carol Blenk, escarbaré y buscaré un diamante bajo la tierra.

Comentarios

  1. Has hecho que recuerde una anécdota que me contaron sobre Dani DeVito. No sé si es verdad o no, pero dicen que hace años fue a Madrid a presentar una película. La ciudad (para variar) estaba en obras. Cuentan que se despidió con un "Les deseo mucha suerte a los madrileños en su búsqueda del tesoro".

    Fijo que encuentras ese diamante, aviadora.

    ResponderEliminar
  2. un A4 es una buena medida :)

    ResponderEliminar
  3. Los tesoros nunca fueron tan faciles de encontrar. aun así suerte, estamos en verano, muy buena época para conocer a cazatesoros , van por la playa buscandolos con un aparato que detecta metales. corazones en caza y captura aun no, pero tiempo al tiempo...

    ResponderEliminar
  4. Tú ya eres un diamante.

    ResponderEliminar
  5. No hay mayor satisfacción que estar en el lugar deseado...Encuentra pronto ese diamante para Carol, no pierdas más tiempo, escarba.
    Besos y suerte en tu búsqueda

    ResponderEliminar
  6. Suerte en tu búsqueda, y sobre todo tenacidad para encontrarlo. Tienes un bonito blog, blanquísimo.
    Saludo.

    ResponderEliminar
  7. Marta, qué buena esa anécdota... la verdad es que sí, en algunas ciudades parace que busquen el arca perdida.

    candela, ahora que pienso, podría ser un A-3, que es más grande :D

    sindrome, una de las condiciones de los tesoros es que tienen que ser difíciles de encontrar. Sip!

    María, :)

    Etcétera, sí, que a veces lo perdemos. El tiempo, digo. Más besos!

    Juan C., me alegra que te guste, a mí me encantan los blogs blancos. Gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje