Ir al contenido principal

Jamás, jamás, jamás te olvidaré, Ike.



Mi amigo Ike, compañero del alma, Enriquito, mi hermano mayor, una parte de mí: 

Hoy he ido a trabajar pensando que era el primer día que no estabas en el mundo y todo me ha parecido extraño, ajeno, de otros. Pero te he sentido muy cerca, como cuando caminabas a mi lado por las calles de la Alfama.  Me enseñaste tantas cosas. Compartimos muchas noches en vela.  Nos gustaba un montón hablar de las chicas que no nos hacían caso. Ellas se lo pierden, decías. Y yo añadía, "y nosotros, también!"

Me cuesta escribirlo todo, es como cuando quiero nadar todo el mar, no se puede. Ahora me pasa lo mismo, que no puedo escribírtelo todo y me gustaría poder hacerlo. Aunque ya no puedas leerme, sé que lo hacías siempre. Sé que nos conocimos gracias a este lugar, que para mí es una habitación más de mi casa. Te dije hace menos de dos meses que cuando pasaras miedo pensases que yo estaba ahí contigo, a tu lado, porque te llevaba en el corazón. En mi corazón desde aquella noche que te conocí en Barcelona y tomamos unas cañas en Paseo de Gracia. Pocos meses después nos encontrábamos en nuestra imaginada Lisboa. Allí lo planeamos todo. Tal vez, tú planeaste que yo conociera a Carol , sabías que era lo mejor que podía pasarme. Nos fuimos a soñar a Lisboa juntos, ya lo tengo claro, y siempre, cada día, me he sentado y me sentaré contigo en aquel mirador, por encima de los tejados. ¿Qué buscábamos? ¿Qué encontramos? Yo te encontré a ti.

Todo ha vuelto a mi memoria de golpe. Todos los cómics que me regalaste, el bolso en forma de guitarra, las cartas portuguesas, las cartas de Pessoa, la comida en casa de mis padres con María, todos tus dibujos, tu canción de cumpleaños feliz,  el piano,  tus mails de todas las mañanas, el infarto de mi padre, el hospital, la película de Kar Wei en el cine, tu amigo Eduardo, la cena en casa de Merche y Eli para desbloqueranos los chakras, las llamadas de teléfono, el tranvia, las caipirinhas, las braguitas tendidas en el balcón, tus perros, tu hermana, tus amigos –de los que tanto me hablaste–, el tipo de la pensión, el ascensor de la pensión, nuestro tatuaje, mis trenzas, tu risa, tus palabras, tu abrazo. Tu compañía.

Siempre te querré, amigo, siempre. Y te lo dije mil veces. Te lo digo otra más. Y ojalá pudiera volver atrás y convencerte de algunas cosas, Ike. Y ojalá pudiera estar más contigo de lo que estuve. Maldita sea.

Desde hoy, una parte de mí ya no está porque te la has llevado contigo,  lo siento así. Como aquella Lisboa a la que ya jamás podremos volver juntos. Pero siempre estaremos ahí, Ike, tú y yo, haciendo planes, camarada. Estás en mí.

Amigo Ike, no quiero irme de este post, no quiero despedirme de ti. Caminaremos siempre juntos.
Te quería mucho. Lo sabías. Lo sé.



Comentarios

  1. Anónimo12:39 a. m.

    Sólo puedo decir que como soy masoca, lo he leído hasta el final :(

    ResponderEliminar
  2. Se perfectamente como te sientes, no estás sola. El jefe estará siempre conmigo como contigo. Pocas veces la vida te regala alguien tan especial, y como él... solo una vez. El dolor pasará algún día. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ufffffff aviadora, como duele...
    Un abrazo, te acompaño.
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Rebuscando encontré aquel programa especial de Podfabs! donde celebrábamos su cumpleaños...
    http://fabuloseando.podomatic.com/entry/2006-05-21T14_07_01-07_00
    Ike, no te vamos a olvidar.

    ResponderEliminar
  5. demasiado grande esta pérdida. demasiado

    ResponderEliminar
  6. La noticia me emocionó, pero leer este post aún más porque también a través de lo que escribes, de tu vivencia, muestras lo grande que era Ike.

    Olvidarlo, eso es imposible.

    ResponderEliminar
  7. El viernes, dirige La2N (las noticias de la 2 de Mara Torres) Cristina Rosenvige

    ResponderEliminar
  8. Avui mateix m'ha arribat la notícia i m'he quedat gelat, amb un nus a la gola que ni mirant les caricatures que ens va fer se m'ha passat. Fa temps que no comento, i em sap greu fer-ho ara. Una abraçada ben forta.

    ResponderEliminar
  9. Lo siento mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por vuestros ánimos y vuestro recuerdo para Ike.

    Eduardo, qué suerte tuvimos conociéndole. Allá dónde esté será en paz, por lo grande y buena persona que era.

    nieves, Duna, Candela, hans K, jelly, qué puedo decir... gracias.

    Ra, lo buscaré por ahí para verlo porque no me acordé. Gracias.

    Ferran, noi... vaig obrir el mail per escriure't i explicar-t'ho (t'ho prometo, vaig buscar el teu nou bloc i tot) perquè vaig veure aquelles caricatures que l'Ike ens va fer i vaig recordar que també l'havies conegut i que guardaries un bon record d'ell, però em sabia greu, després de tant de temps, escriure't per una cosa així. Espero que tot vagi bé. Un petó.

    ResponderEliminar
  11. ictioscopio, me pegué un hartón de llorar escuchando ese fabuloseadno dedicado a ike, pero también me reí... Fue un regalo muy bonito. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2:25 p. m.

    Hasta hoy no he sido capaz de leer tus palabras y agradecerte el infinito cariño que diste a mi hermano. Mil besos de Sonia, su afortunada hermana mayor.

    ResponderEliminar
  13. Sonia, mil besos más para ti, para tu hermana y tu madre. El infinito cariño fue el que nos dio Ike.

    ResponderEliminar
  14. Hola, Paola. Nunca te digo nada cuando vengo por aquí (¡aunque debería!); ojalá no tuviera que hacerlo hoy. Lo siento, lo siento muchísimo. Traté a Ike poco tiempo, pero en ese poco le cogí mucho cariño.
    Un beso muy grande, amiga. Lo siento.

    ResponderEliminar
  15. He sentido tu dolor como si fuera propio.Odio las despedidas. Me pongo a tu lado. besos y una sonrisa.
    Eva

    ResponderEliminar
  16. Querido Juan, fue una suerte conocerle, a muchos nos dio su cariño porque era generoso y de gran corazón, y no son frases hechas. Feliz año, avellana.

    etcétera, gracias por tu apoyo. feliz año, guapa, que el 2012 llegue cargado de salud, que es lo más importante.

    ResponderEliminar
  17. Siento la pérdida, a mi también se me ha ido un amigo muy querido este año pasado, y el hueco parece no llenarse nunca.

    Feliz (espero) año nuevo.

    ResponderEliminar
  18. ostres. m'acabo de quedar de pedra. Des d'aquell dia que ens vas presentar ja només ens vam parlar una mica per telèfon i anys més tard un parell d'emails d'haver-nos trobat per flickr i facebook. Però recordo l'Ike com una de les persones no solament més creatives sinó més generoses que he conegut i assabentar-me ara d'això (mira que tard!) fa un mal... Una abraçada.

    ResponderEliminar
  19. gracias Anais, espero que estés bien. Siento mucho lo de tu amigo. Un abrazo

    Gràcies Bel, el Ike era una persona fantàstica, i de seguida tse't guanyava el cor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje