Ir al contenido principal

C-58

Hace un tiempo pensé en una historia para una novela. La planifiqué y empecé a escribirla, pero no la acabé porque me enfrié. Pasaron algunas cosas en mi vida, cualquiera de esas cosas que suceden en las películas durante hora y media. Ahora podría retormar la escritura, pero no me apetece, o eso creo. Sigue ahí y tal vez algún día la acabe.

Uno de los personajes, Natalia, se mudaba a un piso al borde de la C-58. Se asomaba a la ventana y contemplaba los coches de la carretera. La puesta de sol y las luces rojas de freno. Yo soy una de esas conductoras que circulan despacio y se paran de vez en cuando en el atasco de todas las mañanas. Mi personaje me ve desde su casa. Cuando voy con Carol le digo, mira, ahí vive Natalia... y me la imagino en una silla, esperando a que avance el capítulo en el que me quedé para que pueda vivir su historia.

Hace un par de días, a cinco paradas de metro de mi trabajo, un buen amigo me presentó a una de sus compañeras. Casualmente vivía al borde de la C-58. La chica me contó que mientras fregaba los platos veía los coches y unas montañas a lo lejos, esas que yo siempre pienso que no pegan ahí, que parecen de otra parte.

Y eso es todo.

Supongo que cualquiera puede aparecer en alguna novela o en una película de hora y media.

¿Y si Natalia es la que escribe? Yo podría ser su personaje.


Comentarios

  1. Mientras que tu y Natalia imaginaria hablais descubro que la escena desde donde se podria divisar todo, al otro lado de la pantalla bien podria tratarse de algunas de las casas de la pelicula La ventana indiscreta...

    ResponderEliminar
  2. Seguro que todos somos personajes de alguna ficción. (Mi cabecita, de pequeña, narraba las cosas que me iban pasando, en el mismo instante en que pasaban, como si fuesen fragmentos de un cuento, como si, en vez pensar en primera persona lo hiciese en narrador omnisciente. Así que sí, seguro que todos vivimos dentro de algun libro, en una canción o en un film...) :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje