Ir al contenido principal

Para Ike, 365 días contigo

Amigo mío,

Ya hace un año que te fuiste. No sé qué escribirte porque me he quedado en blanco estos días. Sé que nos lees. No sé cómo ni desde dónde, pero estás ahí. No voy a engañarte: contigo se fue algo de mí, algo bello como un verano, y a menudo lloro por eso. Tengo unas ganas locas de soñar que nos reencontramos, pero no lo consigo. Ojalá estemos reviviendo en algún lugar todo lo bueno que nos pasó juntos.

En el 2012 ha habido de todo, pero hemos salido adelante, Ike, porque a pesar de la dificultad siempre hubo un camino claro al que volver sana y sin barro, y sé que era el que tú querías para mí. Alégrate porque estamos bien. Estamos muy bien. Con muchos proyectos en mente que sé que te encantarían. Te hemos escrito un villancico que pronto grabaré para poder colgarlo en el blog. Es una canción de Navidad, de esas que me gustan a mí. Sigues en mí, en todo lo que siento.

Por cierto, le hemos encontrado novia a tu robot: es guapísima, un pelín alta, sí, pero tiene un corazoncillo en su interior que baila cuando le damos cuerda. Robotillo está fascinado con ella.


Te queremos, Ike, y te acompañamos.


Comentarios

  1. Entrañable, muy entrañable.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Jo, yo quiero un Robotillo. Me´enamorao.

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo, maja.

    ResponderEliminar
  4. hay gente que no se va nunca. yo eso lo sé. también le escribo cartas a C.

    un abrazo, linda.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje