Lo que pasa en los gimnasios

Hoy he intercambiado miradas a través de un espejo con una chica a la que suelo ver siempre en el gimnasio. Yo me estaba arreglando el pelo -después de la ducha- y por el espejo he visto cómo me observaba. Ha sido como mirarse en otra dimensión. ¿No es alucinante lo que puede llegar a suceder en los gimnasios?

Comentarios

  1. A mí nunca me sucedió nada en el gimnasio, y al final lo dejé.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje secreto.

Entradas populares de este blog

Poema de Sor Juana y ondas

Covid free o por lo menos lo parece

#17 (Diari de l’estiu 2021)