Ir al contenido principal

Soledad en la época digital


Raise your glass
We’re going to drink now till the summer’s past...
(The Delgados - Coming in from the cold)

Esta canción de The Delgados me acompaña muchas mañanas, es mi hora preferida para escucharla.
El vídeo no me gusta demasiado, pero eso es lo de menos.
Tengo un montón de cosas en la cabeza y me siento agotada. Siento que pasan las semanas de manera fugaz. No sé si todas tienen un sentido. Eso no debería angustiarme. Es esta vida en la que andamos metidos, cada día tiene que haber algo divertido o interesante que compartir. Tranqui, que nadie se ofenda, yo también estoy metida en el ajo.

Conozco a una persona que es una especie de Facebook andante, cada mañana, durante el café, te cuenta alguna anécdota o algo inusual para buscar tu aprobación, tu "me gusta". Me cansa muchísimo, pero si ella es feliz, adelante. Ingrid me ha dicho que en las redes sociales únicamente reflejamos aquello que queremos ser. Todo venía a propósito de un tipo de soledad que creo que se instaurará muy pronto y será la soledad digital. Aunque Ingrid tiene razón sobre eso de que sólo mostramos lo que queremos ser, en el fondo, lo que también nos pasa es que a menudo no nos conocemos tanto como para reflejar algo que sea nosotros mismos.

Hacía mil años que no nombraba a Ingrid en el blog. Es bonito que los amores cambien con el tiempo sin que el cariño se degrade.


Comentarios

  1. ya está instaurada hace mucho la soledad digital, al menos yo la siento.

    ResponderEliminar
  2. Ingrid (esa no)12:16 p. m.

    Razón tienes, en todo. Pero creo que el verdadero problema viene porque desde pequeños nos machacan con la idea de que estar solo o querer estarlo es un pecado terrible. A mí siempre me ha encantado estar sola, casi nunca me he aburrido. Y si te aburrres, pues te compras un burro, o lees, o algo. Tampoco me parece tan grave. No sé por qué está prohibido ir a un concierto o a un partido solo. Hoy en día las personas (incluidos los niños) no pueden/deben aburrirse: por eso están todas las criaturas como cabras y por eso todo el aprendizaje es monótono y teledirigido (haz esto - aprende lo otro - no te muevas - etc.). Y de ahí lo de contarlo todo-todo-y-todo: que no se note que me aburro o que a veces estoy solo, no vaya a ser que me convierta en un paria.

    Pero divago.

    http://www.amazon.com/The-Connection-Gap-Americans-Alone/dp/0813529794

    Es un poco viejo y de antes de que aparecieran las redes sociales, pero es un libro excelente.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:01 p. m.

    Ingrid la enfermera. Siempre me gustará esa historia.

    ResponderEliminar
  4. sonrisas digitales.
    Etcétera

    ResponderEliminar
  5. Pues Ingrid lleva razón...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje