Ir al contenido principal

Los cumpleaños de las mamás



Hoy, 13/01/2013, mi madre ha cumplido años y ha soplado unas velas de chocolate en forma de 6 y de 3 sobre un nevadísimo pastel de brioche con almendra y nata. Ha pedido el deseo con los ojos cerrados y mi padre le ha hecho una foto en la que hemos salido él y yo reflejados en el espejo.

Por la tarde, cuando ya se ha acabado el cumpleaños –porque llega un momento en el que se acaba; cuando eras pequeña también, y tus amigos se iban y quedaba una corteza en el plato– y me he ido de mi casa, he sentido una especie de melancolía. Siempre me pasa. Me acuerdo de cuando era adolescente y leía más que ahora. Allí se han quedado mis padres y los dos perros, mirando el marco  digital que parpadea fotos. En muchas salimos Carol y yo en el apartamento o en la playa. Ella y yo, en foto, siempre estamos en Formentera. Es algo así como una realidad paralela que nos acompaña durante todo el año.

Feliz cumpleaños, mama, mi persona preferida, empatada a puntos con el papa (no con el del Vaticano, se entiende).



Comentarios

  1. Esta mañana Xispa (perrita blanca la dueña de la cual es mi hermana) y yo hemos salido a pasear y a comprar el periódico y el pan. En la panadería, mientras Xispa esperaba fuera, he tenido un arrebato y he comprado un brioche con almendras y nata para después de comer.
    Leyendo tu post he tenido la sensación de haber celebrado sin saberlo el cumpleaños de tu madre. ¡Muchas felicidades para ella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito, Anna!! Están buenísimos los brioches de almendras, a mí son los únicos que me gustan. Un besazo y gracias por compartir la casualidad.

      Eliminar
  2. Mi cumpleaños siempre era bastante solitario porque como caía en una época en la que ya no había colegio, pues nadie se acordaba de felicitarme, era un no-cumpleaños o un invisible-cumpleaños.

    A mí ahora me da un poco de pena cumplir años pero no que los cumpla mi madre, aunque ella jamás lo celebra, ya sabes, es muy inglesa.

    Añoro el verano.

    (No te pienses que este comentario es tristillo, lo parece, pero no lo es)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi cumpleaños siempre caía en puente y nunca podía llevar caramelos para mis amiguitas :P Bueno, ya pronto el verano está aquí.

      Eliminar
  3. a mí lo que más me gusta de las fiestas de cumpleaños es pedir un deseo muy largo al soplar las velas. un deseo tan largo que parecen varios deseos encadenados.

    felicidades a tu persona preferida en el mundo, linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen!!! A mí también me gusta el deseo. De hecho, me parece el momento más importante de un cumpleaños. Y siempre pido algo general que incluya varios deseos. ¿Cómo somos, eh? ¡Jo, qué ganas de verte! Besos, bonita.

      Eliminar
  4. Pues yo nunca pido deseos ni soplo velas, tita Paola. Claro, es que soy perrilla.
    Un beso
    Tita guau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te lo vas a creer, Tita, pero hay una empresa que hace pasteles para perrillas como tú. Lo escuché el otro día en la radio.

      Eliminar
  5. De un tiempo para acá yo soy la encargada de preparar las tartas de cumpleaños. Me gusta. Ahora siempre que me ven aparecer se alegran.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades a "la madre que te parió" !!
    :) :) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias!!!! La verdad es que fue cesárea, pero se entiende :P Un besazo

      Eliminar
  7. :) parpadeando fotos... jajaj me gustó! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura! Es que van pasando así, como si cerrara los ojos. :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje