Ir al contenido principal

Post de sábado por la noche





Estaba sola en casa y me he puesto a ver Bass Ackwards (2010). La he escogido gracias a un comentario que decía "Películas como ésta son las que me hacen amar el cine" y he pensado que valía la pena hacerle caso a alguien tan entusiasta. 

Es la típica peli en la que empatizas con el protagonista porque comete un montón de errores absurdos y se enamora de quien no debe. Por eso, sus gestos románticos no van a ninguna parte. Te da un poco de pena, pero a todos nos ha pasado alguna vez. El vertedero de gestos sentimentales inútiles está a rebosar. Un apunte: entre esa montaña de basura romántica que estoy imaginando, creo que también hay televisores y neumáticos antiguos. 

Al mismo tiempo, el chico de la película se queda sin casa porque vive con un amigo y su novia, así que necesitan intimidad. Total, que decide lanzarse a la carretera con una furgoneta súper vieja y destartalada para, entre otras cosas, olvidar a la chica. En el camino conoce a personas que hablan poco pero que cuando lo hacen, lo clavan. 

Mientras veía la peli me ha llamado mi madre dándome la noticia de una muerte. Pero no voy a ir al entierro porque no le conocía, sería absurdo ir. Pero lo siento mucho por la familia.

A media película me he hecho un bocadillo de bimbo de tres pisos, con lechuga, tomate y atún, de esos que cuando le das el primer mordisco se te desmonta todo y la única solución es cogerlo tan fuerte que se te quedan los dedos marcados en el pan como si fueran un molde de barro de los que hacíamos en el cole para el día del padre. (Ahora ya no se hace nada, ni para el día de la madre ni para el día del padre, alguien ha decidido que es de niños antiguos.) 

Voy a hacer una última reflexión antes de finalizar este post tan crucial: creo que no podría vivir sin atún. De hecho, como atún día sí, día no, ya que hacerlo cada día sería perjudicial para mi salud. El mes pasado compré 70 latas de atún de una vez para que me duraran mucho tiempo. 





Comentarios

  1. ¿¿¿¿¿70 latas????? :-O ¡¡¡Pero muchacha!!!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, yo también soy de atún casi a diario. Es tan socorrido abrir una lata.... y pega con tantas cosas. El atún es un alimento muy sociable. 70 serían muchas para mi despensa, pero unas pocas docenas siempre tengo.
    Besitos
    Etcétera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando era pequeña me encantaba con ketchup, lo has probado? es celestial.

      Eliminar
  3. http://www.youtube.com/watch?v=umKVAQw8O9k

    Vivo con alguien que es adicto al atún tambien y siempre le canto esta canción!

    Una sonrisa entre lechugas!

    ResponderEliminar
  4. jajajaja este post me parece maravilloso... hay quien pensará que no es tan crucial, pero y tanto que lo es. Me parto con lo de las 70 latas de atún, pequeñas locuras divertidas que me encantan. a mí me gusta con mayonesa en el pan y poco más, pero seguro que es porque no le he dado muchas oportunidades.
    Besos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje