Ir al contenido principal

Escoger un camino






Puse una muestra de mi vida entre dos cristales y la observé en el microscopio. Vi un cúmulo de organismos intercelulares moviéndose de aquí para allá que compartían un mismo espacio, sin orden; minúsculas piezas aisladas las unas de las otras: migas de pan de un gran día; una cicatriz en la espalda; un sueño como el principio de todo; una voz pronunciando la palabra "feliz" de un modo distinto; alguien pintándose los labios para mí. Y al recuperar, de nuevo, la medida de mis ojos, supe que era preciso construir caminos para escoger el mío. Establecer un orden, como el día y la noche, como el calendario, y avanzar.


Comentarios

  1. Ayer terminé de leer Biografia del hambre de Amelie Nothomb. En él la vida de uno de los personajes cambia en un instante solamente por haber pronunciado sin querer la palabra : NO

    Resulta terrorifico pensar que por un error, el sueño que habiamos ansiado se desvanece.

    ResponderEliminar
  2. Construir caminos y construir los días...

    ResponderEliminar
  3. Tita, Pao. Para mí nadie se pinta los labios pero la mami sí que me dice muchas veces NO...como soy perrilla.
    Guaubesos
    Perrilla Tita

    ResponderEliminar
  4. Contagia sutilmente de ganas y de una sonrisa conforme avanza la lectura.

    :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje