Ir al contenido principal

post 1019: mi corazón calza unas nike air

Estoy contenta porque me voy de vacaciones a Nueva York, tengo una sensación bonita de libertad, belleza e incertidumbre. Y no me importa si en algún momento siento soledad porque será como nadar: siempre hay un momento crítico, pero luego están esos otros metros increíbles. Pero la vida no es guay exclusivamente porque me vaya de vacaciones, que también. Esta mañana, por ejemplo, estaba desayunando con unas amigas y en la radio sonaba una canción de la BSO de Dirty Dancing y nos hemos puesto a bailar. Entonces la vida ha sido muy guay.

Hoy me he dado cuenta, mientras tomaba un helado con mi amigo Juan, de que en el fondo, para mí, estas próximas cinco semanas son las Nike Air de bota que me trajo como regalo de la ciudad una amiga de mi padre que la visitó en 1988. En ese momento, las zapatillas me iban grandes -ella no sabía mi número exacto-, pero las llevaba con calcetines gruesos. Joder, es que me encantaban.

Hoy, mientras una camarera nos servía en Barcelona, y me preguntaba hasta tres veces si en vez de ensalada quería patatas, porque estaban muy buenas, he tenido muchas ganas de decirle a la chica, siéntate, cuéntanos tu vida. Qué haces aquí, dónde vives, de dónde es exactamente tu acento del sur. Queremos aprender de ti. Y dinos, también, algo que no nos sirva de nada, algo que podamos olvidar. Y lo mismo nos ha pasado con el heladero, un chico amabilísimo y guapísimo, que nos miraba a los ojos, que nos ha deseado buena tarde, que nos ha puesto el helado con amor. Porque aquello era tan maravilloso que tenía que ser amor. Cuéntanos tu vida, chico de la heladería, a qué hora te levantas, de dónde vienen los helados, ¿los haces tú?, ¿qué riesgos debes evitar en una heladería?, ¿a qué temperatura debes mantenerlos?, ¿qué pasa si se descongelan?





Comentarios

  1. Qué bello ese "algo que no sirva de nada y se pueda olvidar..."
    Me encanta tu contentura, aviateur.
    besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Me encanta. Me paso lo mismo el otro dia en un aeropuerto. Dos veces. La gente es maravillosa y la vida es guay. Y las vacaciones son lo mas. Sobre todo si vienes a NY!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta. Me paso lo mismo el otro dia en un aeropuerto. Dos veces. La gente es maravillosa y la vida es guay. Y las vacaciones son lo mas. Sobre todo si vienes a NY!

    ResponderEliminar

  4. siempre tuerzo el morro cuando (casi) me exigen saber por qué narices no quiero ir a nueva york.
    igual es porque todo el mundo habla de nueva york. o porque las distancias cortas hacen que las verdades se desdibujen y al final me acabe gustando. (cambiar de opinión me parece algo cansado... y a veces, me puede la pereza)
    tus zapatillas me han recordado a mi bici roja. en la que no podía dar vueltas al completo porque no me llegaban las piernas. y me movía por el pasillo de casa a trancas. ^^

    p.d. algo que no queramos olvidar es lo que me gustaría escuchar a mí.

    ResponderEliminar
  5. Los dos últimos posts son extraordinarios. Qué gran escritora. Qué vaga. Qué ganas de vivir. Te leo desde lejos, desde Galicia, en absoluta soledad (aunque suene Linda en la radio). Y quiero escucharte diciendo: Todo va a salir bien. Y quiero que todo nos salga bien (aunque todo sea muy grande, informe, y no se deje atrapar en las páginas de contactos).
    Salud.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje