Ir al contenido principal

1053 entradas conmigo






Después de cenar, Juan y yo fuimos  a la terraza del Hotel Axel. Hay buenas vistas de Barcelona desde allí, pero todo me parecía muy pequeñito ayer, como si pudiera llevármelo en el bolsillo. Muy humanista. No tenía ni un poco de vértigo. Creo que he crecido unos cuantos centímetros, como cuando nos medíamos y hacíamos una marca en la pared. Mi raya actual ya no coincide con la última.

La noche es preciosa en cualquier lugar. Mi franja del día es de 20:30 en adelante. Estoy más receptiva. Me parece un momento lleno de posibilidades. Se dibujan los edificios que durante el día se levantan. Sería algo así. Es como cuando llueve, que es algo común a todos. Y siempre es la misma noche la que nos espera. Vuelves al día siguiente y sigue allí. Todos necesitamos contar con algo que no se vaya. La noche es lo más parecido a nosotros mismos. Es importante volver a uno mismo cuando te pierdes.

Una amiga de la que me enamoré a los 18 años decía que siempre se podía contar con los cambios. Lo debió leer en algún libro. Luego estuvo mucho tiempo enganchada a la cocaína y al final se casó con un tío que la trataba fatal. El tema del cambio no surgió. Como dicen en (500) Days of Summera veces desperdiciamos el cariño. Pero el amor que se da siempre se queda en uno de algún modo, porque es algo que nace de ti y has sido capaz de producir, como si fueras un generador eléctrico imparable e itinerante. El amor se transforma, lo que dimos nos hace un poco más grandes y la raya de la pared sube unos centímetros. Sucede, entonces, que estás en la terraza de un hotel y lo puedes alcanzar todo con la mano. 

Me gustaría sentirme permanentemente gigante. Es mi reto para antes de que acabe el año. A ver si ahora me voy a volver engreída. Pero cuando te conviertes, te das cuenta, no? De qué modo te afecta negativamente? Por qué cosas lloras? Deseas no serlo? 

Esta viñeta es a propósito de la peli, está lograda. 







Comentarios

  1. Todo está al alcance de nuestra mano, todo depende de la perspectiva con la que lo veamos.
    Me encantó esa película y su BSO, aunque pueda resultar un tanto agridulce. El amor puede hacernos volver ciegos...
    Viste tu nuevo piso des de las alturas?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje