Ir al contenido principal

1055. Panolis Anónimos.






"Hola, me llamo Paola y quiero dejar de enamorarme." Así he empezado mi relato esta mañana delante de todos los demás, que estaban sentados en sillas de Ikea, formando un círculo. Me miraban como si yo no pudiera contarles algo distinto. Efectivamente, no podía. Mi historia se ha basado en un resumen de todas las experiencias amorosas en las que he hecho el panoli. Desfortunadamente, soy muy dada a hacerlo, así que me he alargado bastante. Margareth, una camarera de diner americano, muy muy sensible, ha roto a llorar después de mi intervención. "¿Más café, Margareth? -le ha preguntado el psicólogo-, a lo que ella ha respondido, "Tu puta madre", a lo que él ha respondido, "esta bien, tranquila, habrán días mejores." Me he sentido un poco violenta, la verdad. Qué desafortunado el comentario del café.

En  "Panolis Anónimos" te dan una ficha en forma de ave que vuela libre por cada semana que pasa, siempre y cuando aportes alguna prueba que pueda desmostrar que estás dándole la espalda al amor.
Sí, yo también me he preguntado cómo se demuestra algo así. Por ejemplo, Antonio, un empresario de 48 años, que dejó a su mujer por una más joven, de 35, y ésta, a su vez, lo dejó por un estudiante de 24 (ya se sabe, el que genera mal karma...) ha presentado la prueba de la factura telefónica. Efectivamente, ninguna llamada a la ex-mujer ni a la ex-amante. Bravo por Antonio. Se ha ganado su primera ficha en forma de ave que vuela libre.

Cuando entras en Panolis Anónimos te dejan muy claro que, en caso de volver a enamorarte, lo hagas con todas las garantías. O sea, nada de ser tú quien va detrás de la otra persona y le regala los oídos; nada de ser tú quien haga locuras de amor ( esas gilipolleces románticas que hemos aprendido de las películas); nada de invitar a salir, a no ser que te inviten a ti primero; nada de regalar flores o todo lo que se entienda como un regalo; nada de escribir bonitos mensajes de texto, wasaps, y sucedáneos. A partir de ahora, vas a ser el receptor, y no el emisor. 

Vale. Uno, dos, tres, preparados? Listos? 

Ya! Nace mi nuevo yo anti amor.

(tic tac tic tac tic tac tic tac...)

(Silbidos)

(Balanceo de piernas)

(Ritmos con las manos en la mesa)

Me aburro.

(Un cigarrillo)

(Mirada al móvil. A ver qué tiempo va a hacer mañana...)

(Una  cerveza)

(Otra)

(Otra más)

(...)

ZzzzZzzzzZzzzz


Comentarios

  1. ¡Qué gran recurso las terapias de Panolis anónimos!
    Ánimo que ya pronto te dan la palomita a ti.
    Besos
    N

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:45 p. m.

    Pasame el tfno!!! Que voy contigo :-P

    ResponderEliminar
  3. Y si lo disfrutas una vez más, sólo una vez más y después ya lo dejas... Así poco a poco... Es que de golpe pues como que no...

    Una vez más, sólo una vez más... Puedes dejarlo cuando quieras, tú controlas, tu no eres como margaret tú controlas...

    ResponderEliminar
  4. Pero seras receptora y diras que SI, o tambien te has propuesto decir que no a todo..... !Hay que dejarse querer!!... Animo

    ResponderEliminar
  5. Paola, hazte con los textos sobre dandismo de Baudelaire. Los necesitas. El dandi es una persona que dedica su vida a mirarse al espejo, y se aburre; dedica su vida al ocio (es decir, al amor), y se aburre; aspira a ser sublime sin interrupción, y se aburre. El esplín (el tedio) lo mortifica, y sale a pasear por la ciudad como quien va a ver escaparates. Y se aburre. Pero qué gran generador de sueños es el aburrimiento. No tiene precio. Aburrirse es haber dejado de vivir tu vida para intentar vivir todas las vidas. (Mmm, esto me suena a Pessoa). En fin, perdona toda la pedantería.

    ResponderEliminar
  6. Te confieso que tuve que investigar el significado de panoli, en México no usamos ese término, de hecho no estoy segura de cuál sea la palabra que se utiliza en tales casos. Pero me encantó, vaya, fonéticamente me parece muy agradable.

    Hace años escuché una frase en una película que se me quedó muy presente: "Love can be...a very painful experience". Y es que es así, me parece que a partir de cierta edad es poco probable que no se nos haya "roto" el corazón al menos una vez.

    Enhorabuena por tener el valor de seguir adelante, por tu novela, por tus ganas de vivir intensamente.

    Eres una inspiración.

    Petons.

    ResponderEliminar

  7. qué aburrida... y qué fácil sería la vida dándole la espalda al amor*

    *(a ese tipo de amor)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje