Ir al contenido principal

Evasión




Esta mañana me he despertado; primero esos breves instantes en los que no sabes dónde estás; la luz del sol, la ventana, los techos altos, las paredes blancas. Luego he mirado hacia el otro lado de la cama, he visto mi almohada. Mi cerebro se ha conectado y me ha soltado como al muñeco de Google Maps. Vale, estoy aquí, en mi vida de ahora. Me he quedado un rato pensando que ya no pensaba tanto en ti. He sentido alivio. Luego un poco de pena porque tanto rollo para esto, para dejar de pensar una mañana cualquiera. He abierto el balcón y la terraza; corriente de aire en el pasillo. Las cortinas salían hacia fuera, muy contentas. Me he puesto el biquini después de desayunar para bajar a la playa. Al salir a la calle ha pasado un autobús. Si hubieras ido dentro habría corrido tras él, calle abajo, en chanclas. 

Me ha dado una risa solitaria.

Comentarios

Publicar un comentario

Deja tu mensaje