Ir al contenido principal

Flor del día


Me encanta la filosofía de la Flor del Día, hibiscus para los amigos –creo. Nace, es preciosa, radiante, la más roja. Y se va. Muere. Y al día siguiente otra igual, con la misma fuerza y belleza. Estoy tratando de tomarme los días de ese modo y me está funcionando. Me he dado cuenta esta mañana de que en la terraza tenía una explicación a todo ello. Estoy leyendo Sincronicidad, de Jung. La simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero de manera acausal. Interesante y revelador.
Estos días me siento contenta, bonita, valerosa y sonriente. Lo mejor de todo es que es por nada en especial. Me gusta esta no especialidad.

Comentarios