Ir al contenido principal

Reflections After Jane

El otro día pensaba en las madrugadas en las que me quedo –bueno, me quedaba– despierta. Parece que la madrugada siempre puede traer algo nuevo, en plan marea, en plan sorpresa, en plan extraordinario. Asomarte al balcón y escuchar una melodia hipnótica y desconocida. Asomarte y ver llegar a una amante vestida de negro y de hierro. Asomarte y ver algo que brilla junto al container ->un tesoro; asomarte y que las plantas crezcan de golpe y aquello sea la selva; asomarte y  entrar en otra dimensión en la que existen otras cosas distintas que no se pueden describir con las palabras de siempre; asomarte y que los pájaros se despierten y hablen en un idioma que comprendes. 

Bueno, podría ser. 

Son cosas que sólo pueden ocurrir de madrugada, escuchando Reflections After Jane.






Comentarios

  1. Las madrugadas son la VIDA. Todo lo bueno pasa de madrugada, y por azar. Como escuchar esa canción tan maravillosa que has puesto. Mi favorita de ellos (de las que yo conozco, que son básicamente las de un disco en concreto) es ésta:

    https://www.youtube.com/watch?v=1FPg9-5Ge2M

    ptns

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. desorden, llevas razón. Como siempre.

      Eliminar
    2. No me sobrevalores. Pero esta vez sí que sí... ;D

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje