La respuesta que me dieron




La propietaria del piso me ha dado la razón y me quedo un año más pagando lo mismo. Soy incapaz de pensar en el verano que viene. Espero tener trabajo con sueldo decente por entonces. El otro día pensaba en mis decisiones. Ninguna es la buena del todo. La de dejar mi trabajo, por ejemplo. En aquel momento había dos bandos; el de las personas que me decían que era lo correcto; y el de las personas que me advertían de que sería duro. Yo sabía que ambas partes tenían razón. Opté por dejarlo. Un año y medio después sigue siendo duro. My heart is confused.

He encontrado esta canción tan bonita con esta piscina que me recuerda al verano pasado, cuando buscaba piscinas y me evadía pensando en ellas y en el agua azul, como si buscara un paraíso personal.

El otro día llamaron al timbre. Me asomé al balcón y vi a una chica. Me pareció que se había sentado en el portal porque sólo le veía parte de la cabeza. La llamé para saber qué quería pero no me oyó. Seguí con mis cosas. Volvió a tocar el timbre. Volví a asomarme y esta vez sí pude hablar con ella. Tenía unos veinte años, pelirroja, pelo recogido, muy blanca, delgada. Preguntó por mi nombre de pila. Le dije que sí, que era yo. Me dijo, soy Lis, habíamos quedado a las 9:45. Y yo le dije que sí era yo pero que no recordaba haber quedado con nadie y que no la conocía. Todo esto por el balcón. Entonces, la chica, extrañada, me dijo "esta es la calle bla bla bla..." Y no, no era la dirección. Preguntaba por la calle paralela a la mía. De todos modos, pensé que era una casualidad increíble que se hubiera citado en la otra calle, en el mismo número, en el mismo piso y con alguien llamado igual que yo. ¿Y si estoy empezando a alucinar? Me puse a investigar. Resulta que en la dirección que me dio visita una psicóloga con mi mismo nombre.


La verdad es que hoy todo me parece bastante triste. Estoy por comerme las gominolas psicotropicales que sobraron ayer en la cena.

El miércoles quedé con una chica, a la que llamaré X. Con M hicimos una tabla con 4 ítems ("guapura", "interesante", "simpatía", "estilo", "feeling") Para cada cualidad tenía que puntuar de 1 a 4.  Cuantitativamente daba notable. Creo que la vida me pone a prueba. Hoy me ha mandado dos mensajes para volver a quedar y me he escaqueado diciendo que estaba comiendo. Tal vez mañana la invite a ir al cine, si no sigo en el parque de atracciones abandonado, pero no le he comentado nada por si me arrepiento.


He pensado que quiero una hermana. No una novia. De hecho, este ha sido mi mayor deseo desde que era pequeña. Tener una hermana. Supongo que la cosa cada vez se complica más.
¿incesto?

Comentarios

  1. "Guapura", "interesante", "simpatía", "estilo", "feeling".
    Con M hicisteis una tabla con 5 ítems.
    No sé cuál te has quitaó de en medio inconscientemente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he descontado... llega un momwnto en el que... psss Beso

      Eliminar
  2. yo también quiero una hermana, siempre he querido una hermana. incesto, ¿por qué no? beso NW.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A que sí? Una hermana es lo más. Qué es NW???

      Eliminar
    2. jajaja... qué fácil era! pero ni flowers, oiga, en ese momento.

      Eliminar
  3. Yo tengo cuatro hermanas, si quieres te presto una ;) Advierto que a veces se vuelven cansinas pero no me imagino mi vida siendo hija única.

    Me encantan ese tipo de casualidades. Un día en el trabajo me pasó algo parecido. Unas personas preguntaban por mí en recepción, diciendo que una chica con mi mismo nombre las había citado en mi oficina. Al final resultó que existe una chica que se llama como yo y que trabaja en el mismo número de oficina pero en otra planta.

    Hablando de trabajo... yo también estoy en esa encrucijada de dejarlo o no. El bando del "no lo dejes" parece el más razonable, pero hay decisiones que es mejor tomarlas escuchando al instinto, no a la razón.

    Pd: me encanta la canción

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola hiro :D, yo con 4 también estaría cansada, supongo, 1 sería ideal. Una más mayor, pero no mucho más, un par de años.

      Ya, lo de las casualidades mola, imagina mi cara, con la chica ahí diciéndome que habíamos quedado a las 9.45... Muy curioso, todo.

      Pues sí, sobre el trabajo, te recomiendo eso mismo, que sigas tu instinto. Yo lo seguí y bueno, todavía no puede decirse que haya remontado y encontrado mi lugar, pero estoy en ello.

      P.d. La canción es maravillosa. Osa, osa.

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje