Bar de medianoche

Casualidades. Ayer escribía algo sobre una cafetería imaginaria "que abre sólo para noctámbulos". Hoy he visto que en Netflix hay una serie japonesa llamada "Midnight Diner" que es precisamente eso, un bar que abre a medianoche y que sólo sirve un plato: ramen de verduras. La idea me ha gustado mucho pero no acabo de pillarle el ritmo, tal vez porque es comedia japonesa y tienen otro concepto del humor.

Pero lo importante es que coincide con la idea que tuve ayer, la de un café sólo para noctámbulos.

noctámbulo, noctámbula
adjetivo/nombre masculino y femenino
  1. 1.
    [persona] Que tiene tendencia a realizar actividades durante la noche.




    Si yo tuviera un bar de medianoche

    El horario:
    De 24:00 a 7:00.
  2. Me gusta el concepto de lugar para "gente con tendencia a realizar actividades por la noche". Pero pienso en actividades tranquilas y en gente tranquila. Un lugar de rescate.  Sé que esta idea le encantaría a  Emilio. Y ahora me estoy acordando de aquella canción que escribí con Carol, que se llamaba "Los solos".

    Acabo de buscar el archivo de esa canción en el ordenador y es del 21 de octubre de 2008. Hace casi 8 años justos. La letra decía así: "Los solos caminan con las manos escondidas, con el cuerpo encendido y prefieren mantenerse así. La gente los critica porque parecen extraños cuando salen del trabajo y no tienen planes que elegir. Y no cuentan que les pasa y alquilan una peli, en esos videoclubs que no cierran ningún día. Los solos tienen pinta de ser trascendentes pero también se emborrachan con sus chicas en el bar, y ladean la cabeza cuando están piropeando, cuando quieren convencerte de su soledad a ti también..."


    Creo que ahora diríamos las solas, en vez de los solos.

    El lugar:

    Un sitio pequeño, acogedor, cálido y con una iluminación adecuada. Nada de esas luces en el techo que iluminan las cabezas desde arriba, de un modo frío y molesto. Tal vez, debería dar una sensación de lugar destartalado, no sucio, pero sí algo desordenado. Un lugar que invite a contar alguna historia.

    Otro día sigo hablando de mi bar de medioanoche imaginario. Queda algo muy importante por decidir: La comida y la bebida.

    Hoy he escuchado From Dog to God durante el transbordo largo, un tema apropiado, sobre todo por el estribillo y ese sintetizador tan ochentero del inicio. Canción perfecta para ambientar el pasillo de la amarilla a la verde, mientras  ves pasar a la gente con cara de lunes en miércoles, y todo es un poco decadente pero te sientes mejor diciendo I'm alone in this fucking world (aunque tengas un chucho super tierno que se llama Croqueta).








Comentarios