Ir al contenido principal

Convertir

Mediodía en la piscina. Para nadar no necesito a nadie, por eso me gusta. Bajo el agua te vuelves un poco invisible. El agua no es mundo, es otra cosa. No pueden verme ni tampoco no verme. En el agua soy quien me da la gana. ¿y si pudiera convertirlo todo en una piscina?

Comentarios

  1. Yo soy de tierra firme. Preferiría convertirlo todo en una pista de baile...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu idea también me gusta, bailar es ancestral.

      Eliminar
    2. ...y orgasmático. Se me corre el alma cada vez que lo hago (me apetece hacerlo mañana)

      Eliminar
    3. Yo no puedo bailar, estoy deprimida, y hacer cosas divertidas agrava mi codición. Sólo puedo bailar a 8.000 km de aquí.

      Eliminar
  2. Esa misma sensación tengo yo cuando voy a nadar, en el agua no hay mundo alrededor, sólo yo, y por eso me encanta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje