3/10/17

¿Punto de inflexión?





La foto es de esta mañana en la concentración de las 12. Esta tarde, de birras con J, por primera vez en nuestra vida nos hemos sentido algo partidarios al Sí a la Independencia. Y además enfadados, preocupados y hartos. O sea, supongo que de la peor forma posible, sin el aliciente de la ilusión. ¿Estamos J y yo en un punto de inflexión? ¿Todo el mundo se siente así? Hasta ahora nos hemos inclinado por el No... ahora estamos en un limbo, haciendo equilibrios. 

Revertí la crisis existencial del sábado gracias a la música, saliendo con Laura Ha de conciertos. Hice todo lo que estuvo en mi mano por pasármelo bien y lo conseguí.

Por la tarde estuve con M ensayando. Le enseñé un tema nuevo. Estuvimos disfrutando. La sensación de estar tocando y dejándote llevar por el momento, es una descarga de energía imparable, ese instante en el que todo lo que importa es seguir manteniendo la canción. Es estar dentro. La letra la tengo a medias porque últimamente no sé lo que siento. Y si lo sé, lo reprimo. Necesito una conversación sin filtro para poder decir en voz alta lo que no me digo. 

16 comentarios:

  1. No sé si es un punto de inflexión o unas ganas de escapar de esta porquería de políticos que tenemos.... Al final sólo queda la pena y la rabia.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:59 p. m.

    pero igual mejor sin cargaros el derecho a decidir decentemente de al menos la mitad de la gente de cataluña... es que no puedo dejar de flipar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo. Con ese "cargaros", ¿en qué plural me posicionas? No acabo de entender tu comentario.

      Eliminar
  3. Anónimo2:37 p. m.

    pues mira, parece que te he posicionado entre los del sí caiga quien caiga porque hemos sufrido mucho y seguimos sufriendo y ya está bien. pero al segundo siguiente de publicarlo he pensado eso, que te estaba posicionando sin fundamento. pero no lo podía borrar. lo siento, el tema me crispa muchísimo. y abomino de los palos, y más en este caso, pero ese es otro asunto. estaría bien ir distinguiendo asuntos en todo este gran asunto. lo siento de verdad. borra todo esto, porfa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que eres catalana y que, como yo vives aquí, también. Y sabemos que tratar de ser equidistante es la posición más complicada. A mí tb me hubiera gustado un referendum pactado y dialogado, pero después de todo lo ocurrido en los últimos diez días, crees que puede suceder? O cambian al Gobierno de España, o... no sé... no veo factible nada que dé garantías de paz.

      Eliminar
  4. La foto y todo lo que está ocurriendo es para hacerte repensar y mucho. Y eso, llegues a la conclusión que llegues. Me pregunto cómo debe ser mirar para otro lado y mantenerse completamente al margen y, en fin, me cuesta imaginarlo.

    ResponderEliminar
  5. Conozco a mucha gente que está como tú, Paola. Gente que no iba a votar y fue al ver la actuación repugnante de la policía y la Guardia Civil. O incluso algunos que iban a votar no, y votaron sí por la misma razón. Tiene que haber un referéndum pactado y vinculante ya, pero con un gobierno neofranquista eso será imposible, sobretodo ahora que está endureciendo el mensaje para sacar más rédito electoral. O intermedia alguien, o esto pinta fatalísimo (y más después de ver el irresponsable mensaje de esta noche del monarca al que nadie ha votado...)

    ResponderEliminar
  6. (yo mismo no iba a votar hasta hace unos pocos días, pero los acontecimientos de estas últimas semanas me decantaron por hacerlo, plenamente convencido)

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:25 a. m.

    Ojalá hubiera habido un referéndum pactado y legal desde el principio, nos habríamos ahorrado todo este dolor, y todo el que vendrá... ¿De qué tenían tanto miedo de que la gente se expresara?
    ¿Qué necesidad había, si ya sabíamos que los resultados serían invalidados, de golpear a ancianos y ciudadanos indefensos? La prohibición y la represión jamás traen nada bueno, es como cuando se trata de mantener una masculinidad frágil a través de la violencia. No puedo expresar el asco que me producen Rajoy y su Gobierno, pura herencia franquista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si alguno de los dos (rajoy o puigdemont) no dice "Ey... vamos a parar y a negociar" un referendum consensuado por todas las fuerzas políticas catalana (todas, destaco el todas, porque es la forma de que pueda legalizarse) y consecuentemente por el Estado Español, ya podemos ir preparándonos para quién sabe qué si de declara la DUI.

      Eliminar
    2. Anónimo12:23 a. m.

      Pero el problema es precisamente ese, que una de las partes quiere un referéndum y la otra parte no. Para la gente del PP existe España, creen en algo llamado España, que es su patria, que es sagrada, y que es una, una unidad, indisoluble. Y desde ahí piensan que no puede ser que una parte de los españoles decida por sí sola desmembrar España y quedarse con un trozo para ellos. Es inaceptable. Terrible. Demoníaco.

      Eso a un nivel digamos emocional, o espiritual, o de convicción profunda y sentida. A este nivel hay mucho español que se siente lastimado, ofendido e indignado con la, a su parecer, desfachatez de los catalanes. No lo entienden. No puede ser que pretendan causar semejante daño. Desmembrar España. Eso no se hace, no se hace, no se hace.

      A otro nivel están las cuestiones más, digamos, pragmáticas: ¿pero a ti la independencia de Cataluña te perjudicaría o te beneficiaría?

      Aquí, por un lado estáis aquellos a los que os tocaría quedaros del lado de una Cataluña independiente. Y (simplificando) entre vosotros los hay que piensan que las cosas les irían mejor, los que creen que les irían peor y los que no saben cómo les iría. Y luego estamos los que nos quedaríamos formando parte de un Estado español más pequeño y, es de suponer, debilitado. Así en principio, en un Estado español sin Cataluña (a la mayoría) las cosas difícilmente nos irán mejor que con Cataluña. Y mira que las cosas ya van mal para mucha gente. Pues es desde aquí que gente que no tiene ese sentimiento de patria española que decía antes tampoco comparte que los catalanes tengan derecho a decidir. Su razonamiento: ¿¿pero cómo va a ser que puedan decidir unilateralmente sobre algo que también afectaría tan profunda y malamente a nuestras vidas??

      También está la gente que, desde su sentimiento de por ejemplo patria vasca, o gallega, vive la posibilidad de independencia en Cataluña no con miedo sino con ilusión. Porque ellos no se duelen y desgarran por una tal España desmembrada sino que se alegran por la posibilidad de independencia de sus propios pueblos. Y porque no se angustian imaginando sus vidas (y las de sus hijos, amigos, vecinos,...) en un Estado español debilitado sino que se ilusionan imaginándose en sus propios procesos de independencia, en sus caminos hacia un futuro mejor, porque piensan que ya con solo independizarse las cosas irán mejor.

      En conclusión, no va a pasar que todo esto se distienda porque se acepte un referéndum. El referéndum consensuado que dices es solo uno de los acuerdos posibles tras una negociación que, en todo caso, sería larga y tortuosa (negociación que una de las partes comenzaría oponiéndose con fuerza a tal referéndum, que es su postura a día de hoy, por tanto, la postura de partida). Y que ojalá negocien.

      Me he extendido mucho, no? Creo que igual no era el lugar para este comentario, pero estos días se hace difícil no opinar de continuo sobre el tema.

      Cris

      Eliminar
    3. Puigdemont ha propuesto diálogo una y mil veces, Paola (y soy poco sospechoso de tenerle simpatías a su partido corrupto y de derechas). Hoy ha vuelto a insistir en su mensaje de esta noche (no sé si lo has visto, pero el lenguaje no verbal era realmente interesante, hablando delante de una puerta abierta; ayer, el borbón lo hizo ante un cuadro de Carlos III, el rey que prohibió el catalán en el siglo XVIII...). La clave de todo la tiene el partido neofranquista, y no van a bajar del burro. Saben que con este endurecimiento del mensaje y de las actuaciones conseguirán muchos votos, y les importa una mierda la irresponsabilidad que comporta y la fractura social que, ahora sí, empieza a producirse. Actúan desde el odio xenófobo más vomitivo, y están engañando a buena parte de la opinión pública. Cuando veo a tanta gente justificando lo del otro día, me horrorizo: primero nos criminalizaron por sistema con mil y una mentiras, y con eso ya han conseguido deshumanizarnos; y ahora que han pasado a la fase de la violencia, todavía tienen los santos cojones de culpabilizarnos. No hace falta recordar qué episodio de esta índole se produjo en Europa el siglo pasado. O se consigue una mediación, o esto pinta muy mal. Y por suerte la gente está reaccionando de manera ejemplar e increíblemente estoica e inteligente. Pero como la violencia policial o los abusos sigan in crescendo, yo no sé cuánto tardará en arder la mecha... lo que está pasando es gravísimo, y Europa, como siempre, mira para otro lado. La gran mentira de la Unión Europea: valores vacíos mientras haya bolsillos llenos...

      Eliminar
    4. Anónimo2:28 p. m.

      también estamos los que, desde fuera de cataluña, creemos que los catalanes tienen derecho a decidir, y nos podría dar más o menos pena y rabia que se fueran, pero lo aceptaríamos si fueran todos los catalanes los llamados a decidirlo, y no se ninguneara y despreciara de la manera que se está haciendo por parte del govern a más de la mitad de la población. actúan como si cataluña equivaliera a piña de personas que quieren la independencia, todas ellas. y no sé, a muchos nos parece que eso es una verdadera burrada y eso es violencia y es abuso y es intolerable. y al gobierno de españa, pues en fin, lo llevamos padeciendo muchos años y sabemos lo que son, no van a cambiar. pero algún día dejarán de estar ahí. no son eternos aunque lo parezcan. y hay que ponérselo lo más difícil posible, pero no así, no rompiendo de esta manera la convivencia de la gente en cataluña. es injustísimo

      Eliminar
    5. ¿Sabes cuál es el problema de los diálogos de Puigdemont? Que por un lado pide diálogo y por otro hace lo que precisamente debe dialogar (pero sin dialogarlo) O sea, en octubre del año pasado, sacó adelante dos iniciativas a la vez () 1. buscar un referendum acordado; 2) echarlo hacia delante si no había acuerdo xd jajaja Eso no es dialogar. Eso es hacer lo que quieres caiga quien caiga (igual q el Pp hace con porras) La estrategia de Puigdemont de ayer fue la de siempre: Pido un mediador, pero el lunes declaro la DUI y ya me siento presidente de una nación libre (palabras suyas eh) ¿Y los tres millones de catalanes que no votamos
      porque era un referendum sin garantías? (y acabó siendo una batalla) ¿No contamos? Ada Colau es la única que pidió ayer diálogo, nada de DUI y conseguir otro refe pactado (y si no puede ser este año, pues que sea otro joder), cuando no esté el PP.

      Eliminar
  8. Añado que el discurso de ayer (el de Puigdemont) fue pidiendo mediación y conciliador. Que se deje de DUI por debajo de la mesa... ganará más apoyos de todos.

    ResponderEliminar
  9. En una batalla se pegan mamporros las dos partes; lo del otro día fue un abuso violento de poder; una violación de derechos fundamentales flagrante y repugnante; puro terrorismo de estado. Lo que está clarísimo, y en eso estamos muy de acuerdo, es que lo del domingo no ha aclarado nada y no legitimaría una declaración unilateral de independencia. Esa es una decisión muy importante y hay que hacerla bien: referéndum pactado y vinculante, y que la gente decida con total libertad y garantías, y con una campaña previa en la que los dos proyectos expliquen bien ventajas y desventajas (y no se dediquen a echarse mierda mutua). Pero esa salida racional, mesurada y justa es pura utopía ahora mismo: el referéndum pactado será imposible con este gobierno neofranquista. Y lo peor de todo es que esto no es sólo cosa del PP: el problema es mucho más de fondo, y afecta al poder judicial, a los cuerpos policiales, a una parte mayoritaria de la prensa, y aunque nos pese, a una parte importante de la gente de la calle. Las dos Españas siguen muy vivas por culpa de la gran farsa de la Transición que dejó impunes los crímenes del franquismo, y el aparato del estado sigue apestando a rancio fascismo, a intolerancia, a odio... y lo estamos comprobando estos días. Y encima con la complicidad del PSOE (lo de Ciudadanos ya contábamos con ello; son lo mismo, pero con Barbies y Kents). Y ya no es sólo el episodio del domingo en Catalunya. Mira lo que está pasando en Murcia. España entera tiene un problema gravísimo, y pinta muy pero que muy mal...

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje secreto.