3/6/18

Todo bien


Estaba pensando en aquel libro que leí, en el que no pasaba nada, y era bellísimo. Ahora estoy despertándome en mi habitación, con la ventana entornada, la claridad afuera. Te he dicho m’agrades molt. Para amortiguarlo he añadido algo que lo ha estropeado un poco. Y ha sonado a que lo decía sin sentirlo y aleatoriamente. A veces levanto a mi alrededor una muralla romana.

Después del concierto de esta semana me sentí eufórica. Una especie de felicidad repentina y que se extendía hacia los demás. Contener los nervios mientras toco y canto y al mismo tiempo la euforia hace que después mis neurotransmisores sean eléctricos. De ahí el subidón que siento luego, que es felicidad intensa.

3 comentarios:

  1. Espero que disfrutaras del concierto! Me dijo un pajarito que estuvo muy bien...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. fue genial, lo pasamos bien. Dentro de dos semanas volvemos tener bolo, pero fuera...

      Eliminar

Deja tu mensaje secreto.