Sushi




Esta mañana volvía a estar pinchada la rueda de la bici (como hace dos semanas). ¿Es alguien de la escalera? ¿El vecino que ha dejado de saludarme? La semana pasada me arrancaron la luz trasera, no sé si en la calle o dentro. Me temo que fue dentro. ¿Tendré que volver a subir la bici a casa?

Muy a mi pesar he tenido que coger el metro a las 7:30. He descubierto que lo que huele mal no es la gente, sino los abrigos de la gente, como si fuera una especie de armadura llena de restos.

Hoy ya no tengo un nudo en el estómago. Mi orgullo se va reiniciando.

The Drums ha sacado nuevo disco. No he podido escucharlo, todavía.


Comentarios

  1. Desenreda el nudo y que el orgullo salga disparado como un cañón de confeti.
    Voy a escuchar a los Drums (gracias por avisarme)
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Nunca podré entender a la gente que no se quita abrigos, chaquetas, gorros, bufandas en vagones de metro o buses a 80 grados. Ni tampoco a los mongolos que no se quitan la mochila de la espalda, ocupando como 2 personas y dando golpes a los demás.

    PD: El disco de los Drums sale el viernes. Pero hoy han compartido el tercer single: https://www.youtube.com/watch?v=83egOc6414s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff... realmente cada día doy gracias al feliz universo por poder ir en bici a trabajar y no tener que coger el metro. :)

      Eliminar
  3. Ya veo que os gusta la gente, jajajajaja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja... me encanta la gente cuando huele bien :D

      Eliminar
  4. A ver, está claro que si quieres garantizarte el no ir en metro a trabajar tienes que subir la bici a casa, te han echado el ojo. Tampoco serán tantos escalones. Tiene su encanto y, si subes a pie, vengate de ese vecino dejándole un restregon en su quicio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje