Oops, I did it again

Parece que se está solucionando uno de mis dramas. El vecino ha venido a la puerta de mi casa a disculparse y me ha prometido que no va a volver a suceder. Hemos llegado a un acuerdo de convivencia en nuestra mesa de diálogo improvisada en la escalera. Me ha parecido que estaba siendo honesto. El tiempo dirá si es así.

Hoy he sentido dolor en el alma. Es curioso saber perfectamente que lo que te duele no puede ser otra cosa que el alma, eso tan etéreo... He estado llorando en plan mal, en plan llorando comiendo, llorando fregando platos, llorando regando. Creo, sinceramente, que he retrocedido tres peldaños en mi proceso de duelo; la cuarentena absoluta me protegía. Pensé que esos dos meses de confinamiento me darían algo de ventaja cuando la vida volviera, algo de ventaja para recuperarme y tener confianza para cuando todo y todos regresaran a su cauce, pero ahora me doy cuenta de que tal vez no haya alcanzado todavía tal entereza. Siento haber caído en la apatía y la nostalgia; en realidad, quería ser racional, pero me he desviado un poco. Podría ayudarme encontrar algo que me mantenga concentrada y motivada, algo en lo que invertir mi energía. Un año atrás hubiese sido la música. Siento que tengo una especie de crisis de pareja con mi música. Tengo que solucionarlo. Uf, se me acumulan los temas.

He puesto en la cama de la perri una funda de almohada de algodón para que duerma más fresca. Le ha gustado mucho, se ha puesto contenta. 




Comentarios

  1. Anónimo10:41 a. m.

    Bueno, con tu música puedes ser tú sin necesidad de explicar nada. Se explica a sí misma.

    ResponderEliminar
  2. en realidad, quería ser racional, pero me he desviado un poco..

    pondría esa frase en una camiseta :)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:12 p. m.

    Viendo el percal de hace unos días, me he sacado de la manga una capa de color azul Klein multiusos y con protección ultravioleta, empiezo a sentir sus efectos, casi irradiantes.
    Por cierto, tienes una bonita voz, no deberías acumular canciones.
    &

    ResponderEliminar
  4. Ya sé que suena a tópico, pero el tiempo lo cura todo. Yo, ante la apatía, me impongo actividades, sé que soy por mi bien, aunque me cueste un mundo. Ánimo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje secreto.

Entradas populares de este blog

Poema de Sor Juana y ondas

Covid free o por lo menos lo parece

Fantasía con límites y todas las imbecilidades