He descubierto algo



He comprendido cómo empleo la melancolía. Es una cuerda muy larga que utilizo para no desprenderme del todo, y si estiro estiro estiro, me acerca a lo que ya no está, pero nunca llego al extremo porque ya no existe. Es una especie de anacronismo. He empezado a preguntarme qué pasaría si cortase esa cuerda, ¿cómo me sentiría? ¿cómo actuaría? Y si decido hacerlo, ¿cómo lo hago? ¿qué necesito para cortarla y qué instrucciones debo seguir? Y si en vez de cortarla, que es demasiado drástico (puede que incluso peligroso), ¿dejo de estirar?  Siento que va a ser un alivio y una liberación, pero no sé cómo hacerlo, me da miedo que no salga bien. Tic tac tic tac tic tac... 

No hay turistas por las calles. Es un agosto distinto. La playa estaba prácticamente vacía. La encargada del club de vela me ha dicho que se aburría mucho durante el día. Hemos estado hablando un rato sobre la nueva realidad (que no normalidad). He cogido una tabla y he remado para pensar en remar y no en otras cosas. Luego me he tumbado en la playa y he disfrutado de estar allí sola, sin prisas.

Comentarios

  1. Nunca he creído en los consejos para superar cosas o mejorar tu vida... creo que en la vida, simplemente, aprendemos a vivir con cosas. Como un cuadro desagradable que no queremos ver y terminamos por pasar a su lado sin verlo...

    Son días para la soledad y la búsqueda interior, pero no te olvides de dejar una cuerda para poder salir del laberinto ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja... me has dado un consejo sin querer? jaja :)

      Eliminar
    2. Totalmente, ¿ves?, todos tenemos consejos que no sabemos aplicar, no nos hagas casos :)

      Eliminar
  2. Tu explicación es muy cuerda... (me parto, me troncho, me mondo, I know...)

    PD: me encanta la ciudad sin turistas. Y este ritmo de hacer cosas sin prisas. Y muchas cosas de la nueva realidad (que no normalidad). Aunque no todas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja... ahí has estado muy bieennn!!!!
      A mí también me encanta la ciudad así, es una pena depender tanto del turismo.

      Eliminar
  3. El mundo no necesita de turismo ni turistas.

    Suerte,

    J.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje secreto.

Entradas populares de este blog

Poema de Sor Juana y ondas

Covid free o por lo menos lo parece

#17 (Diari de l’estiu 2021)