12/12/20

Recuperar la identidad

El miedo se ha marchado, las últimas pruebas salieron bien. La semana que viene operan a mi madre. Justo tres días antes de Navidad. Pasé unas navidades en un hospital cuando le dio el infarto a mi padre, hace más de 10 años. Comimos mi madre y yo solas en el bar del hospital el día 25. No había nadie. Estábamos felices porque mi padre se estaba recuperando. Qué tontería, pero recuerdo que la comida estaba muy buena. Yo ya escribía este diario, así que ya lo conté en su momento, pero en presente. 

Hoy hace frío y calor al mismo tiempo. Mi vecino ha puesto música y está cocinando. Gracias al trabajo estoy conociendo a personas muy interesantes. Lástima que todo sea virtual. No quiero que se acabe, pero ya me he hecho a la idea. La semana que viene sabré cuando finaliza mi contrato. 

He estado documentándome en el archivo histórico digital del barrio, a ratos libres. De momento, solo busco historias. 

He vuelto a ver Phoenix, con Nina Hoss, me parece una mujer muy atractiva. Es una historia triste. La secuencia final es una maravilla. Cuando ella canta... y en ese instante recupera su identidad. Y no antes.



2 comentarios:

  1. Me alegro leerte e intuirte más tranquila.

    ResponderEliminar
  2. No tengo claro si querría recuperar mi identidad, lo mismo no me gusta lo que recupero, pero entiendo lo que dices ;)

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje secreto.