Ir al contenido principal

Y si...

Camino por las aceras de las seis de la tarde. Detrás de los vidrios hay caras a las que les faltan dos horas para salir del trabajo. Te imagino y quiero llegar rápido hasta tí. No sé si rompiendo las calles, no sé si en coche o nadando. Las luces de freno se unen, se diluyen, forman un oceáno de color rojo que quiero abrir. El autobús se arrastra calle arriba, los hombres cansados, son atractivos, las mujeres cansadas, son como tú. A las siete de la tarde, todo se quiebra o vuelve. Yo vuelvo a casa, pero no sé donde estás. Aunque sea fácil preguntártelo, aunque todo sea mucho más fácil, hoy te dejo al aire y en blanco. Y si...

Comentarios