Ir al contenido principal

viaje diario

Ver más grande




La chica del metro se parece a ti durmiendo y no sé en qué canción vas a despertar.
En la próxima parada suben los monstruos que olvidamos en el túnel cada día. No queremos dejarles entrar, pero las puertas se abren y ya es demasiado tarde para estar en otra parte. Incluso para pensar en algún camino que nos lleve no más lejos de nuestra habitación, porque mi deseo es viajar por tus cercanías y subirnos al globo en pijama y con calcetines a rayas. Para pasar estas vacaciones de miércoles-tarde a jueves por la mañana, enviando postales con vistas a nuestra ventana o a la silla, "Queridos amigos, qué bien no lo estamos pasando esta noche, mirad esta foto que nos acabamos de hacer junto al escritorio. Besos". Corre a despertarme si sueñas conmigo.

Comentarios