Ir al contenido principal

clinc clinc clinc

La plaza está llena de meriendas, de las que no te dejaría comer tu madre si tuvieras diez años, "¡¡Porque llevan porquerías!!".
Donde se paró Irene, ahora hay mesas rojas de plástico con perros atados a las patas de las sillas y pasan la tarde ladrando y comiendo olivas que caen al suelo.
Con los perros también hay gente, ya con ropa de verano, en chanclas y libros finos con mucho renglón para saltarse. Muerdo un helado de chocolate que me muerde a mí y me entra frío.
En Junio me entra el frío, porque esta manía de marcarme metas para Junio me jode todos los junios, y las bicicletas caprichosas de yo quería que cruzan por mi mente, ligeras y visibles, pidiendo paso y haciendo clinc clinc clinc...

radioblog : Chicks On Speed - We don't play guitars.-

Comentarios