Ir al contenido principal

frío y calor

Me siento tan de carne y tan de hueso, que tengo miedo. Tengo miedo a que cualquier días de estos me devoren los malos, o los buenos.
Me expongo, dando saltitos y un día de estos, un día de estos, Ñam, el lobo se me comerá. La otra tarde, estaba tan afectada, afectada de sobrecarga de afecto, que me doblaba, y tú, por solidaridad, te atabas los cordones. Así que éramos dos y estábamos dobladas. Ayer bajé hasta travessera, me acordé de ti en el autobús y eso que no llegué a subir, pero hubiese sido así. Hacía frío y era imposible tocar la guitarra.
El lobo es la verdad y es un puzzle encajado que no se puede desmontar. No estoy sola pero haces que me sienta así, es una manta que no me tapa los pies. Le he escrito a Violetah "hoy lo olvidaría todo" Todo empezando por ti y acabando por ti... No como hasta ahora, que cuento al revés y vuelvo al principio.
Soltar el abecedario de golpe...que se vaya que se vaya.
Debería aprovechar esta brecha para hacerlo.

Comentarios