Ir al contenido principal

100 lugares

Estos días la dirección del agua sigue su curso por la espalda. Todos los ríos se vierten en su cuerpo y es el único lugar donde los pantanos están al 100%. No tengo ganas de escribir, me apetece no hacer nada, debe ser la novedad de las vacaciones. He descubierto que me gusta llenarle el ómbligo de vino blanco y beber, Chin Chin (he hecho un curso de japonés). Sé que este verano no voy a hacer ni paracaidismo ni submarinismo, no voy a buscar en los peces ni en mi vértigo, prefiero encontrarme con ella en los otros 100 lugares. Aún estoy buscándole un nombre.

Comentarios