Ir al contenido principal

vs coche


Powered by Castpost

Los trenes recorrían el país trazando redes de hierro. Cada nodo un destino, familiar o desconocido, según la direccion que tomara el dragón metálico de entrañas de tapicería y arterías de plástico.

Siempre hay alguien que se detiene a su paso, que levanta la vista al verlo, incluso, quién se entrega en cuerpo y alma a su velocidad...Siempre hay alguien que mira cuando pasa el dragón. Y si no lo ven, lo intuyen. Tiembla la mesa del salón y las copas de vidrio en la vitrina, se sacuden las partículas de polvo. Tiembla la calle. Pero nadie pierde el paso, el dragón rojo con el aullido, anuncia que no va a pararse hoy.

¿O sí?
Me llevo en coche.

Comentarios