Ir al contenido principal

no me queda ninguna para septiembre


He sido la última en examinarme. La V está casi al final del abecedario. Tienes tiempo para pensar. He imaginado a esos paracaidistas justo antes de saltar. Venga, empújame. Tal vez si imaginara menos sería realmente una paracaidista imaginando un examen de solfeo.

Después de todo, he tenido que sacar la guitarra en el examen y ponerme a cantar "That's all right mama, that's all right with you", porque aquello estaba muerto. Me he despeinado un poco, eso sí, he rascado la guitarra compulsivamente hasta que se ha roto una cuerda...y he perdido el hilo de la canción. Ya sólo era pelvis, movimento de pelvis. Antes de irme, he hecho una reverencia ante el espejo de la clase y me he puesto bien el cuello.

Cuando he salido sólo tenía ganas de beberme una cerveza pero no había nadie conocido en el bar. Aunque no me hace falta ir a compañada para entretenerme, me engancho a cualquier conversación de oído.
Después de tanto dibujo en el cielo, una paracaidista se siente agotada, tiene hambre y sed. Necesita un baño y sonreir.

Por fin he acabado los exámenes y no me queda ninguna asignatura pendiente para septiembre.

Comentarios