Ir al contenido principal

No soy yo (2): El paquete de pan de molde que anunciaba el fin

Ha sido un día bastante tranquilo. Como es habitual, he entrado en el metro sin apenas salir de la cama; cuando escucho el despertador me tapo con la sábana y, a la vez, me subo en el metro. El trayecto se queda en una especie de ángulo muerto y no recuerdo cómo he llegado al trabajo ni si había mucha gente en el vagón... ni si estaba buena la de delante, ni si me ha mirado, ni nada de eso que la gente suele escribir luego en su blog. Por la tarde he ido al gimnasio. Ahora, acabo de hacerme un sandwich de jamón y queso. En el paquete de pan de molde pone ANTICRISTO en letras grandes y amarillas sobre un fondo rojo. Todo encaja. No quiero irme a dormir. No quiero pestañear. Me aterra cerrar los ojos y aparecer en el metro. Esto es el fin.


Comentarios

  1. El paquete de pan caduca justo hoy, ¿todo encaja o habrá sido una casualidad?

    ResponderEliminar
  2. las casualidades no existen....besitos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:15 a. m.

    Aviadora, aviadora, ¡cuánta falta haces por estos aires! Me encantó esta entrada, aunque mucho de "cifrado", ya sabes, no tengo muchas pistas, soy una anónima que te sigue desde hace rato sin siquiera saber si existes en "real" o te he inventado.
    Abrazo y ya quiero un libro tuyo.
    Mara.

    ResponderEliminar
  4. Carol, no me había fijado. Es un detalle importante. Tú siempre tan observadora... ;*

    Etcétera, no? Entonces, quieres decir que son fruto de algo o que ya están "programadas"?? muasca

    ResponderEliminar
  5. jajaja...las señales llegan hasta en los paquetes de pan de molde...esto es el fin...
    besos

    ResponderEliminar
  6. Mara, llevas mucho tiempo por aquí, es verdad, y me hace mucha ilusión tu saludo. Soy bi: existo "en real" y "en inventado". ;)
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. a punto de, ya ves... el ser humano, siempre buscando respuestas XD jaja
    Stop, please.
    Beso!

    ResponderEliminar
  8. Cuidado con los sueños son muy peligrosos. Yo soñé el otro día que me despertaba y mi casa no era micasa, y estaba llena de guiris haciendo fotos, una nueva iniciativa del Excmo. Ajuntament de bcn, enseñar a los guiris la vida dels barcelonins.

    Siguiendo con la ilogica onírica, te imaginas cómo sería una película de lars Von Trier que se llamase Anticrisis... Qué miedo!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado, yo a veces también tengo esa sensación como si me hubieran abducido y no sé cómo he llegado hasta el trabajo.
    En realidad creo que es por una acumulación de rutinas que nos llevan como si fueran los raíles de un tren...o quizá estemos soñando, dicen que una de las formas de distinguir un sueño de la realidad es intentar recordar cómo has llegado hasta un sitio...

    Besos

    ResponderEliminar
  10. No paro de preguntarme por el "título": "No soy yo".... pero sé que no lo descubrirás (peco de listilla)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje