Ir al contenido principal

Reflexión sobre llamada, rellamada y llamarada




Mi encuentro con ese segundo novena no ha podido ser algo vacío. Podría haber pasado de largo, no haberme fijado en los cárteles o verlos sin más, sin pensar en ellos. Si fui capaz de otorgarle un significado al segundo novena que iba más allá de la apariencia, tengo más poder del que pensaba. Ha sido algo cercano o parecido a la magia.. Pero yo estoy viendo algo ahí. Soy yo quién lo está viendo y depende de mí. Llego a esta conclusión después de llorar una tarde entera. Es mi modo de aclararme.






Comentarios

  1. Lo ves y lo condimentas a gusto, seguro que es magia. Mi vecina Ángela, que es muy chica, no dice maga sino mágica ¡conozco a una mágica de verdad! Y pone cara de alucinar en colores.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje