16 may. 2015

Fotocopia: Enganchada al karaoke

Dame un beso


Se ha vuelto a repetir ese momento en el que las cortinas se mueven con el aire que entra de la calle. Cada año escribo sobre ello.

Es una imagen que me encanta. Me transporta a la primera vez que me di cuenta de ello.  Yo estaba en mi antigua habitación, en casa de mis padres. 2003. Era primavera. Por la tarde. Las cortinas se movían. Y soñaba con visitar muchas ciudades, las que salían en las canciones y en las novelas. En algunas ya he estado y han habido momentos de soledad. Es ligeramente bonito.

He descubierto una aplicación de karaoke y me paso el día cantando. Soy como Bill Murray en Lost in Translation. Esa reverberación, ese eco, la luz de la pantalla, esa especie de deriva sin ton ni son. He puesto fotos y recuerdos en las estanterías de amores que tuve. Pruebas físicas o imágenes.

Scarlet Johansson me recuerda a Chile. Debo ser la única persona en el planeta que la asocia con el fin del mundo.

Hace tres meses era una profesora válida para ejercer mi trabajo, incluso era buena. Ahora no cumplo los requisitos porque no tengo el Advanced. Es como cuando lo dejas con alguien, que el día anterior te puedes besar, pero al día siguiente, ya no. 

Me he propuesto empezar a ser coherente y consecuente a mediados del verano.


6 comentarios:

  1. Yo hubiera podido seguir besando a todas las alguienes, pero como que no procedía. Por lo demás es como bajarse de la rueda y que la rueda siga girando y tú ahí contando, buscando el impulso adecuado que darle a tus pies; a la de una, a la de doos y a la de treeees, para dar un salto y subirte, y a la de tres la rueda cambia el ritmo y no te subes.
    Ya llegará tu a la de tres.

    ResponderEliminar
  2. Sí, yo también podría haber seguido besándolas, pero son las normas de Cambridge. Tu explicación de a la de tres es muy buena. También es como cuando te querías meter a saltar a la comba y no veías el momento, o te metías mal. Hasta que pillabas el ritmo...

    ResponderEliminar
  3. Echo de menos saltar a la comba....

    ResponderEliminar
  4. Si me oyeras cantar yo te recordaría a Bill Murray y, lo que es peor, ni siquiera me mirarías como Scarlett Johansson, en plan: venga, por ser tú lo que quieras.... Qué bien, aún queda hasta mediados del verano.

    ResponderEliminar
  5. Yo soy más del Anti-karaoke...

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje