Ir al contenido principal

Manzanas

Esta mañana he ido a comprar manzanas. Rojas y pequeñas. Y he recordado cómo suenan a través del teléfono. Cuando alguien las muerde al otro lado. Ayer, mientras fumábamos en la puerta de un restaurante con una copa de vino, estuvimos hablando de perfumes.

Entablamos conversación con una chica de Granada que pasaba por allí –no sé muy bien cómo se inició la charla–, que nos contó que vivía en Barcelona desde hacía cuatro años. Tanto P como E coincidieron en que ella olía muy bien. Y empezamos a hablar de eso que ocurre cuando hueles un perfume que te recuerda a otra persona y parece que puedas revivir otros instantes. A mí me pasa con los sonidos y las voces. Abren algún tipo de puerta.

Fue una noche divertida, aunque tuve un breve colapso. He desactivado todos los SÍ imaginarios _dinamita *_  y he descubierto todos los NO reales _bomba *_. Todavía no puedo decir qué es mejor...








Comentarios

  1. Quizá no sepas si es mejor por ahora pero al menos ha habido un cambio, puede que al final lo sea... Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan más las manzanas verdes ácidas; y, a priori, prefiero los SÍS a los NOS... lo del poder evocativo de olores, sabores o sonidos me flipa

    ResponderEliminar
  3. Ella compra sus manzanas los martes, también rojas y pequeñas, cultivadas en Girona; le gusta pensar que cerca de Fortià, en algún campo por el que quizás haya paseado de vez en cuando. Siempre se come al menos un par en el camino de vuelta a casa, saben a flores. Hoy más, y para celebrarlo ha comprado también un ramo de mimosas.
    Últimamente tiene poca tolerancia a todo lo que huela demasiado: las lociones de los señores que se afeitan, la fritanga del Rey de los Tallarines, los desodorantes deportivos, el material plástico de los gorros de natación, las patas de su perro. En otra época se ponía perfume a diario, mucho: se nos rompió el amor de tanto usarlo.
    Lo de los síes y los noes no lo entiende.
    Lo de las voces sí, tal cual. La voz es el reflejo del alma. Alma de trote de caballo a base de cocos golpeados sobre la mesa.
    (S. me dice que te diga que avui es va clavar uns verds y se acordó de vos).
    Beso.

    ResponderEliminar
  4. Perfumes, olores y texturas... siempre ponen en marcha nuestros sentidos y lo potencian y magnifican todo... Es bonito, ¿verdad?
    Un beso, Paola. :)
    Sparkling

    ResponderEliminar
  5. la mente monta puzzles con lo que le damos, pero no hay que fiarse mucho, tiene demasiada imaginación. a veces con un perro, un niño y una pelota te monta un apocalipsis de psicólogo y depresión.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje