Ir al contenido principal

París,Texas aka Skype aka cárcel de máxima seguridad










Esta mañana he ido al Fnac de Diagonal Mar. He recordado que antes  gastaba dinero en cd's. Ha pasado una eternidad. Ahora, de vez en cuando, compro algún vinilo en el Ultra Local; me parece más romántico. Además, simbólicamente, es el  lugar que ha sustituído a aquel videoclub que no cerraba nunca, del que solía hablar años atrás en este blog. Ultra Local y Pollos Llull me salvan la vida varias veces. Son lugares aeropuerto, siempre están abiertos; siempre a la misma temperatura. 

De vuelta, en vez de coger la Diagonal, he ido hacia la playa con la bici, y he recordado que hace unos cinco o seis años me dieron permiso una mañana para ir a la revisión médica. El consultorio estaba justo delante de la playa de la Marbella. Tras sacarme sangre y todo eso, pensé que todavía era pronto para volver a trabajar. Así que me descalcé y estuve andando por la arena. Pensé en desertar y en quedarme allí toda la mañana. Pero no pude harcerlo. Eso me jodió un montón. Esta mañana, ya sin prisas, disfrutando del mar, recordaba ese momento. Ha sido bonito. Hace justo un año, renuncié a mi trabajo.

Por la noche, he vuelto a hablar con Jane Henderson. He sentido alegría mientras sucedía, como si fuera un regalo de los Reyes Magos, pero frustración al final. Como esos presos que están tras el cristal, condenados por algún crimen no cometido, y que han agotado todas las apelaciones y recursos varios –me lo estoy inventando–, y pasan el tiempo en prisión estudiando su propio caso para defenderse a sí mismos. Sin embargo, después de la visita de la ex-novia, ex-amante o ex-mujer, vuelven a sus celdas, miran las fotografías, recuerdan los labios rojos que acaban de perfilar con los dedos sobre el cristal,  y se sienten, de nuevo, condenados.

Lo bueno de todo esto es que yo no estoy en la cárcel. Aun así, pienso en la fantasía de viajar, de ser otra constantemente, como decía Pessoa.








Comentarios

  1. Yo de tanto en cuanto, aún compro CD's o algún vinilo, pero nada comparado con años (muchos) atrás. Qué suerte, un local que esté siempre a la misma temperatura (sobretodo si la temperatura es agradable). A veces pienso en todo el tiempo libre que desaprovecho, pero siempre ando liado en 1000 cosas, y no me gusta autoimponerme horarios, y sí improvisar según me venga en gana. Las fantasías son un buen reto con las que diseñar nuestra propia realidad, personal e intransferible...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hace años y años que no me compro un CD... qué fuerte. Desde que existe Spotify, supongo. A mí me fastidian mucho esos bares en los que dejan la puerta abierta y te congelas. De hecho, tengo una lista de sitios tachados por ese motivo. El ultra local records está bien. Es un lugar inesperado. Es pequeñito pero el chico es muy majo y te trae lo que le pidas. Yo antes era más fantasiosa, ahora soy más de tocar de peus a terra. ;)

      Eliminar
    2. de tanto en cuanto está bien hacerlo, y siempre nos quedarán las ofertas a 5 euros de la FNAC; es una buena manera de completar discografías imprescindibles. Yo me hice Spotify Premium el día 31 porqué estaba de oferta, pero la verdad es que hasta ahora no tenía mucho hábito de escuchar música allí (sólo los viernes en el curro. Mañana lo haré); sigo bajándome discos que luego puedo escuchar en el Ipod, y también utilizo los bandcamp de las mismas bandas.

      Oh, sí! Odio esos sitios! El otro domingo nos tocó comer por curro en un sitio con una corriente increíble cada vez que alguien abría la puerta (que era cada minuto). Está bien apoyar al pequeño comercio (y de esta manera me contradigo con lo que decía hace 20 segundos de la FNAC); yo si no es imprescindible, intento comprar siempre en mi barrio. No pienso dejar que este mundo mediocre de mierda me haga renunciar a mis fantasías; suelen mejorar por mucho la realidad

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. jaajjaa viva Carrie Mathison!! uy, acaba de interceptar mi mensaje.

      Eliminar
  3. Anónimo11:37 a. m.

    al leer el párrafo ..... Pensé en desertar y en quedarme allí toda la mañana...me ha venido a la cabeza la página www.desertando.com que creo que te puede interesar a tí o a tu fantasía

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje