Ir al contenido principal

Extrañas vacaciones: Postal 5


Querida persona: 

Sucedieron dos cosas que cambiaron el rumbo de los acontecimientos: 1) llegó un autocar con un adulto nuevo (un treintañero andaluz graduado en enfermería) 2) los niños cayeron en trance al ponerse a tocar los instrumentos. Hice un gesto con la mano para que la nueva conductora del bus (morena, pelo liso) me esperara. "Un momentito", dije con el gesto. Recogí todas mis cosas excepto una (es un secreto), saludé a Diego (el nuevo) y eché una última mirada a los cabronazos de los niñxs carnívoros que estaban practicando un ritmo y unos acordes. Me marché y nadie me lo impidió. Era tan fácil...

Esta postal la escribo desde el aeropuerto. Probablemente vuelva a casa, todavía tengo que pensarlo; fíjate qué resultado me ha dado huir de mi tristeza, casi se me comen viva. Nadie suele reconocer estas cosas.
 
Con un extra de amor,

 PV

Comentarios

  1. Hola Paola! Aunque te voy siguiendo, se me habia pasado esta serie. Hoy la he descubierto y me encanta! Es jodido sí, lo de huir de la tristeza. Suerte en el siguiente destino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura, gracias :) Me gusta ru nombre.

      Eliminar
    2. Se lo diré a mis padres de tu parte... ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje