Ir al contenido principal

La plataforma indestructible



He estado analizando durante todo el día cómo he empezado hablando de mi cumpleaños y he acabado utilizando la palabra "funeral". 

Me he estado peleando con ello, una lucha interna.

Me ha parecido una voz de alarma y una especie de oportunidad para darme cuenta de que necesito serenidad. Pensando en los últimos  años (contando a partir de 2013), en resumen,  han estado dominados por la tristeza y la ansiedad. Como meterse en una batalla diaria. Diaria, quiere decir diaria. Entrando en detalle, tuve un paréntesis de 4 meses buenos en 2014 (de mayo a septiembre) y de seis meses de buenas sensaciones este año (de enero a junio, más o menos, en los que sentí que por fin recogía algún fruto y que todo empezaba a colocarse en su lugar). Y  bueno, si hago cuentas, tampoco es tan terrible. Pero la verdad es que preferiría sentirme de otro modo. Preferiría que se acabara ya esta etapa tan larga de saltos al vacío, de todo/nada y de altibajos. Mañana defiendo mi tesina y a las siete de la tarde, cuando acabe, voy a dar el primer paso por darle la vuelta a la situación  con un gesto muy pequeño: voy a llevar a mi madre a cenar. Me necesita. Y si con eso la puedo hacer feliz, ¿cómo no lo voy a intentar? ¿Acaso no me gustan a mí los gestos de amor? De amor, de amabilidad, de gratitud. No sé. Puede que me esté flipando un poco, igual son los nervios por lo de mañana, pero necesito cambiar de perspectiva, olvidarme de que pasan cosas. Que pasen. Y ya está. No quiero engacharme ni que me arrastren. Pasan cosas, pues vale, que pasen. Lo siguiente sería contruir una especie de plataforma en la que poder estar a salvo. Una plataforma indestructible. Me encantaría conseguirlo. Bueno, creo que estoy sobrexcitada. Lo dejo ya.


Comentarios

  1. Cuando se tiene alma intensa, los altibajos son casi inevitables. La clave está en aprender a relativizar. Un ex-compañero de curro famoso siempre decía: "al final, nunca pasa nada". Y en gran parte tenía razón. El 99% de nuestras grandes preocupaciones dramáticas suelen ser, en el fondo, tonterías perfectamente superables.

    Conforme creces, esos pequeños gestos y detalles son los que marcan la diferencia. Pueden parecer una tontería, como las que tanto nos preocupan, pero en realidad no lo son. Invítala y disfruta el momento. Es AQUÍ y AHORA. Ésa es la única verdad en la vida, aunque nos eduquen/engañen haciéndonos pensar siempre en futuros que nunca llegarán...

    PD: Cómetelos en esa presentación. Que tu sobreexcitación se los lleve por delante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo añadiría que nuestras preocupaciones se centran, sobre todo, en el resultado de las cosas. Tendemos a hacer balance según sea el final (de lo que sea). La presentación me ha ido bien, pero el tribunal me ha metido caña con preguntas... pero ya me lo he quitado de en medio! y ya puedo dormir tranquila. Ya estoy bostezando.

      Eliminar
    2. Es verdad. Yo siempre digo que el fútbol es metáfora perfecta de la vida; y si algo no soporto en el fútbol, es el maldito resultadismo: el análisis de un partido cambia por completo en función de si has ganado o si has perdido, hayas jugado igual de bien o de mal. Es asqueroso. Lo importante en la vida debería ser (para mi lo es) siempre el CÓMO, no el QUÉ final. Putos cretinos humanos...

      Duerme, descansa, respira, goza

      Eliminar
  2. No nos conocemos, salvo por tus letras, así que sí, quizás nos conozcamos... Creo que vives y sientes con mucha fuerza, intensidad que dice dEsoRdeN, y eso hace que todo sea mucho mejor o mucho peor, sin puntos intermedios...

    Al final parece que la única forma de vivir sin muchas complicaciones es estar con el freno de mano puesto, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  3. All is love.

    (La plataforma elevadora con desplazamiento -conocida como 'maquinillo' o 'maquinilo' en determinados entornos) es divertida pero inestable quetecagas.

    You got the pawa.

    Mua.

    ResponderEliminar
  4. me encantaría estar en un bolsillo durante esa cena :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja a eso se le llama ahora Periscope.

      Eliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje