Ir al contenido principal

¡Que no!





Estoy agotada de trabajar y de ensayar, y deseando que llegue el lunes para irme de vacaciones, lo que sí me temo es que no voy a querer volver. Tengo muchas ganas de estar sola. De no tener que ser nada para nadie.

Tengo ganas de perder de vista Barcelona, perder de vista todo lo que supone Barcelona, descansar y dejar la batalla. 

¡Me rindo! Y qué bien sienta rendirse de vez en cuando. Tirar la toalla, abandonar. Bajarse del carro. No participar. Dar un paso al lado. Asumir que no y mandar a la mierda el sí.

Mañana pensaré distinto, pero me gusta poder gritarlo aunque sea una noche.

Comentarios

  1. El NO suele ser muy liberador a veces, dí que sí!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja tu mensaje