fascinación

Escuchar o descargar una versión de la canción "Sábado" de C. Rosenvinge.
La grabamos ayer mismo. Mi amigo Yellow al piano y yo a la voz.





Al mediodía subí con el autobús rojo y valiente hasta la biblioteca nueva. Me senté en una de las mesas de la cafetería y cambié fumar por el aire acondicinado de Siberia. Otra vez me parecía estar en una pista de patinaje. Esa biblioteca es así, la luz no deja ningún rincón a solas. No estoy diciendo que me guste.

Abrí mi dossier nuevo: un librito de poemas delicioso. Lo imprimí por la mañana porque me llegó en formato pdf. Escogí papel de Finlandia. Lo sé porque lo ponía en la caja de los folios. Made in Finland. Finland es Finlandia ¿no? A ver si ahora va a ser otra cosa.
El libro es una novela de poemas, siguen una historia, así que no puedes leerlos desordenados... Lo malo es que en la copistería me lo desordenaron cuando lo estaban encuadernando y ahora tengo que ir saltando y buscando páginas.
Es un libro que nadie más ha leído. "Viajé a una ciudad desconocida para conocer una casa..." "Podría decir que todo sucedió un miércoles de Diciembre" Y yo podría decir que todo sucedió un día de febrero, o uno de abril, o uno junio. Depende de como se mire. "La hormiga besó al tigre. El tigre suspiró aliviado" Yo le doy besos al auricular del teléfono cuando me despido. Muas, muas, muas. Siempre.
Me queda un sorbo de te y diez minutos. He empezado a perdonarme cosas que yo no hice. Y ha sonado el teléfono. Era su voz. La escritora me habla y me cuida con vasos de agua. La escritora me pide que vayamos al cine. La escritora se viene conmigo a una isla. Ella a veces también es pequeña. Entonces, yo le doy todo lo que sé. Y le digo: hasta mañana, hasta mañana, hasta mañana porque sabes que hasta mañana es un puente.

He mirado hacia la ventana y he visto a mi amigo esperándome en la plaza. Me ha llevado al café donde suele desayunar los sábados. El sitio me ha encantado porque tienen un pájaro pez. Luego hemos ido a su casa y me ha enseñado un poco como iba la tarjeta de sonido que me quiero comprar y los trastos del ordenador. Después de ensayar un par de veces nos hemos grabado. Era la primera vez que tocábamos juntos. Unos cuantos niños jugaban en la calle y se colaban los gritos por el micro. Cada vez chillaban más fuerte mientras yo cantaba interminablemente "son tus manos, son tus manos, son tus manos, son tus manos..." con mucho cuidado, transportando cristal, porque pifiarla al final da mucha rabia.

go pa-o-la


Este post se puede escuchar así o asá. Acompamiento con mi guitarra a lo Paoli Divaggio.

Pronto estaré de vacaciones pero no quiero cruzar la meta. Por eso, cuando acabe el verano quiero seguir corriendo. ¿Qué sucede con los campeones después de las medallas? Yo quiero estar en la carrera en otoño y en invierno. Nos llevaremos las hojas por delante y la lluvia. Quiero correr. Correr tanto que los pies no toquen el suelo, parecer un correcaminos pero sin pobre coyote. Correr tanto que Australia esté cerca aunque tu media naranja ya no esté allí, porque está aquí.
Lo importante es lo importante, y ahora mismo, lo importante eres tú y las chanclas anti-medusas. El sábado me las dejé en casa.
Yo dije:
- Cuando pruebes la playa en hamaca no vas a saber volver a la playa en toalla.
Y ella dijo:
- Sí, ja! seguro...
Las hamacas nos miraban desde la orilla mientras nos bañábamos en el mar. Una con una toalla roja y la otra con una azul. Y eran nuestro punto de referencia: un horizonte al otro lado del horizonte.

el singificado de nadar





Este post también se puede escuchar

El mes de julio es interminable, una gran carrera hacia las vacaciones, es una semana muy larga en la que cada día dura cuatro días. Aunque no lo parezca está lleno de ventajas. Por ejemplo:
El sábado puedo levantarme tarde, desayunar despacio y cerrar los ojos entre tostada y tostada. Imaginarme una palmera y el típico tiburón en la orilla de la playa cargándose a todos los bañistas.

Pasadas tres horas, puedo irme al sofá a ver series sobre surfistas adolescentes con problemas. Y luego arreglar un par de armarios y meter en bolsas de plástico todo lo que no quiero. Más tarde, podría lanzar los trastos al camión de mudanzas que ocupa toda la calle y que se lleva a los antiguos vecinos para recibir a los nuevos. Que mis cosas viejas vayan a otra casa, a vivir con otra gente y que un buen día se pregunten:
- ¿quién es la chica de la foto?
- Es la vecina antigua, mamá. Son sus fotos.

Y aún tengo tiempo y puedo echarme la siesta. Ver una película, ducharme y vestirme para irte a buscar y salir a cenar contigo. Que se haga muy tarde, acabarnos todo el vino y que tú preguntes "¿ya nos lo hemos bebido?". Llegar a casa y nadar toda la noche sin que se enteren los vecinos, hasta acabar rendidas, sin aire y empapadas encima de la cama.
Y la ventaja de los días que duran como cuatro es que aún queda otra noche entera para descansar. Para dormir. Para que el sueño se haga tan largo que parezca una vida que se resuelve por la mañana. Y ya está.

otra canción express:" La huevina existe"

Mis padres han vuelto de vacaciones porque los chuchos tenían hora en la peluquería. Los he tenido que llevar a las 15:00. No me ha dado tiempo ni de tomar café. Pero los han dejado muy guapos. (guapo y guapa)

Acabo de hacer otra canción express. Son canciones que surgen en cinco minutos, cuando menos te los esperas. Cualquier tema puede servir para una canción. La idea sería hacer canciones express en vez de posts, pero es difícil. La canción de hoy habla de la huevina.

La huevina es un sucedáneo del huevo que se usa en las cocinas profesionales para evitar la salmonelosis. Un día se lo conté a Sofía y no se lo creía. Yo ya le dije que en el fondo era mejor, que era para que evitar riesgos. Aunque si la manipulas mal, es lo mismo.

Además, una vez vi huevo duro en barra. Congelado. Era bastante asqueroso. Estaba en la nevera de una pizzería. Hace años, tuve un amigo pizzero y aprendí cosas así.

Esta canción trata sobre la huevina y sobre el amor. Porque el amor también puede hacer daño como el huevo. Lo mejor es arriesgarse.

play a la canción express "La huevina existe"

La huevina existe,
es un hecho consumado,
es un sucedáneo del amor.

La usan los cocineros,
sobre todo en verano
la playa está tan llena
de chicos...y chicas
bajo el sol...

Puedo contaros
que una vez
vi huevo duro un huevo duro alargado...
como un helado..

Son secretos de cocina
para que no nos haga daño
enamorarnos en verano
con tanta envidia
que circula por ahí.

(esta sería la parte en la que cantaríamos todos a coro agitando los mecheros:)

Hazme una crep
hazme un pastel
pero ponle huevo de verdad.
Que no tengo miedo, que no tengo miedo...que no tengo miedo...

somiatruites

11/07/06: Huevo


He estado parte de la tarde tocando hasta que me he dormido con la guitarra encima. Pero no ha salido nada bueno. Creo que estaba más inspirada cuando no podía tocar porque tenía que estudiar. Por eso me he vuelto a morder las uñas. Voy a intentar mantener, por lo menos, una mano intacta.

Estoy algo inquieta. Todo es mejor contigo. Quizás debería ser algo más independiente, ya lo sé. Pero es que todo es mejor contigo. Las cosas como son.
Creo que nadie se había preocupado tanto por mí. Excepto mi madre. Mi madre sí. Quizás esto le interesaría a Freud.

Cuando el otro día me regalaste el Elvis... pensé que eras única. Me regalas un muñequito para que me cuide. Y encima me lo dices con ese tono de voz tuyo, tan particular, tan cálido, inigualable. "Elvis y yo vamos a estar contigo y te vamos a cuidar." Antes me querían pero creo que ahora tú me quieres más. No sé si voy a superar lo feliz que soy ahora.
Ayer me llevaste a tu trabajo y yo estaba allí, viéndote trabajar. Me sentía muy orgullosa de ti. Quise hacerlo muy bien, ¿te diste cuenta?
Cuando hago algo mal, tú no piensas que soy un desastre. Porque sé que no piensas eso. Y me gusta. Ah! y también me encanta cuando te despiertas por las mañanas y no puedes abrir los ojos. Y lo dices: "no puedo abrir los ojos". Oh, estás preciosa.
Joder, es que esta noche no tengo ganas de escribir en clave ni con metáforas.

Debería haber una terracita en el aeropuerto con una mesa y un par de sillas. Nos tomaríamos una cerveza . Ya me imagino llevándome una oliva a la boca y esperando avionetas. Se nos movería el pelo y sería genial. Las dos allí, viendo el mundo de la misma forma.

Nos tenemos que hacer una foto delante de la avioneta. Te lo digo siempre...

por qué no escribir sobre lo bien que me siento

Todo empezó el viernes




yendo en un autobús. Dejé un post-it de recuerdo enganchado en la ventanilla. Un golpe de aire se lo llevó volando y lo soltó en medio del pasillo. Eso no sucede en el metro. Un chico se asomó y lo leyó.
Pasaban coches, bicis, personas... y el tranvía. Es muy difícil cruzar la Diagonal. Miré hacia la izquierda y hacia la derecha. El calor del sol formó esa cortinilla que parece una visión; sale a menudo en las películas. Los coches se veían muy lejos, avanzando despacio, con los parachoques y los retrovisores relucientes.



Protección solar




Me hiciste un regalo y ya estaba a punto de acabarse el día. Es una figura de Elvis bailando entre rejas el rock de la cárcel. Me la he puesto aquí al lado, en la estantería. Me dijiste que tú y Elvis me ibáis a cuidar. Os voy a tener muy cerca.
Por la noche sentí algo de miedo. Oía pasos, estornudos, persianas, grifos... Cuando pasaba una moto o un coche me aliviaba. Me entretuve pasando el dial de la radio y encontré un especial de elvis en una emisora. Justo en ese momento empezaba a protegerme. ¿Funciona? Me dormí en seguida.

sábado, noche



Me imprimí un mapa del Prat del Llobregat porque no había ido nunca.
Fui a buscar a Carol para ir al esperadísimo concierto de La Costa Brava. Sólo nos perdimos en una rotonda y llegamos en seguida. Cuando ya estábamos allí, salimos a la terraza del bar a comernos un bocata y vimos que Fran estaba en la mesa de al lado. Así que nos levantamos a saludarle y le contamos que éramos Paola y Carol, las de la versión de los "gigantes". Fué muy simpático con nosotras. Me gustó su naturalidad. Luego lo vimos tocando en el concierto junto a Sergio y todos los demás. A mi me encanta eso de "Sólo Sergio y yo conocemos tu interior". Me parece una frase de amigos.
Nos animamos mucho cuando sonó "Adoro a las pijas de mi ciudad". Una chica que estaba al lado de Carol saltó como una loca, como si tuviera un resorte. Luego nos pidió que bailaramos con ella la estrofa final: "las chicas modernas enseñan las piernas; las chicas de barrio levantan las manos". Nosotras no enseñábamos las piernas, así que deducimos que somos de barrio.
Tocaron El Cumpleaños de Ronaldo; me gustó mucho. Yo también estuve perdida sin poder disimularlo y esperaba que alguien me dijera "Me llamo Fran y quiero que todo el mundo se haga rico, para pasar junto a ti un verano interminable en Tarifa". Y ahora resulta que es verdad, voy a pasar un verano interminable en tu piscina.
Las canciones no son sólo son canciones.

Y hoy es el último día que escribo un post largo porque luego me paso una hora corrigiendo faltas.

las cosas de palacio van despacio

Dentro de un rato me voy al Palau Reial (Palacio Real) a buscar a Sofía. [ha, ha, ha] Es verdad.

Qué triste me puso ayer mi profesora de lenguaje musical. Recibí su e-mail a eso de las 15:00. No lo abrí hasta las 24:00. Me lo temía: después de casi 2 años, aún no tengo ni idea. Es el resumen de una parrafada de 20 líneas.

Tal vez me cambie de especialidad. Lo malo es que no es tan fácil como parece o debería ser, si tenemos en cuenta que más del 50% de las asignaturas son comunes para primaria y musical. Primero tengo que entrar en la universidad de nuevo (porque aunque ya esté dentro, en la misma facultad y con los mismos profesores, no sirve para nada) o sea, esperar las notas de corte de este año... y si tengo plaza, pagar todo lo que ya he pagado y encima, ya he aprobado. Dinerito, dinerito. Y esperar a que me convaliden asignaturas que tienen el mismo nombre y en algunos casos, incluso el mismo profesor.

No sé si ésto sólo sucede en mi universidad o en todas. Me parece absurdo el procedimiento y todos los impedimentos que ponen.

Si suben mucho las notas de corte, tendré que volver a intentarlo con el solfeo. De todo modos, yo quería ser maestra de música en un colegio, pero los niños de ahora deben ser todos proyecto de Mozart, o eso parece... Hoy se van mis padres de vacaciones con los dos perros. Estaré muy sola. A ver si saco del palacio a Sofía y se queda conmigo.

extra - largo

[versión que he hecho de una canción de Elvis] :::+ audios (link corregido aquí y en la columna de links...hacía semanas que lo tenía mal. Qué mala soy recordando la dirección de mis blogs)

Ayer era un día triste para el metro. Ya lo comprobé por la mañana.

El Paseo de Gracia hace bajada porque va hacia el mar. Me apetecía la luz y el calor del sol a través de la ventana del autobús. La refrigeración me está fastidiando. Hay lugares que parecen neveras para conservar a los terneros. No se donde acabaran los oficinistas y los informáticos.
Me gusta ir en autobús, sobre todo si me puedo sentar. Siempre me pongo nerviosa cuando tengo que solicitar la parada porque creo que se me va a pasar. Así que... o la solicito muy pronto, o espero a que alguien la solicite por mí. Luego me bajo corriendo.


Quedé con mi madre para ir de rebajas. La estuve esperando en un banco, sentada al sol. Hacía aire, una breve brisa, cuesta pronunciarlo. Mi madre llegó con unos pantalones blancos, una blusa roja, su pelo recogido, las gafas de sol. Ella también vuelve a ser, poco a poco, la que era hace cinco años. Que las cosas se dicen pronto pero cuesta el triple hacerlas.
Luego comimos allí mismo, en una terraza. Y la corriente de aire se hizo más fuerte, las servilletas se iban de viaje interminable, unas vacaciones de servilleta. Estuve preguntándome sobre el misterio de aquella corriente tan agradable, ahora que en verano ha cesado el aire por completo en la ciudad. Excepto en el número 15 del paseo de gracia y en tu casa, donde existe la ventana de La corriente de aire. Si te pones delante es capaz de levantarte la camiseta.

Cuando llegué, nada más salir de la ducha me tumbé encima de la cama un rato. Me quedé dormida 5 minutos. Tú dices que me duermo muy rápido. Y es verdad. A la que cierro un poco los ojos ya estoy en medio de un súper sueño con un montón de gente. Contigo sueño más bonito, como los brasileños, que juegan bonito. Me desperté. Me lavé la cara y subí al estudio para empezar a hacer mi canción de julio.

Al final, empecé a tocar otras cosas y acabé grabándote esta canción de... de quién va a ser. Mi inglés es malo pero valiente. Es lo de menos. El guachi yu es universal. Es el idioma de los que están queriendo a alguien. Tendrías que haberme visto, movía los hombros y todo...

Todo es más tranquilo, más plácido y más lento. Pero he vuelto a suspender solfeo. Yo también tengo un exceso de fantasía y me inventé algunas notillas que no estaban en el pentagrama. Hasta enero no lo puedo volver a intentar. ¿Qué sucede cuando se acaban las convocatorias? ¿Te dan por inútil y te echan de la carrera? La verdad es que de los 8 que nos presentamos sólo han aprobado dos. Recuerdo que en el otro examen aprobó el Almeja. Que es el canta como una... Pero no tiene nada que ver cantar con leer una partitura. Eso es lo que he aprendido, así, en resumen. No sé si ir a revisión de examen, la otra vez, salí de allí bastante pequeña.

Sólo hay 21 notas. Las populares do re mi fa sol la si y sus posibles variantes (sostenidos y bemoles) Más o menos he calculado que faltan 24 semanas para el examen de enero. Puedo aprenderme 2 notas por semana. Repetir durante toda una semana dos notas. Hasta aprendérmelas de memoria. Y las últimas semanas para repasar. Me acabo de inventar este método de aprendizaje pero no me parece del todo malo. Aunque seguro que hay otro mejor.

Los vuelos bajos se me dan bien si no me encanto con las chimeneas y me llevo por delante una sábana tendida al sol. Esta tarde me he dado cuenta de muchas cosas. Quiero llevarte a tu casa y volver a las diez. Aún es de día. No sé si tengo que poner las luces o no. Es esa luz indeterminada, sobra pero falta, falta pero sobra....

no me queda ninguna para septiembre


He sido la última en examinarme. La V está casi al final del abecedario. Tienes tiempo para pensar. He imaginado a esos paracaidistas justo antes de saltar. Venga, empújame. Tal vez si imaginara menos sería realmente una paracaidista imaginando un examen de solfeo.

Después de todo, he tenido que sacar la guitarra en el examen y ponerme a cantar "That's all right mama, that's all right with you", porque aquello estaba muerto. Me he despeinado un poco, eso sí, he rascado la guitarra compulsivamente hasta que se ha roto una cuerda...y he perdido el hilo de la canción. Ya sólo era pelvis, movimento de pelvis. Antes de irme, he hecho una reverencia ante el espejo de la clase y me he puesto bien el cuello.

Cuando he salido sólo tenía ganas de beberme una cerveza pero no había nadie conocido en el bar. Aunque no me hace falta ir a compañada para entretenerme, me engancho a cualquier conversación de oído.
Después de tanto dibujo en el cielo, una paracaidista se siente agotada, tiene hambre y sed. Necesita un baño y sonreir.

Por fin he acabado los exámenes y no me queda ninguna asignatura pendiente para septiembre.

todo me parece un rap



Yo podía llegar a cualquier hora. Desde las diez hasta las doce estuve a punto de llegar. Te mirabas al espejo y te retocabas el pelo. Vigilabas el reloj.
El parabrisas de mi coche se volvió loco, de un lado para otro espantando la lluvia, que caía con fuerza la primera mañana que yo abría mis mapas para encontrar una i-s-l-a.
Me bajé y mi zapato se hundió en un charco. No importó. Me puse a caminar, tan sola, por tu calle. La primera vez que te ví yo predije lluvia, lo decían los notícias, lo ladraba mi perro.
Un relámpago en el cielo y tú caminando, un paso de cebra y allí nos paramos. Los pies mojados, los bajos de los pantalones mojados, tu cara mojada, mi pelo mojado.
Tuve suerte perdiendo, después gané el primer premio. Me cambié de carrera, me metí en la de caballos.
Cabalgamos.