Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2005

paola también dijo cosas bonitas

0

Esta tarde he llevado al cine a mis primas, supongo que necesitaba una inyección de inocencia. Les pregunté, "¿Cómo os gustaría llamaros si pudiérais cambiar de nombre?" La de 9 años dijo "Natalia" y la de 7 dijo que "Frankenstein". Pues así se van a llamar, ésto es como un sueño, todo se puede hacer realidad. . Natalia quiso palomitas, Frankenstein golosinas. Natalia se ha pasado la película explicándome como habían hecho los efectos especiales. "Esto es un león de verdad pero le mueven la boca con el ordenador", "Este paisaje está pegado pero no queda del todo mal", "Si te fijas, toda la película es una batalla entre el invierno y el verano, entre los buenos y los malos, el odio y el amor". A veces los niños te dan pistas y no precisamente falsas. Me he quedado alucinada, no sé si yo con 9 años analizaba tanto las películas. Frankenstein tenía medio culo fuera del asiento, estaba alucinada, la pantalla era suya. Me ha pregun…

nieve asada

Es nochebuena. Dan moscatel y turrón en la plaza si vas a la Misa del Gallo. Mi abuela, antes de cenar, me ha hecho explicarle el prospecto de las pastillas que se toma.
- Yaya, que pone que aunque no hagas dieta te baja el colesterol si te las tomas.
No ponía exactamente eso pero se ha comido a gusto el cordero al horno.
Hemos recordado a Felicísimo porque en Nochebuena tocaba la guitarra y no cabía ni un alfiler en la casa.
Me han hecho un regalo de navidad, me lo han preparado poniendo notitas. La letra era de mi madre. Después de buscar en el parking, en las golfas y en mi habitación, he encontrado una caja con 300 euros debajo de la banqueta del piano. Mi abuela siempre me regala dinero para que me compre lo que yo quiera.
Felícisimo preparaba nieve asada para cenar. Lo malo es que es un plato que se derrite si no te lo comes en seguida.
- A ver, voy a poner al fuego la nieve, vigiládmela que voy un momentico fuera.
Los niños se quedaban vigilando la nieve que no por arte de magia, más…

límites variables

Ha sido una sorpresa inesperada encontrarme a Claudia en el andén del metro. Es la persona que habla como mi prima de 9 años. Y que a los 26 hables como una niña de nueve años, es un milagro imposible de comparar con otro milagro.
Las breves horas con Claudia me han dado 3 vidas extras y un escudo protector super-sónico, que quizás se gaste a media noche cuando los recuerdos vuelvan, pero habrá servido hasta entonces. Además, hacía tiempo que no paseábamos tranquilamente por Barcelona buscando un café. Le he confesado algunas de esas pequeñas ilusiones.

Hoy he hecho cosas que siempre he querido hacer. Esta mañana me he tomado un café en un bar horroroso, uno que está en los subterráneos del metro. Me ha apetecido porque siempre que paso por delante pienso que las personas que hay allí son tan felices, que les da igual ir al bar més feo de Barcelona. Y me he sentado en la barra con ellas.
Luego he pegado un chicle debajo de un asiento del metro. Es incívico pero hay cosas peores, como po…

salida de un cuento

Dos amigas me dieron whisky, nocilla y jamón. Son anestesias de bar y de pisos sin calefacción que sin duda alívian. Luego me prestaron un píjama y me enviaron a dormir, aunque después de dar muchas vueltas decidí irme. Las calles estaban desiertas, los semáforos cambiaban de color para nadie, sólo para mí. Y es curioso porque me sentía más nadie que nunca. La Diagonal ya no era el camino a casa de Giulia, era una vía desierta con taxis vacíos, con muchas farolas y árboles a los lados.
Por la tarde he lanzado una silla por las escaleras y no se ha roto, luego he borrado toda la música de mi ordenador. Después me he puesto a llorar debajo de la mesa. Cerca del suelo no te caes.
Ha venido a casa mi prima de 9 años, como salida de un cuento. Su forma de hablar me recuerda a la de alguien, es un recuerdo muy bonito. Hemos quedado para ir al cine, porque les prometí que las llevaría a ver una película. Les compraré palomitas. Luego las traeré a casa.

de perros

Este no es mi perro "negro", es mi perra "canela claro".

Hoy es domingo, me he despertado a las 8:00. A las 8:00 es muy pronto. He abierto la puerta y mi perro negro se ha escapado. Hoy se ha ido hacia el bosque, cruzando la calle sin mirar, corriendo por las aceras y por el parque. Un día de éstos nos va a dar un susto. Se ha escapado muchas veces en 4 años, más de 94 veces seguramente. Si fuera un niño lo llevaría al psicólogo, pero es mi perro negro, el tímido, el que apenas ladra pero se escapa y es feliz así, le brillan los ojos cuando vuelve. Es nuestro secreto.

circo

Circo - paola vaggio

Powered by Castpost
Mientras el peluquero me quitaba el flequillo, ha entrado un hombre calvo. La peluquera deslizaba el peine con sumo cuidado sobre la piel. He mirado de reojo su peinado. Ha sido un momento frágil, Cocorosie sonaba de fondo. Tijeretazos brillantes y destellos de instantes contigo. Me gusta oírte en mi vida, distinguirte entre el rumor monótono y constante.
Me he comprado una mesa y un montón de bolígrafos nuevos, dicen que motiva para estudiar.


La pelu bien, pero se pasaron con el plastificado.

cosas tristes y pequeñas

(poemita)

He suspendido otra vez el examen de música,
la profesora me tiene manía.
Siento que pierdo a Giulia a cámara lenta,
por eso hoy me voy a la peluquería.
Recuerdo sus manitas cerradas
y me pongo muy mala,
quizás un tinte en mi cabeza,
ponga brillo en mis ideas.

(cuentito)

Ayer paseé por Barcelona con mi amiga invisible. Cada vez me da más conversación, ¿será preocupante? Le dije algo y se le colorearon las mejillas. Todo es transparente, se niega al tacto.

brecha en el corazón

La casa era bonita. El lugar también lo era. Hacer fuego es difícil. Muy difícil. El viento trajo nieve de las montañas y los copos eran de porexpan. Conjunté toda mi ropa, me la puse en la maleta por colores para no equivocarme.
Es complicado que todo case a la perfección sin hacer rectificaciones. De pequeña tuve una barca con un parche puesto durante años. Y no se hundía. Me lo pasé tan bien con aquella barca, duró muchos veranos. Me tocó en la tómbola de un hotel, vendían los números a tiras. Casi como Giulia, que me tocó porque ese día yo estaba de suerte en la Plaça dels Àngels. Y llovía. Nos tomamos una cerveza y fuimos a cenar. Luego salimos por ahí, estuvimos bailando. Qué adolescencia más larga. Me rozó la mano y yo también. Beso (...) El último día me enteré de que a Giulia le gustan las ensaladas de pepino como a mi padre. Precisamente, esta madrugada hará un año que a mi padre le dió el infarto. Parece ser que diciembre es un mes conflictivo. El médico dijo que se moriría es…

Sí, es verdad.
Es sólo una cuestión de equilibrio.
De comisura de labios.
De que sobren las palabras.
Las promesas siempre se cumplen
mañana.
Y para eso suele faltar muy poco.

Música:
Piano - Paola Vaggio


Powered by Castpost

Siento mucho la calidad sonora, es una grabación casera. Que nadie me dió clases de piano, también se nota. ¿Y lo bien que me lo paso?

enfadadas en el born

Quiero destacar el cielo del Nus (nudo) de la Trinitat (trinidad) y la vista desde allí, las barriadas, la fábrica de cerveza, chimeneas industriales... Cualquiera puede pensar que con ese nombre tan divino y celestial se trata de un lugar tranquilo para meditar. La verdad es que es un nudo de carreteras. Si supiera hacer fotos me pararía y haría una, pero además de que no sé, si te paras ahí te juegas la vida por una foto y tampoco creo que valga la pena. Quién sabe, igual un día me paro. Diré "un momento". Me pararé, pondré todos los intermitentes, que por supuesto se ponen todos con el mismo botón, si no fuera así tardaríamos demasiado, y haré una foto. Click. Ya está, borrosa.
Si VACACIONES = 1 entonces
Imprimir("ALERTA, discusión")
si no
imprimir("ok")
fin si
La Señorita Picnic y yo nos enfadamos ayer. He estado haciendo algunos cálculos y siempre que falta poco o poquísimo para irnos juntas unos días, nos discutimos. Deben ser los nervios, la *expectació…

Recuerdas cuando

Hay mucha gente sola en esta facultad. No es como mi primera universidad. Todo es diferente, es peor. Quizás es porque por la tarde sólo vamos los antipáticos que trabajamos por las mañanas. ---
Voy a contar una cosa de otro siglo. Cristina y yo empezamos a la vez Historia del Arte en 1998. Nos conocimos en el tren el segundo día de clase. En seguida decidimos que compartiríamos piso ya que teníamos en común una cosa importante: la misma piscina. De pequeñas íbamos a la misma piscina. Y además, sorprendete pero cierto,mis padres estuvieron a punto de apuntarme a su mismo colegio. ¿Y qué quiere decir eso? Que además de ser compañeras de facultad hubiésemos podido ser compañeras en Educación General Básica, Bachillera Unido Pérez y en Curso de Orientación Universitaria. Vaya, que el destino es imprevisible.
Para esa misma navidad, ya estábamos casi instaladas. Encontramos un piso de dos habitaciones en las ramblas. Dormíamos juntas porque así las dos teníamos la habitación grande. Al pri…

coches y guitarras

Me invitas a tu torre de Babel y yo me siento afortunada en todos los idiomas. Los papelillos de colores de la tienda de coches usados, permanecen quietos y helados de frío, mientras tú y yo hablamos algo en la oscuridad. Y son conversaciones importantes las nuestras. Yo veo ésto y aquello desde el coche y una carretera y los cimientos de una casa. Y es un paisaje agradable, de noche agradable, porque descubro que me acaricias el pelo y me gusta. Es valioso porque lo descubro.
---
Salgo de casa y estreno una chaqueta nueva de color azul. Voy a buscar a Giulia porque me gusta ir a buscarla y que me diga lo costipada que está cuando entra en el coche. Giulia me pregunta.
- ¿De qué color es esto? -señalando mi camisa de rayas- - Negro y rojo. - ¿Y esto? -señalando mis pantalones- - Negro. - ¿Y esto? -señalando mi chaqueta nueva- - Azul. - ¿Y esto? -señalando mis zapatos- - Marrón.
- ¿Y esto? - señalando las patillas de mis gafas-
- Rosa chicle.
- ¿Entonces?
De acuerdo, prometo que intentaré conjuntar…

por fín esto parece un diario

Al final no he comprado zapatos, no he visto ningunos que me gusten muchísimo. Esta mañana había un hombre joven en el metro con una maleta gigante, parecía aburrido. Una maleta más grande que él mismo. La arrastraba por el andén y a su paso, iba dejando un surco limpio y brillante en el que podías verte reflejada. La maleta gigante era una pulidora de suelos y estaba dejando la estación de *Mundet como el palacio de Sissí Eperatriz. Qué ganas de bailar, cuánta emoción. Si todos hubiésemos levantado el culo de nuestro asiento y nos hubiéramos puesto a bailar un vals en aquel andén de palacio, el pulidor esbozaría una sonrisa, orgulloso de su trabajo, y nosotros, todos nosotros, no seríamos más felices pero sí más despreocupados. Hoy hemos desperdiciado una oportunidad. No sé con que frecuencia pulen el suelo en el metro de Barcelona. Giulia me ha dicho que ella soluciona los problemas haciendo tablas excel. Así que le he enviado una tabla excel con una lista de pequeños desastres, y ell…

homenaje

A la perra



Powered by Castpost

Subo las escaleras de la facultad y reconozco el sonido de un piano y una voz desafinada. Al lado, veinte xilófonos como una tormenta metálica y brillante, envuelven 40 flautas estridentes y con mala baba. Treinta baquetas taratá ta tá, una canción popular para niños, palmadas y puertas que se abren y se cierran.
Me siento en un banco del pasillo y saco mis polirítmias, ya llevo una hora estudiando. He comido raviolis con tomate, mero con ensalada y un yogur de limón. Mi preferido.
Llega tarde a clase, Miranda. Se sienta a mi lado, está triste como las cosas tristes. Me cuenta que se le ha muerto la perra. Después de tres noches agonizando por un tumor en la vejiga, ha decidido llevarla al veterinario para que la sacrifiquen. Se la han devuelto muerta en una bolsa de basura. La han ido a enterrar a la finca de la família. Está prohíbido, pero las tierras son suyas. Antes de meterla en el agujero la han sacado de la bolsa y la han envuelto en una toalla. &quo…

quintos párrafos

Sigo a Nuria, de la bitácora El perfecto Cuadrante, y participo en el jueguito del libro. Consiste en escribir en nuestro blog el quinto párrafo de la página 83 del libro que estemos leyendo actualmente. Así se crea una cadena de quintos párrafos de libros, que quién sabe, podrían formar un libro de quintos párrafos.

El libro se titula "Gramática de la Fantasia - Introducción al arte de inventar historias" del italiano Gianni Rodari, inventor de historias para niños.
Algo sobre su biografía { Cuenta Rodari en el prólogo que
"Durante el invierno de 1937-38, recomendado por una maestra, esposa de un guardián municipal, fui contratado para enseñar italiano, en sus casas, a los hijos de algunos judíos alemanes que creían -lo creyeron por pocos meses- haber encontrado en Italia refugio contra las persecuciones raciales. Vivía con ellos en una chacra sobre las colinas que bordean el Lago Maggiore. Trabajaba con los niños desde las siete hasta las diez de la mañana. El resto del …

el mundo

No sé como no se dobló el mundo de ganas, giulia. Imaginar sexo es como pensar en los detalles de una historia antes de escribirla. El deseo vive a un centímetro de los labios, imanta la piel, pone el corazón a la carrera. Sale por la boca, por eso es imposible mantenerla cerrada.
Estos días me estoy fijando en los gestos que hacemos cuando tocamos en clase. La cara que pone Eduard es la que más me gusta. Mueve los ojos a derecha y a izquierda, lentamente, mirando hacia bajo.

so-fá

Powered by Castpost
(Titi-ri y Lluvia)
Desde el sofá veo el cielo. Me siento y veo el cielo.
Sin levantar la vista,
se ve el cielo.

Te sientas y lo tienes en frente, por eso no hace falta poner la televisión, por eso no importa si no funciona la antena. Por eso no importa si la era digital, si la parabólica, si la analógica, porque desde el sofá de Giulia se ve el cielo.

En los días nublados, llueve antes. Porque en los áticos siempre llueves antes. No te hagas la tonta. Giulia llama a sus amigos del primer piso, del segundo, del tercero, del cuarto, del quinto, del sexto ...
Titi-ri Titi-ri Titi-ri
Titi-ri Titi-ri Titi-ri(suena el teléfono)
- Hola, buenos días, soy la del ático. Está lloviendo. Va a llover.

Y las llamadas telefónicas se encadenan por toda la ciudad, desde los áticos hasta los primeros, sin olvidar los entresuelos, "Está lloviendo, va a llover".

karaoke post

Hoy tengo pocas ganas de escribir pero tengo un micro en el ordenador que es peor. Hi hi hi, hi hi hi

Semilla Negra en exclusiva, versión inédita. (Un mano a mano entre L. Watling y P. Vaggio)



Powered by Castpost

Quizás debería estar haciendo deberes...

eso que solíamos hacer

Aquesta cançó li dedico al meu amic òscar perquè és tendre i animal (com jo): Vos estim a tots igual - Antònia Font


Powered by Castpost

El otro día quedé con mis amigos. De repente tuve muchas ganas de hacer eso que solíamos hacer, ir andando desde Gracia hasta el Freaks a mirar cómics. Lo divertido es que en realidad sólo lo hicimos una vez. Sólo ocurrió una tarde. Pero me debió gustar tanto, que es como si hubiera fragmentado el recuerdo en varias partes, como confetti, y se ha colado por diferentes huecos de mi memoria. Pasa lo mismo con ese día que estuvimos merendando en un banco de una plaza del centro, y entramos en un supermercado y nos compramos patatas fritas, chocolate, queso (yo me compré queso), coca-colas y fantas. Parece que en vez de un día, haya ocurrido muchos días.
(aquí iba una foto de garbanzos)
La estuve esperando un par de minutos y luego la ví al otro lado de la calle. Cuando el semáforo se puso en verde, cruzamos las dos a la vez y nos encontramos en medio. Giuli…

gramática cursi

enjabonarte con los poemas que te escribo. un patito. deslizar sílabas por tu nuca. ponerle comas a tu risa larga. paladear el sabor de mil países en tu ombligo. acentuar tu piel. vocalizar los labios. desenredar la ortografía entre tu pelo. mira, observa, una cometa en el cielo ¿la ves? el viento se acaba en una playa. caminas por la arena. encajo mi pie en tu huella.welcome infinito.(aguas de março - bso goldfish memory)



Powered by Castpost

gente que me rodea

Silvia ha tenido que dejar de bailar este año. Por eso va por los pasillos de la facultad brincando y mirando al frente. Cada gesto que hace la delata. Cuando canta coloca los brazos delante, en forma de óvalo, como las bailarinas. O como si tuviera una barriga muy grande. Y cuando está sentada hace puntitas con los pies, lo descubrí el otro día.

Su novio es veterinario y lo conoció en unas fiestas de barrio. Le oído la historia del encuentro varias veces. Cuando él le estaba contando las ventajas de la esterilización canina, ella le plantó un beso que lo dejó sin respiración. Contrariamente a lo que todos piensan, si te dejan sin respiración no te mueres. Al menos en esas circunstancias.
Mi primer beso con G.Picnic fue en una parada de autobús a las tantas de la noche. Yo no le contaba nada sobre perros, aunque podría ser. Estábamos en una parada de autobús porque no la llevé a su casa, seguro que a la vuelta me hubiese perdido. Tengo muchas ganas de verla, habrá crecido un poco en 15 …

no se puede ser más feliz que una peluquera canina

Links de interés aportados por Bea:- La primera lavadora para perros
- Innovación en el lavado de mascotas
- Y el tipo ganó un nobel a la limpieza

Esta semana está siendo algo extraña para mí. Creía que esta quincena iba a ser de paso, que transcurriría sin demasiados acontecimientos, que con Giulia haciendo la ruta de la seda, estos días servirían para coger carrerilla y de una vez por todas, tomar el ritmo de mis clases.
La verdad es que no está siendo así y no tengo tiempo para poder hacer lo que quiero. Para hacerlo con calma. Me gustaría tanto ser sólo universitaria, me refiero a eso de volver de clase, hacer los deberes y ya está.
Ayer, después de cenar, llené la mesa de la cocina de papeluchos y fotocopias ilegibles. También intenté hacer una bonita melodia en do mayor con dos frases de 8 compases cada una, forma AB reexpositiva, 4 periodos, 2 finales femeninos y 2 masculinos y bla blaa bla y no se qué tonterias más, y me salió un churro. Un churro de churro. Y es que yo sé hacer…

tacto

El viernes, además de ser mi cumpleaños, ocurrían otras cosas. Mi madre tenía una prueba en el hospital, de las que le hacen a menudo para controlarle la enfermedad del colon. Esta vez le encontraron 5 pólipos y se los sacaron ese mismo día. Uno se lo dejaron dentro porque era demasiado plano. Ahora tenemos que esperar los resultados.
Sería un golpe muy duro volver a lo de antes, al infierno que fue la colostomia y los meses de quimioterapia. Pero lo que me ha sentado peor de todo este asunto es que después de preguntarme por mi madre y las pruebas, me diga como si tal cosa, que el sábado se murió la tía de no sé quien de cáncer de colon y que sólo ha durado un año. Ese comentario sobraba. No lo habrá hecho a próposito pero el morbo que parece despertar la muerte ajena, la de los demás, no me hace ni pizca de gracia. Así que siguiendo con el tema, unos tienen pólipos y otros tienen el tacto en el culo.
Hoy estoy cansada y con pocas ganas de nada, pero eso sí, me ha fascinado algo:
Cuand…

27

Como ya son las 24:00 y por lo tanto 14 de octubre, ya es mi cumpleaños. Hoy cumplo 27.

Nací a la una del mediodía. Me adelanté un mes. Mi madre se despertó de la cesárea como si un caballo le hubiese pateado la barriga durante horas y horas. Por entonces mi padre aún tenía pelo. La hija de Felicísimo, mi abuela, la mujer del aviador, contestó sin dudar ni un segundo: "sí, sí! enfermera, hágale los agujeros en las orejas!".Mi primera casa y la de toda mi infancia era un sexto piso.

fiesta sorpresa

Giulia se marcha mañana, estará fuera 15 días. Se va lejos, como de aquí a China, sin exagerar. Hoy es su cumpleaños pero lo celebramos hace dos días. El mío será este viernes, pero lo celebramos hace tres días.
Giulia me preparó muchos regalos. Yo ya le dije que quería 50 guitarras.
Me senté en la mesa y me dió un sobre que pesaba bastante. En el sobre escribió algo así como: "me dijiste que querías 50 guitarras, ¿que te parece si lo dejamos en 27?" Lo abrí y dentro encontré 27 guitarras de cartulina con un mensaje cada una. La primera llenó el comedor de confeti y de la segunda apareció una botella de cava.
Yo estuve muy impaciente durante toda la cena porque sabía que me quedaban 25 guitarras más. Cuando acabamos de cenar, Giulia abrió la puerta de la habitación y la cama estaba llena de regalos. Yo debí abrir los ojos como platos. El juego era una especie de "memory", consitía en leer de una en una las frases de las guitarras de cartulina, que eran pistas para a…

tengo

Rachel Salomon
phone: 718-637-1073 email: salzie@earthlink.net

Tengo todas las vidas a la vez, todos los deseos al mismo tiempo. Decenas de despertares, goteras de canciones en la casa y manchas de silencio.
Los ladridos de los perros que aullan, los ladridos de los sueños que me desvelan.
Tengo una voz, una búsqueda y un encuentro. A veces miedo.
Y para hoy, planes con Giulia .

ensayo de idiomas: qué mala soy traduciéndome

Ilustración de Ann Feild Didyk
phone: 410-235-0240
email: annfeilddidyk@verizon.net
M'agradaria tant tenir el món en miniatura i poder-te seguir allà on anessis. Plantar-me al teu costat només movent un dit. El mar te'l faré amb aigua de l'aixeta i els caramels de Sant Medir seran els teus vaixells. T'acaronaria els cabells pels carrers i et faria la traveta. Riuria de tu una estona i et faria perdre el metro i et posaria molts cotxes davant perquè fessis caravana i et relliscaríen els objectes de les mans i et canviaria l'emisora de ràdio i et tancaria el llibre al nas i t'esborraria els documents que guardes a l'ordinador! I també et faria un petó. Estic graciosa.

(he realizado algunos ajustes en la traducción al castellano)

Me gustaría tanto, tener el mundo en miniatura y poder seguirte allá donde fueras. Plantarme a tu lado con solo mover un dedo. Haré el mar con agua de grifo y los caramelos serán tus barcos. Te acariciaría el pelo por las calles y te haría la t…

con soltura

[ambientación musical]
El sábado la ví a las tres de la mañana, un poco después de que aquella chica me pidiera un beso en la puerta de los lavabos.

Yo miraba hacia un lado y hacia otro, apoyada en el marco de la puerta, con la soltura que te dan dos cubatas y una cerveza de más.

Una chica de unos treinta y no sé, se acercó y me preguntó la hora. - ¿Qué hora es? Miré el reloj. - Las dos y treinta y cuatro, ¿Te parece una buena hora? - le dije yo- - Sí, es buena hora -dijo ella- Entonces se acercó aún más y me preguntó: - ¿Estás sola? A lo que yo respondí: - No, estoy con dos amigas. Y ella siguió, - Me refiero a que si tienes novia... - Sí, pero está en una boda -contesté yo- - Entonces puedes besarme. Empecé a reirme pero en seguida me puse seria, me estaba acorralando entre ella y la pared, acercándome sus labios. Era una situación absurda. Después de un tonto forcejeo, me escurrí casi por debajo de sus piernas y logré escapar.
Me fui como un perrillo asustado, gimoteando. Auu auu auu aug. Eso …

La hija de Felicísimo

La Hija de Felicísimo le lavó la cara con agua a una muñeca de cartón. La muñeca se quedó sin rostro.

Cambié de línea de metro por un día. En la amarilla todo es más viejo. Los asientos están puestos uno al lado del otro a lo largo del vagón y dejan una pista de baile en medio para mí y mi amiga invisible. Mi abuela, la hija de Felicísimo, me hizo macarrones para comer pero no me contó ninguna historia de mi abuelo Miguel, el Aviador, aunque como ya he escrito alguna vez, en realidad era mecánico de motos.

El Aviador y la Hija de Felicísimo vivían en una casa muy grande, en frente de una farmacia que aún existe, en Gran Vía con Calabria. El Aviador tenía un gimnasio en el sótano y un saco de boxeo. Saltaba a cuerda y hacía mucho deporte, no fumaba y se murió joven. Le gustaba salir a pasear en sus motos. Siempre las llevaba muy límpias, relucientes, luna, plata, espejo. Uno de esos días se marchó con su amante y se llevó todos los muebles de la casa. Y también el dinero (...) El Aviador…

yo, perro

Lo mejor de dormir con giulia, sin duda, es despertarse.

Dormir en sí es incómodo. Cambiar de postura es como llevar cinco copas de cristal de una punta a la otra del sueño, tienes que hacerlo con sumo cuidado. Si se pudiera aprovechar la noche con los ojos abiertos y descansar, me la pasaría vigilando. Yo, como perro, le olisquearía las orejas por detrás y hundiría mi hocico entre su pelo, buscándole la nuca con mi nariz fría. Giulia se levantaría y palparía en la oscuridad un caramelo para el costipado, luego saldría por la puerta de la habitación y bajaría las escaleras hacía la cocina. Y yo, atenta a todos sus movimientos, saldría corriendo detrás, porque giulia ha abierto el armario de las galletas y está preparando leche. Muevo la cola muy rápido, doy saltos a su alrededor. Guaa..arrff arff...guauu...

vermut

Giulia Picnic ha podido combinar su última inmersión del verano conmigo, eso me alivia, ya que quizás quiera decir que mi cara de besugo no es tanta. Y no sólo eso, además me ha encargado comprar, mientras ella está buceando en el fondo del mar, siete tomates grandes, una bolsa de patatas Ruffles, una de 3D ( a saber que es eso), dos potes de olivas rellenas, dos fuets, tres plátanos y dos manzanas. Me ha dejado dinero y todo. Es una mandona.
Como mis padres se han ido de fín de semana, Giulia Picnic se quedará a dormir esta noche y me ha hecho poner más ropa en la cama porque sino dice que tendrá frío. Es una chica inconsciente.
He estado cocinando para esta noche una receta sorpresa que yo misma me he inventado, pero ups, se me acaba de quemar todo. El pollo está negro.

no tengo tiempo

Ya ha empezado el curso en la facultad y otra vez no tengo tiempo para casi nada. No he podido quedar con Giulia Picnic ni una noche y por lo visto se me han acumulado ya 3 o 4 golpes de aire en las cervicales. Por suerte, hoy me toca la segunda clase de técnica de voz con Heldensgtrong y las 2 Finlandesas rubias como dos rayos de sol. Nos estirarán en una colchoneta y haremos ejercicios de relajación y sentiremos el estómago, los brazos, la garganta, las manos, las piernas, incluso la nariz y ¿el dedo pequeño del pie? El profesor nos ha dicho que si nos dormimos no nos preocupemos. En la primera clase, Heldensgtrong nos explicó que en Occidente la única cultura del cuerpo que tenemos es la de estar muy delgados o estar cachas. En cambio, no nos preocupa el equilibrio entre cuerpo y mente, la relación con el espacio, las buenas posturas, etc. ¿A ti tu mamá te ha enseñado a sentarte bien? ¿con el culo en el borde la silla y la espalda recta? Ayer, Giulia Picnic cambió la que i…

hablas muy rápido

Algunas veces dices palabras que no entiendo.

Enlazaslasfrasesunadetrásdelaotrasinsilenciosperonoimporta.
Hablasrápidomuyrápido.Yocadavezestoymásatentanovayasadecirme
algomuyimportante
lomásimportante
yelsonidosepierdaentretupelotuagendaoenelgiro
detucuerpoenlamadrugadaporqueeslahora
enlaquetodoseparaylasúnicascosasquepasan
sucedencontigo.

Pero es que por teléfono es muchísimo peor.

siesta

La luz revuelve todos los rincones de la habitación pero no bajo ni un palmo la persiana.
Me voy durmiendo. El sol ilumina las cortinas blancas y el aire las mueve sin darse cuenta. A mis bailarinas no sólo me gusta mirarlas, también tocarlas, se balancean tan despacio, me siento caprichosa. No puede ser bueno ni malo, no da tiempo. El sueño me pesa, intento ganarle y agarrarlo por sorpresa para que me reciban en la plaza como a la heroína que vence al sueño, y lo ata y lo deja paralizado y luego le pregunta por ti con los ojos abiertos. Finalmente me dejo y es una sensación llena de agua.

Llevo el diario atrasado

notita
Lo más destacado de la semana pasada ocurrió el martes, el viernes y el sábado. El domingo, el aire olía a barbacoa como siempre.
Las demás cosas fueron de aquí para allá. El examen, los compañeros de la facultad, la mañana en la oficina, el desayuno en el bar. El ballet de los camareros con las tazas y la leche caliente, el vals de las cucharillas, el vapor de la cafetera como un suspiro de dragón. Bloooff.
Martes 6 de Septiembre
Quedé con Giulia para cenar cerca de donde aquel día tomamos te y mate, y parece que haga tanto tiempo... y en realidad, solo hace cuatro meses. Casi a las 23:00 decidimos que era una buena noche para la práctica del tai-chi entre semana y fuimos a buscar mi coche que estaba en la otra punta de Barcelona. Luego fuimos hasta su pequeña casa que precisamente se sitúa en la punta opuesta a la primera punta mencionada y estuve allí hasta la 1:30. Y qué pereza volver hasta la otra punta otra vez.
Viernes 9 de Septiembre El viernes fuimos al cine y Giulia Picnic …

septiembre, un golpe de aire + vacaciones giulia (III)

Ayer, en cuanto me levanté, me miré el cuello en el espejo.

Me dolía justo ahí, donde muerden los vampiros. Pero no tenía ninguna marca, ni tampoco ninguna mancha roja en la piel. Nada de nada.

Me dolía como si me hubieran dado un golpe o churrepeteado el cuello toda la noche. Por lo menos, toda la noche. Luego tuve dolor de oído, de cabeza, de barriga, de cervicales y por último, de paletilla izquierda.

A mediodía, mi mamá me dijo que debía ser un golpe de aire o un mal gesto. Lo mismo me había dicho mi compañero de trabajo, "Eso es un golpe de aire o que has dormido en una mala postura". Y lo mismo le dije yo a mi tío Javier, cuando me lo encontré y ví que tenía un ojo enrojecido, como si se hubiera pasado la mañana llorando solamente por un ojo.

- ¿ Qué te ha pasado? Tienes el ojo rojo.
- Pues no lo sé, se me ha puesto así de repente...pero no me escuece ni me molesta.
- Será un golpe de aire.

Por la noche hablé con Giulia y a ella también le dolía la cabeza. Yo le conté lo m…

Mis vacaciones con giulia (II): Hielos en la nevera

( del diario de papel)


En Llanes, cerca de los Cubos de la Memoria, estaban las 3 niñas que jugaban a ver cual de las 3 era la menos miedosa. Ahí, al lado del puerto, el agua estaba oscura. La niña que llevaba el bañador diferente a las otras dos, que lo llevaban azul marino con una banda azul cielo a un lado, exclamó:" ¡Hay un pulpoooo!" Y en seguida, la más alta, echó al agua las gafas de bucear y se tiró de cabeza y empezó a nadar. Las otras dos se lo pensaron un poco, pero una empujó a la otra y cayeron las dos. Nadaban sacando el cuello por encima del agua, como si no se quisieran mojar la cara. Daban brazadas demasiado bruscas y nerviosas, de las que no te dejan avanzar. Cuando llegaron justo al punto donde se habían quedado las gafas, dieron media vuelta y volvieron. Salieron del agua riéndose. "¿Y el pulpo!?"
Me quedé una rato embobada.
Avancé hasta un grupito de gente, miré hacia todos los lados buscando, pero no la veía. Entonces oí "eh vaggio..."…

mi verano con giulia (I):" El chipirón gigante"

El domingo a las 8:00 hacía mucho viento.
Giulia tenía ojos de lentejita y no le cabían las lentillas.

El principio del viaje fue algo extraño para mí, sentía que debía portarme muy muy bien después de tanta bronca telefónica con ella, así que me puse a hablar de muchas cosas para desviar la atención...blablabla, blablablá, mientras ella conducía su Audi descapotable. Justo después de pasar por Zaragoza, paramos a un rato a despejarnos y de paso, yo me callé un poco. Giulia toma el café amargo y desde que nos conocemos, siempre me da su sobre de azúcar, yo los estoy guardando en una cajita de madera pero ya se me está quedando pequeña con todos los que he puesto hoy.

En Santander estuvimos paseando un poco por la ciudad, yo ya había estado allí hacía 5 años. Ella también, pero es que Giulia ha estado en todos los sitios del mundo. Nos sentamos en el borde del paseo y Giulia dejó los pies colgando hacia el mar. Yo me quedé algo atrás porque me daba vértigo y el vértigo es un miedo que a…

el salchichón cursi

Me gusta desayunar dulce ?


Ayer hubo tormenta, el perro se asusta con los truenos, se pone a temblar y busca algún escondite. Abrí la nevera, y mientras yo iba repasando la puerta para escoger una bebida, a Valiente le faltó tiempo para saltar y colocarse entre los tomates, los pepinos, la lechuga.

Pero...¿ qué hace el perro en la nevera en pleno mes de agosto?


ísima

Los recuerdos se resumen en frases y silencios. Ramas en la arena, lluvia de barro, agosto sin metros. Deseos de semanas menos largas, o si son largas, contigo. Kilómetros con mi reflejo en el regazo, para llevarme como si me llevaras. Me gustaba aquella canción, me gustas con mis canciones.

quina vida, tu

Ansiosa por nadar, mi nueva condición gruñona me ha provocado una migraña con dolor de barriga incluído. Así que ayer me fui a la cama a las nueve con un bloque de hielo en la frente y balbuceando, que no es lo mismo que bucear, mi mama me mima. En realidad, tenía que ir a un concierto de bossanova con S y luego ir al cabo a mirar la lluvia de estrellas. S compró 4 números de la loteria, ella tenía un deseo fijo, yo estuve dudando con el mío. ANA tiene un nombre con casi 4 montañas. De una te caes a menos que des un salto muy grande. ANA echó un ancla al 20 de agosto para encontrame en alguna parte. ANA, estuve descuartizando el silencio en la cama y sólo encontré mi respiración y un montón de latidos en mi estómago.

de plata

Ayer tarde fui a ver a Giulia, curiosamente, los veranos de su infancia están a menos de 5 km de los míos. Ella también tiene amigas aquí, como yo, y también se han hecho mayores.
Estuvimos en su playa. Los toldos a rayas azules y blancas me recordaron a Muerte en Venecia de Luchino Visconti. Algo decadente, sí... Las nubes empañaban el cielo y el mar estaba revuelto pero no demasiado. - Hoy el mar parece cemento -dije yo- - No, parece plata... - dijo Giulia-
Por lo que se ve, mi visión de las cosas no es demasiado brillante. No estoy de buen humor. Me da un poco de rabia que Giulia se vaya de vacaciones a Italia sin mí...acompañada de su amor platónico, no, perdón, su ex amor platónico. Esta última aclaración me deja mucho más tranquila.
Lo cierto es que no quiero saber nada de Giulia durante los próximos siete días. No quiero que me llame para contarme lo bien que se lo está pasando en la Costa Amalfi y lo mucho que se está acordando de mí. Ciao bambina.
Va a resultar que soy celosa, abso…

verano

Estoy en el lugar donde veraneo desde siempre. No es una exageración, mis padres compraron el apartamento antes de tenerme a mi. Está mi amiga S, nos conocemos desde que éramos pequeñajas. Pasábamos aquí los 3 meses de verano, desde que acababa el colegio hasta que comenzaba. Ahora, como somos mayores, no coincidimos tanto porque tenemos una vida diferente. Pero este año sí, al menos esta semana, luego vendrá I, que también es otra amiga del verano.
De momento he ido a la playa, he tomado el sol y he empezado a leer un libro. Ayer noche me bañé en la piscina con las luces. Bajo el agua, el resplandor... parecía como si estuviera a punto de producirse un milagro o algo así. Esta mañana he ido temprano a comprar al mercado, tenía muchas ganas de pedir la tanda en las paradas y de desayunar con mi madre en la terraza.

Dentro de menos de 15 días me iré de vacaciones con Giulia.

ayer eran las cinco o más

Eran las cinco o más. Hemos entrado en un lavabo juntas y nos hemos besado, como si se fuera a acabar algo, o mejor, como si estuviera a punto de empezar. Yo he cerrado los ojos, alguien ha cerrado las manos, han golpeado la puerta. Me enamoré de ti el miércoles pasado, fue justo cuando sacabas los croissants de la bolsa. Hoy hemos entrado en una librería, has tenido Rayuela en las manos y te he contado lo mejor que he sabido que se puede leer de dos formas distintas. Luego nos ha pillado el chaparrón en el Raval. Se te mojaban los pies y los hombros, a mi me resbalaban las gotas por el cuello. He deseado desnudarte pero no era posible allí. Las calles se han llenado de agua en un momento y no encontrábamos tu coche aparcado. Yo sabía que no era esa la calle pero tampoco sabía cual otra podía ser. Había una chica empapada en la calle, inmóvil, tirada, tan lejos de aquí. Yo he creído que estaba muerta y tú has llamado en seguida a una ambulancia. Luego he visto como te acercabas, le has …

ploff plaff

Nadar y nadar hasta llegar a la pared, dar la vuelta y seguir nadando. Los primeros 15 días de las vacaciones se me van a hacer eternos, largos como la piscina (swimming pool en inglés). Ayer noche nos cruzamos con el autobús de la playa, iba iluminado y vacío, yo pensé que volvía de otros veranos. Giulia puso el intermitente , tic tic tic tic tic, ese pulso tan familiar...es curioso, hay algo en su tono de voz que me recuerda al de una amiga de la infancia. Es el inicio de agosto, de repente echo de menos la rutina y eso que aún no han empezado las vacaciones para mí. Soy impaciente, me impacienta el tiempo que aún no ha pasado por el reloj. Veo a Giulia y hace 1000 cosas. Yo no sé qué 999 cosas hacer para llenar el tiempo. En realidad todo serían parches, comodines, cacahuetes, para esperar un poco más entretenida. Mi mamá ya me dice que las personas que se dividen son más listas. Yo me llevo siempre entera, me planto allí como las piedras, ploff plaff. A veces me lanzan con gracia …