Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2007

Nueva agenda deseario

No tengo citas en mi agenda, es un deseario con un montón de pegatinas.

En la cena de nochebuena, la hija de Felicísimo, que a su vez es mi abuela, me contó que llegó a Barcelona en el año 1948 en un tren muy lento que se detenía en todas las estaciones.

Recuerda que desde el tren vio por primera vez el mar. Le pareció tan grande y hermoso como un futuro. El mar no cabía en una sola ventanilla, por eso tuvo que mirar también por las de al lado para poder verlo todo de golpe. Los bañistas agitaban la mano desde la playa y los saludaban al pasar... Miguel el Aviador estaba a su lado, acababan de casarse y sonreía como yo y como mi madre hacemos en algunas fotos porque lo llevamos en la sangre. A Miguel lo llevamos en la sangre. Su pelo castaño oscuro, el viento en la cara y algo más.

Miguel siempre fue joven porque perdió la memoria enseguida.

La primera calle en la que vivieron juntos en Barcelona fue la C/ Verdi. Pero mi madre nació en la C/ de la Fraternitat. Mi abuela trabajaba en…

Regalo para los que pasen por aquí

Click To Play


En mis dos primeras tardes sin exámenes he grabado un villancico. Se llama "Diminuto". Carol Blenk me ayudó con algunos versos clave de la letra. Es un regalo de Navidad. Si os apetece también podéis descargarla.


El clip existe, es bastante tonto, pero así se puede escuchar a través de You Tube:





Si estás bien, Feliz Navidad.
Si estás mal, baila este Vals.




Si te mareas, no mires

Hoy me ha tocado una enfermera veterana. Me ha sacado la sangre de un tirón con una jeringuilla muy grande y ha llenado tres tubos enteros. No he mirado. Pero oía como trasteaba con la jeringuilla y esas cosas que las enfermeras dejan sobre la bandeja plateada. Ese clic clish cloc clis sobre la bandeja es terrorífico, tal vez imaginarlo sea peor que mirar.



Sombra que bebe, sombra que vuelve

Todos los discos parecen navideños en diciembre, sobre todo si son vinilos y suenan xilófonos, vibráfonos o glokenspiels.

El fin de semana se ha hecho muy corto, pero nuestras sombras se han divertido bebiendo un vino impronunciable, un Gwürztraminer. Podría ser una marca de trineo, un pintor expresionista amante de Alma Mahler o una uva alemana.

El amante de Alma fue el pintor Oskar Kokoshka. Alma lo dejó por un escritor de moda. Fue entonces cuando Oskar se hizo un maniquí a tamaño natural con los rasgos de Alma. Cuentan que una noche lo vieron acompañado de la muñeca sin alma en un teatro. Novias de mentira hay unas cuantas. Seguro que después de aquello, a Oskar dejó de gustarle la Navidad.

Aunque lo bueno de la navidad es recuperarla, que vuelva a gustarte. Que los balcones abarrotados de luces no se te caigan encima. Pero a veces no es fácil. Ante todo, evita llorar bajo una mesa.

Esta tarde he enchufado la guitarra eléctrica para componer un villancico. Sofía me está ayudando con …

Bufandas atrapa-secretos

Hoy hace tres años que le dio el infarto a mi padre. Le hemos comprado un pastel de cumpleaños con sabor a limón.

Sofía empezó a tocar el piano imaginario con 6 años. Una de sus piezas preferidas siempre fue el concierto nº1 para piano y orquesta de Tchaikovsky. Hoy ha sonado mientras comíamos y no ha podido evitar empezar a mover los dedos sobre el piano que siempre la acompaña. Me fascina esa habilidad imaginaria, es un punto de libro en mi memoria, ese tipo de detalles inolvidables que Sofía despliega ante mí como una baraja de naipes. Pero no tengo que quedarme con una única carta, no tengo que escoger al azar. Ella me dice: "son todas para ti".

Yo no he sido

Ayer hacía mucho calor en Barcelona. Hoy ha empezado a hacer algo de frío. Me he puesto el abrigo y las gafas oscuras porque el sol no se para.

En la universidad, una compañera nos ha dado unas pastillas para aclarar la voz antes de cantar. A mí me ha dado 4. Me he metido dos en la boca y las otras dos... no sé, han desaparecido de mi mano. Minutos más tarde alguien ha dicho, "mira, pastillas de regaliz en el suelo... ¿quién las ha tirado? seguro que son las de Paola porque están al lado de sus zapatos".

Es verdad, eran mías. Las había tirado a propósito. No sé, a veces también digo mentiras sin venir a cuento. Las pastillas se me han resbalado, las he tirado, que más da... a fin de cuentas dos pastillitas de regaliz no son ningún problema.

Cuando me han descubierto, he chutado las pastillas con fuerza y han salido disparadas. Nos hemos reído un poco.

La escena se parecía un poco a otra de hace unos dieciocho años.

Era verano y celebrábamos una fiesta de cumpleaños en el aparta…

Bailando

En los primeros ensayos del baile de navidad me ha tocado estar en primera fila, pero intentaré retroceder algunas posiciones durante los próximos días por si la tercera palmada no me sale el día de la función, que la tercera siempre me pilla con el pie cambiado, y es curioso como un pie cambiado puede afectar tanto. Mi pie bueno es el izquierdo. Yo tenía que ser zurda pero no sé qué pasó. En el trozo que corremos todos juntos en círculo me temo que vamos a parecer caballos desbocados huyendo de la lluvia.

El otro día hice una lista para mi paraíso ideal. Puse a sofía, a mis perros, libros, música, un cine, un piano, una guitarra, cero partituras, playa y una casa. La visita de tres o cuatro personas concretas de vez en cuando; y alguna que otra fiesta con muchos invitados salidos de la nada pero que no se metieran en mis asuntos. Y se me olvidó poner a mis padres, me pareció raro, así que los añadí al final en rojo, ellos vendrían también de vez en cuando, o podrían vivir en el p…

Si me quivoco

En el parque me sorprendió una lluvia de hojas secas. Me rozó la cara y el abrigo como un contrincante con espada y cicatriz en el pómulo izquierdo. El viento soplaba y la lluvia se hizo más fuerte. Las bailarinas caían girando hacia el suelo. Los tutus se abrían como un paracaídas. Mis perros y yo mirábamos hacia arriba boquiabiertos. Mirad la lluvia de hojas. Mi perro negro quiso perseguirlas todas pero era imposible, cuando tenía una a punto en el hocico, otra caía dos metros más allá. Intentaron ladrar algo pero nada. Yo tampoco supe qué decir.

Nos fuimos a casa. Comimos lentejas y una mandarina. En seguida me puse a trabajar. Por la tarde tengo que aprender todo lo que no sé hacer por la mañana. Un día de estos dejo de hacer equilibrios y si me equivoco, pues me equivoco y no pasa nada.

Temas que no importan

Hacía tiempo que no me despertaba un sábado en mi habitación. Mi perra rubia se está convirtiendo en un plumero con patas. Salta de sofá en sofá, no se le ven los ojos, le muerde las orejas a mi perro negro. Él se pone tripa arriba y se deja morder. Hablar de perros es como hablar de sueños, es algo que sólo interesa al dueño de los sueños o de los perros, en este caso dueña, y a quién está enamorado/a de la/el dueña/o de los perros o los sueños.

Con todo el día libre por delante he aprovechado para hacer cosas de chicas y me he teñido el pelo. Si tuviera las uñas largas me las hubiera pintado pero no es el caso, aún así el ejemplo sirve. Podría haber ido a la peluquería pero siempre te tientan con las tijeras para que te lo cortes, y yo ahora lo quiero largo, muy largo, ya me pasa de los hombros más de un palmo. Y estoy orgullosa de ello. Es símbolo de fuerza.

Me he puesto la camiseta de los tintes. Es de color blanco y de propaganda de un torneo de baloncesto. Siempre u…

¿Por dónde voy?

Ochenta y dos cuando voy en coche, ochenta y dos cuando camino hacia la facultad, ochenta y dos cuando me examino de formación instrumental, ochenta y dos si me paseo por el hospital, ochenta y dos cuando me miro en el espejo, ochenta y dos mientras me ducho, ochenta y dos cuando cierro los ojos, ochenta dos mientras paseo a mis perros, ochenta y dos, ochenta y dos, ochenta y dos.


Estoy leyendo La niña del faro de Jeanette Winterson. Me gusta tanto que he decidido prescindir del punto de libro, así tengo que memorizar durante todo el día el número de página por el que voy. Ochenta y dos, ochenta y dos, ochenta y dos. Es el misterio en el que ando pensando cuando pongo cara de andar pensando.

Vivía en una casa sobre la pendiente de un acantilado. Había que clavar las sillas al suelo y jamás podíamos comer espaguetis. Comíamos cosas que se quedaran pegadas al plato: pastel de carne con patatas, gulash, risotto, huevos revueltos. Una vez intentamos comer guisantes. Menudo desastre. Duran…

Sin cuerda

Es un poco tarde, hoy no he tenido ni un ratito para perder el tiempo. En cualquier caso, mejor eso que pasarme la tarde viendo como las horas se me echan encima como un jugador de rugby.

Eso sí, eso no, no me quito de la cabeza al vigilante de la biblioteca a la que fuimos el sábado.

Cuando faltaban diez minutos para cerrar pusieron una canción para que los usuarios decidiéramos de una puñetera vez qué libro queríamos llevarnos. Es algo habitual. El otro día sonó "New York, New York", la de Frank Sinatra. Y la verdad es que a todos nos han afectado bastante las películas. El guarda de seguridad se puso a bailar alzando las piernas y alternando el paso con algo de claqué. También cantaba y sonreía a las bibliotecarias. Aprovechando el despiste del vigilante, una avalancha de nieve, digo de usuarios, atracaba las estanterías de novelas, sobre todo los estantes de la M a la O, y las de dvd's. A nadie parecía importarle en absoluto tal desbarajuste, todos estábamo…

En busca de la perfección

La verdad es que es muy difícil conseguir un blog blanco. Lo seguiré intentando.

Me he saltado la clase de piano. Últimamente me siento acorralada por la música. Ella y yo en el ring de boxeo. Pero hoy le he dado plantón... y ya sabemos como se pone cuando la dejas tirada.

Eureka!

El sábado me llamó mi madre. Me dijo que volvía a dolerle el hueso dónde antes estaban las tres muelas incrustadas. Hoy a las ocho he entrado en casa y ella ya estaba en la cama. Qué diferente es ahora mi madre, podría decir, pero me equivocaría. Es la misma persona que ordenaba a los coches que nos dejaran pasar. Era un juego de mi madre, de cuando me llevaba al colegio y había mucho tráfico en Barcelona. En los cruces ella pronunciaba unas palabras mágicas y los demás conductores se paraban y dejaban que nuestro coche pasara primero. Yo creía en sus poderes ciegamente. Ahora soy yo quién le hace el juego a Sofía. En los cruces que tengo preferencia ordeno a los demás coches que nos dejen pasar. Ella hace ver que se lo cree y todos contentos.

Los trucos de mi madre eran variados. Por ejemplo, estaban los poderes que convertían cualquier playa en el mejor lugar del mundo para pasar el mediodía. Sobre todo a finales de junio, cuando yo ya tenía vacaciones y ella me llevaba en coche …

Quiero Mero

Este post también se puede escuchar. Archivado en el podcast.



Video thumbnail. Clicktoplay." src="http://blip.tv/file/get/Paolavaggio-Podcast38QuieroMero601.mp3.jpg" title="Click to play" border="0">
ClickToPlay
Mi madre sigue nostálgica de sus muelas. Turrón de almendras, maíz tostado, cerezas, huesos de pollo.

Hoy le he hecho la compra en la pescadería. El único problema es que a mí en estos sitios no suelen hacerme caso, o esa es mi impresión. No sé que debió pasarme en el patio del colegio. Siempre me ha costado muchísimo pedir la tanda, imponerme en la cola. En la pescadería, como en el psicólogo, en la psiquiatra, en la fisioterapeuta o en la frutería, no me hacen caso. Todos son lo mismo.

He leído los cartelitos para asegurarme de lo que pedía, los peces desnudos son todos iguales, excepto las sepias y el marisco. Quiero mero. Quiero mero. Quiero mero, he repetido tres veces en mi cabeza y en silencio, hasta que me he decidido y en voz alta he …

Trucos

A mi madre le han sacado tres muelas, apenas puede comer y hoy se ha pasado casi todo el día mustia, como una flor de invernadero. Eso me ha hecho pensar en las cosas que nos quitan, las que nos arrebatan sin permiso o las que simplemente nos dejamos arrebatar. Hay personas y cosas que son como las muelas, que te las quitan y las echas de menos unos días, porque te duele el hueco que han dejado, pero luego es un alivio. Un verdadero alivio, no te servían de nada. Mejor desprenderse de ellas.

He imaginado a Sofía en su trabajo, hablando con los que la rodean, haciéndose la seria y la formal. Y luego he vuelto a pensar en el tema de las muelas. No quiero que me la quiten, desprenderme de ella me parece algo tan trágico como un huracán en mi cocina. Muelas necesarias, muelas innecesarias.

Me he sentado al piano con los ojos fijos en las partituras. Debo repetir los ejercicios 21 veces. Me lo recuerda Sofía, que quiere que sea disciplinada. Pero entonces me sale el lado salvaje, me levanto …

Qué rabia da amar

Amo tu casa. El pasillo porque es cortito y aún así enciendo la luz, la habitación donde dejo mi ropa todo el fin de semana, la cocina, el balcón, el lavadero con la caldera rugiendo, el cuarto de baño, el comedor con los cuadros apoyados en el suelo, la habitación con la cama que siempre llega a la meta. Amo tu ropa. Los vaqueros gastados, las camisetas, las blusas, la cazadora marrón, los zapatos, tus braguitas tan pequeñas, el pijama. Amo las cosas que tocas. La toalla, los cojines, la almohada, las sábanas, la manta. Amo todo lo que cocinas, me parecen supremos tus bikinis, tus macarrones y tu salmón. Amo desayunar contigo, las tostadas, el café, la música, sin periódicos. Amo tu trabajo, tu maletín, tus bolígrafos. Amo tu cuerpo y mirar como te mueves. Amo comer contigo con la televisión apagada y hablando de cosas que no entiende la otra gente. Amo sentirme así de exclusiva. Amo salir de noche contigo, bailar canciones ridículas, que bebas, que te marees en el coche, volver…

Dedicado a C.B

Todos echamos de menos el frío.
Las chicas sudan bajo sus abrigos nuevos,
rezan por las noches para que haya un cambio de tiempo
y sueñan con armarios llenos de guantes, gorros y bufandas.

Hace poco estuvimos en un hotel donde tienen contratado a un señor que únicamente se encarga del clima. Pasa las noches en vela vigilando el cielo. El jacuzzi del terrado se convierte entonces en una estación meteorológica. Nosotras lo descubrimos por casualidad cuando subimos a fumar un cigarrillo como dos fugitivas.

Allí estaba, rodeado de termómetros, barómetros,
pluvímetros y veletas.
El señor del tiempo pasa la madrugada recitando versos de Gil de Biedma,
deseando que el el frío vuelva a lamer su sien
para sentirse así menos desdichado.

Por la mañana, a eso de las ocho,
acaba su turno.
Recoge los bártulos y se dirige a recepción.
Allí le dan 20 cartulinas redondas con cuatro símbolos dibujados:
un sol, una nube, lluvia y una estrella de nieve.
Con un rotulador marca la previsión que ha calculado durante…

perros imaginarios

Ayer estuve tocando el piano toda la mañana hasta el mediodía y practiqué los ejercicios que me da la profesora en la escuela. A menudo me canso, me cabreo con las partituras y les doy la vuelta, las castigo. Luego toco lo que me da la gana para que me oigan y se retuerzan los pentagramas. Pero este año trato de ser disciplinada y repetir 21 veces los ejercicios, que es la regla de oro de mi profesora de percusión. A su vez, tal regla de oro se la traspasó a ella un profesor, y quién sabe hasta donde llega la cadena. Lo cierto es que he estado calculando y tal vez con 50 años pueda considerarme pianista privada, como las investigadoras. Tendré una carpeta llena de partituras y las sabré tocar todas. Me sentaré en la banqueta, aclararé la voz, me sumergiré en mi mundo pianístico, lleno de algas, edificios del siglo XVIII, rinocerontes, recuerdos de vacaciones, zapatos, trenes con grandes focos de luz que cruzan un puente... rondándote, mientras tú lees . Lo cierto es que estudiar…

SE INICIA EL 5º AÑO DEL BLOG

Uno de los agentes de Kimi Raikkonen me ha escrito un mail en finlandés agradeciéndome la buena suerte que le ha dado mi canción, ya que finalmente, y contra todo pronóstico, ha sido Campeón del Mundo de la Fórmula 1. Hamilton está muy enfadado porque ha perdido en el último momento, y además la tintorería le ha estropeado la última chaqueta que usó en China.

Vuelvo a postear la canción, usando otro servidor ya que podomatic me ha dañado todos los archivos. Ahora estoy montando otro podcast pero primero tengo que subir los mp3.

El blog cumple 4 años enteros. Pronto echará a correr y no nos daremos cuenta. Tras estos cuatro largos años confirmo que sirve par ligar.

Y de nuevo la canción afortunada...




Click To Play

Quién podía imaginar lo que nos iba a deparar ...Un concierto fugaz... un concierto fugaaaaaz

momento del concierto de ChristinaRosenvinge & nacho vegas, sala apolo, 19/X/07


Cuando ChristinaRosenvinge parezca mayor se acabará el mundo y ya no habrá remedio.

El concierto en el Apolo fue "fatal" para nuestros bolsillos, mucho más que el verano, porque para verla una hora, si llegó, nos gastamos 60 euros. Con ese dinero nos podríamos haber comprado todos los discos que nos faltan originales. Christina estaba indispuesta por afonía, así que no podía cantar demasiado, además le habían perdido la maleta en el aeropuerto. Se la llevaron en brazos del escenario como a las novias. En cualquier caso... valió la pena oírla cantar una estrofa de Teresa.

Yo también me mareé y me puse pálida, no sé si de la emoción adolescente o del calor. Por ese motivo me perdí dos canciones y me paseé en sujetador por el lavabo mientras CarolBlenk me mojaba el cuello con agua.

Un verano fatal...un concierto fugaz... aaaahaahhh




abrigo azul

Creo que me gusta más el otoño tradicional. El de la manga larga. Tengo tantas ganas de ver a Sofía con su abrigo puesto. Todo viene de la tercera vez que nos vimos.

Recuerdo que llamé al interfono de su casa y dije que era "yo", "yo, paola vaggio". Es tan existencial el interfono. Subí por las escaleras, porque vive en un primero, y cuando llegué al rellano estaba en la puerta esperándome. Yo entré en la casa como cuando no se tiene mucha confianza, te das dos besos, sonríes, y te quedas en el recibidor hasta que te dan paso.

El lugar me gustó. Pensé que todo era muy a juego con ella, los cuadros en el suelo apoyados en la pared, las fotos de Marilyn, el parquet reluciente, los cd's puestos en escalera. Y el jarrón lleno de piedras verdes. Entré en la habitación a dejar mi chaqueta -era nueva, la estrenaba ese día- y miré hacia la cama. La verdad es que pensé que yo iba a estar en esa cama con aquella chica un día u otro y le sonreí a Lennon, que…

Me gusta improvisar contigo

Hoy me he sentido en paz. He asumido una hecho pendiente de catalogación. La etiqueta ganadora ha sido "derrota". Esa es mi lógica aplastante de hoy, por supuesto he eliminado matices para no liarme. La lógica aplastante es así, si esto lo otro y punto. Las lógicas mal implementadas nos llevan al bucle. Así que... me siento muy feliz. He llamado a mi antiguo ejército, qué tal estáis chavalotes, y les he comunicado que sí, que efectivamente perdimos, que ya pueden dejar de beber y de ir al psicólogo, pero les he recordado que tenemos un no defecto muy particular del que debemos sentirnos orgullosos y el cual nos reporta muchas alegrías. Venga, Valientes.

Me gustaría hablar de Nueva York o Singapur, que parecen lugares para hablar, pero no va a ser así.

Me encanta el sepulcro de Pere el Gran, en el Monasterio de SantesCreus, porque es una gran bañera, una gran bañera de bañarse! de pórfido morado, el color de los emperadores. Como Pere El Gran murió joven, tuvieron que improvis…

qué raro es todo

Nadie nos entiende. Tenemos el síndrome adolescente tardío. Necesito muchas horas de cine. Caminar con las manos en los bolsillos para tener lo mismo que pierdo. Debería tocar más la guitarra y menos la flauta. A partir de mañana voy a quedarme en blanco cuando no sepa que decir.
Esta canción no. Esta tampoco. Esta sí. Veo a Clara que camina junto a la profesora. Hace un par de semanas le pregunté extrañada:
- ¿por qué te has matriculado en esa asignatura? Me han dicho que es bastante aburrida.
- Bueno, es que me encanta la profesora. No es como parece en clase.

Esta mañana iban paseando por el campus ella y la profesora. Hablaban y movían las manos. Clara parecía tan feliz que me he puesto a cantar por ella. Creo que no caminaban por la universidad, creo que estaban en otra parte.

Me he metido en el coche y me he ido. No sabría como definir el día de hoy.

Consejos para el flautista

Un buen flautista debe saber soplar con precisión, ser capaz de situarse frente a una vela y lanzar el aire en su justa medida hasta conseguir que baile la llama. Pero jamás, jamás, jamás dejará que se apague. Si eso sucede significará que ha soplado demasiado y que todos sus esfuerzos han sido en vano. Se quedará a oscuras.

Me pregunto si lo estaré haciendo bien contigo.


El domingo es mi cumpleaños

Estoy tan nerviosa. Qué será, será... "Estático y estético". Las dos únicas pistas que tengo.

El otro día se me rompió el único anillo que me he comprado en la vida, se cayó al suelo y un mini amarillo hizo diana y pasó justo por encima. Sofía me dijo que eso era algo significativo. La de la tienda de anillos se emocionó cuando se lo dije. "Es que es mi primer anillo". Inmediatamente, para estar a la altura del acontecimiento, la mujer se metió en la trastienda y salió con un vestido negro, los labios pintados de rojo y una copa de vino. "Algo así merece un poco de celebración", dijo. De todos modos, el anillo no me ha durado ni un mes. Una lástima. Pero la verdad es que no era un anillo importante. El primero nunca importa tanto como el último.

bonus

Me gusta que se acuerden de mí si ven a Elvis en una moto, como le ocurrió a quién me envió esta fotografía.



O si encuentran un comic de aviadores y espías hecho añicos en el suelo un domingo en el Rastro. Que hay cosas que la gente no quiere.




Creo que si se acuerdan de ti te dan vidas extras. Así que gracias por los bonus, espero saber usarlos sin caer en trampas de malos.

Me he presentado a un concurso de Podcasts. No es por el premio es por participar. He presentado 3:

- "La colchoneta". Es una versión del que ya colgué en mi poscast porque usaba una canción de fondo que no era mía, concretamente era de la bso de Rebeca, por eso he compuesto una melodía para que sirva de fondo musical a la película imaginaria que nos dice que lo siguiente que sucederá será extraordinario. Todo lo demás sigue más o menos igual.

- "Si yo fuera piloto". Lo he presentado porque no es exactamente una canción, es un post cantando, aunque eso no lo he podido especificar. Pero bueno, d…

entre aquellas nubes vislumbraste la estrella polar

El séptimo día los cimientos del edificio se llenan de música. He aprendido a hacer truchas con jamón. Primero se tienen que bañar en leche durante dos horas.
A veces me comporto como si fuera una estúpida. Conduciendo, he echado de menos la luz lunar de aquella tarde y la lluvia en la plaza. Los días fríos de diciembre pero tan alegres en la calle. El mapa que me devolvió el mundo también indicaba la lluvia y el rayo. El frankfurt. La parca de color azul. Jamás comeré en pijama, jamás. Qué lejos me he ido, parece que desde aquí puedo ver como apareces por primera vez en un paso de cebra. En realidad, las piedras que lanzo son todas para mí.

Algunas veces pensaba que no se habían querido nunca hasta que descubrí las cartas que se escribían en el año 63.

Pero la sombra de los gigantes nos tiende la mano.

Sobre Cristina Peri Rossi

Publicado el 4/10 en El Periódico:

"El director de Catalunya Ràdio, Oleguer Sarsanedas, pidió ayer disculpas a la escritora uruguaya Cristina Peri Rossi y le ofreció volver a colaborar en la emisora. Peri Rossi había sido despedida días atrás como colaboradora del programa Una nit a la Terra porque no habla en catalán, sino en castellano. La escritora denunció ser víctima de persecución lingüística y el caso llegó ayer al Parlament, donde el líder de Ciutadans, Albert Rivera, acusó al presidente catalán, José Montilla, de iniciar una "limpieza lingüística" en los medios de comunicación de la Generalitat. Peri Rossi no le dio ayer una respuesta concluyente a Sarsanedas. Su conversación fue telefónica y breve; una primera toma de contacto, según fuentes conocedoras de la conversación. Ambos quedaron en reunirse esta misma semana para que Sarsanedas concretase la oferta de reincorporación. El director de Catalunya Ràdio no tendrá inconveniente en que la escritora elija otro…

Tengo posibilidades

Hoy he ido a mi antiguo instituto a solicitar el certificado de nivel c de catalán porque tal vez lo necesite algún día, y de paso he recogido a mi prima de doce años que ha empezado este año. Lo he visto todo más pequeño, es curioso como con los años lo que antes veías muy grande se va volviendo pequeño, como si te alcanzara una miopía por dentro con letras muy pequeñas e imposibles de leer.

En conserjería, la secretaria estaba hablando por teléfono -por el tono, con una amiga-, ha tapado el auricular y me ha preguntado "Qué querías?". Cuando se lo he dicho ha pegado un grito, "Estherrr" y ha venido la tal Esther. Me ha dicho que tenía que llevarle el libro de escolaridad de Primaria o de Educación General Básica en mi caso, para verificar que también había estudiado catalán en el colegio y no sólo en el instituto.

Luego he dado una vuelta por los pasillos y he entrado en el lavabo para ver si todo seguía igual. Ha venido una mujer y me ha preguntado que si busca…

naranja y de plástico

Al gigante en miniatura de corazón naranja le encanta mover las caderas y levantar los brazos hacia el techo.

Ya no voy en metro y me alegro, ahora me levanto a la hora que antes empezaba a trabajar. Paso por el parque después de las ocho. Hace 5 meses me preguntaba: ¿cómo será el parque después de las 8? Ahora ya lo sé. A las nueve menos cuarto lo cruza un ejército de niños y mochilas. Como hormigas llevando migas de pan. Y pasadas las nueve vuelven el silencio y las incógnitas.

Me estoy acostumbrando a llegar media hora antes al campus, he descubierto un banco muy tranquilo en el que me siento a ensayar con las baquetas. Es uno de los mejores momentos del día. La ciudad queda a mis pies, toco los áticos con la punta del zapato y alargo la mano para rozar la línea del mar. Me parece un lugar magnífico, que sobrevive a la rutina de todos. Si le haces una foto, el sol sale lila. Esta debe ser la señal que indica que se trata de un lugar fuera de lo común.
En la clase de danza …

Bravo!

He pasado la noche en casa de Sofía y me ha ayudado a trazar un acuerdo de reconciliación con mi cama, el armario, las cortinas. Todo lo demás lo tengo en el estudio. Me ha sugerido que me plantara en mi habitación con un regalo y no con botas de leñador. Sofía se ha encargado personalmente de escogerlo y me lo ha dado envuelto con un papel muy bonito de color verde. Cuando he llegado a casa, he subido las escaleras y me he ido derechita a la habitación. Me he sentado en la cama, le he dado unas palmaditas a la almohada y he abierto el paquete. Es un libro, "Elvis, corazón solitario" de Javier Márquez. Creo que le ha hecho mucha ilusión, las cortinas han suspirado con la brisa de la noche y la cama se ha puesto para soñar. Luego he visto mis calcetines en el suelo y he pensado que sí, que aquel espacio me correspondía al 100%.

Además, este fin de semana Sofía me ha deleitado con uno de sus conciertos en piano imaginario. Lo toca tan bien, lástima que tuviera que abandonar l…

blanco blanco blanco blanco blanco

Dedico el sábado a hacer deberes de armonia, qué asco, qué antimusical, y a esperar que llegue la noche para estar contigo. Me has dicho que tenemos que hacer el mundo en 6 días para poder descansar juntas el domingo. Por suerte ya son las siete y si me descuido voy a hacer tarde. Esta semana he tenido unas pesadillas horribles y creo que la solución es cambiar mi habitación, arrancar el papel de la pared y romper el armario a hachazos, pintarlo todo de blanco puro y radiante, que nada me recuerde a aquello. Tengo que depurar mis horas de sueño y cambiar mi número de teléfono. Hoy estoy un poco triste, debe ser octubre que ya viene. Me apetece ir a madrid unos días. No me gusta mi habitación, ¿tan difícil es entender eso?

se busca sangre perdida

Cuando el cantante, la cantante, el grupo, el actor, la actriz, la artista, el fotógrafo, la diseñadora, la escritora, el poeta, etc... al que admiras tiene la misma edad que tú quiere decir que empiezas a ser mayor. Atrás quedan aquellos años para ser un ídolo y una estrella del rock.

He ido a buscar los resultados de un análisis pero no han podido hacerme una de las pruebas que necesitaba porque han perdido mis tubitos de sangre. Mi doctora estaba de vacaciones y me ha atentido un doctor muy amable pero que no abría la boca para hablar y era bastante dificil entenderle.

Me he pasado la mañana ordenando y clasificiando papeles. Los he archivado por temas dentro de una carpeta en la que he escrito: carpeta con cosas semi-importantes. Primero iba a escribir "cosas importantes" a secas, pero luego he pensado que unas cuantas facturas, garantías, contratos de trabajo, papeleo de médicos, lo del inem, un par de planos del metro de madrid y un contrato de alquiler tampoco e…

2 territorios

Únicamente tengo un amigo en la universidad, los demás hacen otro turno o ya han acabado. Pero es un gran compañero, fue capaz de enviarme todos los apuntes de una asignatura escaneados a mi email. Y me abre la puerta para que pase primero, al contrario de lo que piensan muchas chicas me parece un gesto bonito. Hoy se me ha caído el estuche en clase y se ha tirado al suelo, literal, a recogérmelo. Tal vez es que tengo pocos amigos y los que se tiran al suelo me parecen lo más.

Esta mañana, mientras desayunaba entre clase y clase, he pensado que la facultad seguía siendo una gran campana de cristal para vagar y estar sola. Antes me entretenía atándome los cordones de los zapatos pero como ahora llevo tiras de velcro, ni eso. Se parece tan poco a mi primera universidad, cuando siempre estaba acompañada de cris, rose, tere, joan...

Tengo dos territorios: uno en el que me siento muy feliz y otro en el que echo terriblemente de menos situaciones, personas, momentos que ya no pueden volver. L…

Si tú fueras piloto

[este post también se puede escuchar en versión *canción desde mi podcast]


Si tú fueras piloto de Fórmula 1 serías Räikkönen, el poeta de la velocidad, el solitario, el de la mirada clara; Alonso es el pasional y el del corazón rojo, el que la sigue y la consigue; Hamilton y Massa los únicos que se ponen la chaqueta limpia para salir en la foto.

Nuestro coche siempre llega a la meta. Me levanto felizmente mareada y dando tumbos por el pasillo. Queda menos de un mes para cumplir 29. Tú me llevas 5 años, por eso cuando te enfadas lo haces con 5 años de ventaja y cuando me quieres son 5 años más de amor.

Yo sería uno esos pilotos que siempre van a la cola pero que en cada curva sueñan con ganar, los que se perfuman por si ese día consiguen la victoria, y los que dan patadas al aire cuando se les estropea el coche en lo mejor de la carrera. En casa nos gusta subirnos a una silla cuando no nos ve nadie y agitar una botella de champán para ensayar el podio. Cuando cruzamos la línea de…

descuelga

Se puede escuchar [descuelga.mp3]


A menudo pasamos por la avenida del tibidabo en coche. Entonces, yo siempre saco la mano por la ventanilla y le digo a Sofía "aquí empecé a escribir..." Para hacer tiempo, para no dormirme, para acompañar la pasta de chocolate, para hablar con alguien que se dejaba rascar con la mina del lápiz, para explicarme. No sólo escribía allí, también en otra calle cercana donde un par de años después una chica me cantaría una sola palabra. Me acuerdo de ella más veces de las que quisiera, más que nada por comodidad emocional. Fue un tiempo intermitente, un tiempo para salir adelante, a mí aún no me había devorado el odio ninguna vez y jamás había insultado a nadie más de dos veces seguidas, tampoco había destrozado sillas a patadas ni se habían deshecho las paredes en mis ojos. Yo era de otra manera. Luego me convertí en una caja llena de copas de cristal. A veces me da miedo volver a sentirme tan sola como entonces. No debería escribir esto.

Me g…

adiós isla

Desayuné en Formentera, comí en Ibiza y cené en Barcelona. Es la llamada dieta mediterránea. Vuelta a casa. Ha sido un verano muy largo, lleno de vacaciones. El último día intenté nadarlo todo pero acabé muy cansada, suplicándole a los peces y murmurando "me rindo, me rindo, me rindo" bajo el agua.

6º día en formentera

Esta fotografía se parece mucho a otra que hice a principios de agosto. Sus colores me recuerdan que tus ojos son como el mar.
Toni ya ha arreglado el ordenador y no tenemos que salir a buscar ningún ciber café. Toni es camarero y trabaja de mayo a octubre. Precisamente me encontré con un camarero en la cola para sacar los billetes del barco. Trabajaba en el bar de al lado de mi antiguo trabajo, enfrente de la parada del metro. Lo reconocí por la voz, luego me fijé en su cara y era él. Qué curioso encontrármelo en un lugar tan luminoso, aquella cafetería siempre me pareció muy encerrada, sin ventanas. Solíamos hablar, a veces me invitaba a fumar. Pero no le saludé en el puerto, no me apetecía mezclar las mañanas grises de invierno con éstas.

Un perro vino a bañarse a la playa. Iba con una chica morena. Yo me fijé en el perro y le dije "bis bisss" y la chica me preguntó " ¿hablas español?". Ella era alemana. Iba con un porta documentos de piel y con zapatos de calle.…

4º DÍA EN FORMENTERA

Es que ayer descubrí donde está el cibercafé.

Estoy leyendo "delicioso suicidio en grupo". El Faro de La Mola tiene un acantilado ideal para un suicidio colectivo. La playa del hotel está al lado de Es caló des mort, siguiendo con el tema. Pero es un lugar precioso.

Ayer estuve en Illetes que está plagado de motos. Me gusta más esta playa, no hay gente, tiene olas, es más salvaje y el agua es marquesa igual, digo turquesa.

Ayer estuve en el agujero.

La solución de ayer era: Cuello de la camisa levantado.

instrucciones para hacer un barco

El capitán John Paper me dijo que era muy fácil construirlo si seguía bien las insinsins instrucciones -vuelvo a tartamudear como de adolescente- Pero la verdad es que llevo desde ayer y me e e e e estoy haciendo un lílilili lío. Espero que aguante tototo toda la noche, por si acaso sacaré un par d d d de cosas de la maleta no vaya a ser q qu que... "eso".

las 4 estaciones

No logro convencerla.
A mi perra albina.
Que sigue queriendo tomar hasta el último rayo de sol que se estrella en el suelo del patio.
A veces se encariña con una piedra de las miles que hay en el jardín y la esconde tras el níspero.
Sacos y sacos de piedras blancas.
En invierno parece nieve y en verano sal.

Fui a comprar ropa con mi prima de 12 años. Es difícil encontrar vaqueros blancos de cara al otoño, le dije yo, porque ahora todo es de color marrón y oscuro. Ella me contestó que no entendía por qué, ya que el blanco es el color del cielo en invierno. Tiene razón. Acaba de llegar de Ibiza, tiene una tía hippie allí, y la acompaña a vender collares y camisetas en el mercadillo. El negocio va muy bien. En verano la gente compra muchas camisetas pintadas a mano y se hacen un montón de trenzas absurdas en el pelo.
Sofía se ha ido unos días y me ha dejado su guitarra eléctrica de prenda y el exquisito libro de poemas: "Usted" de Almudena Guzmán. De algunos versos sale una fl…

visiones

En mi sangre van a encontrar mucho de ti,
en mi sangre roja.

Tengo ganas de que llegue mañana porque voy a ir al cine contigo y vamos a cenar palomitas de maiz. Te acariciaré la mano en la oscuridad y beberé un sorbito de agua.

Desde Formentera te escribiré cartas con los ojos para que en un abrir y cerrar puedas leerlas.

En las pescaderías venden peces para que nos los comamos y las almejas se mueven solas porque estan vivas. A los peces los ponen a dormir encima de hojas de col porque así se sueña mejor eternamente.

Mi perra albina, tras unos días de lluvia, hoy, por fin, ha podido tomar el sol. Mi perro negro está muy contento porque ya no hay tormenta.

Cuando tengo miedo sólo me apetece estar debajo de tu ala.

vaca-acciones

Yo estuve allí, como los astronautas en la luna. ¿Pero sabes una cosa? es imposible nadarlo todo de una vez. Aunque te lleves el bocadillo y no te rindas ni al mediodía. Melocotones. Fruta variada. No hay brazadas suficientes para el mar. Sofía lanzó una mirada, batió el iris y las pupilas, y puso el color del agua.
Intenté hacer una jayma con mi pareo y dos palos que encontré en la arena. Requiere la paciencia de quién escribe una enciclopedia, el poder de concentración de un botánico en la selva, un poco de suerte. O el viento a favor. No lo logré, creo que fue un problema de infraestructura, de exceso de imaginación tal vez.

interminable

No hay nadie en tu ciudad. Conduzco y todos los semáforos de la avenida están en verde. Se han ido lo perros, los niños, y las pastelerías hacen un horario especial de verano. No hay que reservar en los restaurantes. El videoclub que no cierra nunca... está abierto. Ya me he ido de vacaciones dos veces y he vuelto, ya tengo un cd entero de fotos en la playa, y aún así, agosto no se acaba. Ayer estuve bailando en mi habitación, es donde se baila mejor.

Pocos saben que

Un borracho está sentado en el porche de una de esas casas para pobres construidas con la peor madera de Missisipi. El borracho sostiene una botella vacía en su mano izquierda, y aunque no lo parezca, está esperando a que nazca su primer nieto. Es una noche importante. Su hijo Vernon de 17 años ha dejado embarazada a una guapa mujer de sangre cherokee.

A las cuatro de la madrugada, después del silencio: un grito. El borracho deja caer la botella y entra en la casa tambaleándose. Baja la luz del quinqué y se acerca al recién nacido. Le acaricia la barriguita y le dedica arrumacos con sus manos temblorosas. Vernon, el padre de la criatura, se levanta demasiado triste para estar furioso...

- Apártese padre. ¿Es que no se da cuenta? El niño ha nacido muerto... Mi bebé está muerto...

Vernon se echa a llorar como un león vencido.

El médico que asiste el parto despide la fúnebre función guardando su instrumental en el maletín. La comadrona limpia con paños en agua caliente a la mujer que acaba d…

frases sueltas

mis chanclas solitarias en la cala de los millonetis



Mi perro negro tiene dolor de barriga. Le acabo de hacer arroz blanco.

Dejé una carta escrita con la mano izquierda en el cajón de la mesita de noche. Era de agradecimiento y también era un poco de amor. Era para mis padres.

Cuando llegué a casa el buzón estaba lleno. Tuve que coger las cartas con unas pinzas de barbacoa porque no encontraba las llaves. En una de las cartas, encontré cinco vales recortados para el sorteo del viaje a graceland y unas líneas escritas en bolígrafo azul. Una única participante y una única ganadora.

La primera vez que hablé con Sofía por teléfono una ballena apareció varada a la altura de Londres. Meses más tarde, me confesó que no quería que me emborrachara esa noche. Yo llevaba puestas mis botas y di muchas vueltas en círculo por la habitación. Tras colgar, me hice un colacao.

Me voy a otra parte un par de semanas más.

Desde aquí

El aire me ha despertado agitando los porticones de madera. Esta madrugada, el viento ha barrido estrellas, bikinis y toallas. He encontrado una colchoneta de colores en el jardincillo de en frente. ¿De quién será? El periódico que se quedó ayer noche encima de la mesa de la terraza ha amanecido en el suelo con las hojas desordenadas: Los deportes primero y las noticias internacionales al final. Eran las 8 de la mañana. Ha pasado el portero, el Sr. Juan, silbando una canción que sólo él conoce y por eso la silba tan bien. En días de viento no barre, sería inútil hacerlo porque la lluvia de pinaza seca es continua. Ayer vi una ardilla y ante ayer una cría de murciélago. Un murciélago bebé que se ha caído de un nido. He saludado al Sr. Juan y le he dado los buenos días. Él me ha devuelto unos cuantos para que no sea infeliz. Estoy siguiendo el horario de verano a rajatabla. Sólo me lo salto por las tardes. Estos días bajo a la playa muy temprano. Estoy sola. Mi toalla es la única. Es un …

música para regar plantas

chica sin hogar_1 (versión eléctrica)

Esta canción se la regalé a Sofía por su cumpleaños. La grabé con la guitarra eléctrica que le regalé. Antes de dársela quise tocarla un poco para probarla. Quería dejar constancia de sus primeras notas, como la foto de una niña que da sus primeros pasos. Es la primera canción que grabo con batería y guitarra eléctrica. La letra es algo posesiva pero a ella le gusta. Le gusta mucho.

chica sin hogar_2. mp3 (versión acústica)


No soy paciente, quiero hacer las cosas rápido, tal como salen. La primera versión de la canción apenas la había ensayado y ya la grabé, fue casi una improvisación, pero es que tenía ganas de de tenerla. Más tarde, pasadas dos semanas de la primera versión, grabé esta otra con la guitarra acústica sin pensarlo demasiado tampoco. Le añadí un puente para introducir las estrofas, algunos coros de los que me gustan a mí y le cambié el tono.

inicio de las vacaciones

[Este post también es un audio-post. Leer en la pantalla sube las dioptrías. Se puede escuchar desde mi podcast.]


Se acabaron los paseos hacia el trabajo con una orquesta en los tímpanos marcando el paso.

Se acabó meterse en las tripas del metro cada mañana. No pienses cosas tristes en el metro, nada tiene demasiado brillo, excepto la gente que va en el otro tren. Los que van en el tren que se cruza tienen mejor cara. Valientes los que llegamos al final de la línea, hasta el final llegan pocos, ¿será por algo? Y se acabaron los bailes en el vagón cuando estaba vacío. Ya lo he dicho antes, hasta el final resisten unos pocos.

Se acabó el sueño, el sueño de de tumbarse en el césped toda la mañana y mandar un clon a la oficina. Se acabó el desayuno a las 11. Fui muchas veces al mismo bar. Pero ya hace años de eso. Se acabó lo de cruzar por el mercado. Qué será del chico de la carnicería. No pude despedirme, es lo que tiene tomarle cariño a los extraños, te quedas con las ganas de decirles ad…